jueves, 1 de febrero de 2018

Ravenloft, escenario de campaña

Revisando otros juegos de rol más antiguos, para no solo tratar novedades que ciertamente se tratan en más ocasiones en muchos medios, me he dado cuenta que me he dejado sin reseñar una de las ambientaciones más clásicas y reconocidas dentro de los universos creados para Dungeons and Dragons.


Creado en primer lugar como un módulo de aventuras, el éxito de Ravenloft hizo que acabara convirtiéndose en toda una completa ambientación, una de las que más material reúne (al menos en inglés) y aun hoy día sigue, incombustible, aguantando el paso del tiempo ya sea en forma de juegos de tablero o de campañas jugables. La más recordada de estas ediciones es la caja creada para la segunda edición de Dungeons and Dragons en formato caja, siguiendo la línea de otras como Reinos Olvidados o Dark Sun.



El contenido de la caja incluye:
  • Reino del Terror.
  • Dominio y Residentes.
  • Pantalla para el Master.
  • 2 mapas de gran formato.
  • Mazo de Tarokka.

El primer libro que se encuentra en la caja es Reino del Terror, el principal libro de reglas de la ambientación, está encuadernado en tapa blanda, ilustrado y con interior en blanco y negro, y cuenta con 160 páginas numeradas. Este manual, dividido en diez apartados, trata de las consideraciones concretas de dirigir una campaña en esta ambientación de terror, que no trata tanto de un horror de tipo más gore, sino que mantiene el estilo gótico y original de las más tradicionales novelas decimonónicas y góticas, aunque dentro de este mundo existen los más variados niveles de tecnología que incluyen también a estadios más antiguos o posteriores a lo típicamente medieval. 


Junto a estas consideraciones, se incluyen las mecánicas para crear personajes para esta ambientación, así como conjuros específicos, un bestiario, equipo y otra información de utilidad tanto para el Master como para los jugadores.


Complementando a este libro, Dominios y Residentes, igualmente encuadernado en tapa blanda, ilustrado con interior en blanco y negro, y con 128 páginas numeradas, pasa a presentar los Dominios del Núcleo, que conforman las principales naciones de este mundo y donde se desarrollarán la mayoría de las crónicas. También incluye información sobre las islas repartidas por el lugar, de las que posteriores ediciones hace menos mención. 


También incluye un práctico quién es quién con los personajes más relevantes que pueden aparecer durante una crónica, especialmente relevantes son los señores de los distintos dominios, los verdaderos cerebros tras la mayoría de maquinaciones y planes que se cuecen en los distintos lugares.


Por último, un breve apartado hace referencia a una nueva raza diferenciada de personajes, los vistani, algo así como zíngaros y gitanos cuya peculiaridad de poder viajar sin problemas a través de la niebla que separa los distintos reinos de este mundo maldito los hace diferentes y especiales, así como sus capacidades de adivinación, que realizan sobre todo a través de la Tarokka. Se incluyen tiradas para poder dar colorido a las partidas.



La pantalla para el Master es muy sencilla, pues se ha optado por el logo de Ravenloft como parte delantera y en la trasera incluye las tablas necesarias para poder acceder rápidamente a la información que con mayor seguridad se utilizará en el juego.



Los mapas del juego, uno que incluye todas las islas del Núcleo y otro para las islas, son un complemento imprescindible para jugar y su gran tamaño permite su uso en la mesa de juego.


Por último, tal vez el más curioso objeto que se ha añadido a esta sencilla caja es un mazo de Tarokka con sus 54 cartas. Similares a un Tarot convencional, están divididos en cuatro "palos" (arcanos menores) y un conjunto de arcanos mayores. Las cartas son sencillas, en blanco y negro, y por detrás tan solo aparece como decoración el logo de la ambientación. Los tipos de tiradas para los que se puede usar (aunque obviamente siempre se puede improvisar uno propio) aparecen recogidas en Dominios y Residentes.


Aunque hay cajas más completas o con más material, no se puede decir que la caja de Ravenloft sea una mala adquisición. Aparte de una gran ambientación, en la que Paizo se fijó para crear Ustalav para su juego Pathfinder, contiene todo lo indispensable para llevar las partidas a este mundo oscuro y decadente, donde los personajes podrán frustrar los planes de los poderes que lo gobiernan o bien convertirse en uno de ellos por derecho propio. La inclusión de la baraja de Tarokka tal vez sea el detalle más curioso y simpático, algo que se ha querido mantener en la actual quinta edición de Dungeons and Dragons, para la que se ha vuelto a editar en un formato más moderno. Toda una pieza de coleccionista digna de cualquier colección de jugón que se precie que todavía es posible adquirir en buenas condiciones en segunda mano y en español, aunque la mayoría del material que la acompaña esté en riguroso inglés.

1 comentario:

  1. Hola, eres la unica persona de la que he podido leer una reseña de la edición en castellano del manual del narrador del Demonio:la caida. ..y es imposible de conseguir¡

    me podrías decir donde lo conseguiste (o venderme el tuyo XD).

    disculpa que no te comente directamente sobre tu entrad pero no veia otra forma de contactar. un saludo

    ResponderEliminar