jueves, 4 de enero de 2018

Fantasmas del pasado, pon rumbo a la aventura

Como en el caso de las reseñas de libros, la idea es ir recuperando poco a poco la normalidad e ir poco a poco retomando todo por aquí. La reseña que da inicio al año trata sobre un suplemento que incluye horas de diversión navegando por procelosos mares y enfrentándose a peligros ignotos. Bienvenidos, de nuevo, a Caribdus.


Fantasmas del pasado es un suplemento de aventuras para la ambientación 50 Brazas, perteneciente al sistema de reglas Savage Worlds. Se trata de un pequeño suplemento de 48 páginas numeradas a todo color en el mismo formato que el manual de reglas al que acompaña una pantalla de director de juego en formato apaisado de tres cuerpos de formato superior.



El interior incluye ocho relatos, ocho pequeñas aventuras que pueden jugarse por separado o, como se recomienda, juntas formando una campaña de puntos argumentales adicional a las ya incluidas en el manual de campaña de la ambientación y proporcionan una extensa variedad de situaciones, desde navegar por el ancho mar con los peligros que conlleva hasta la exploración de aldeas o una misteriosa edificación... todo ello amenizado por encuentros y tesoros.


La pantalla que acompaña a este librito de aventuras es, como se ha mencionado anteriormente, una pantalla apaisada de tres cuerpos que refleja una escena de batalla naval a todo color, algo común dentro de esta ambientación. En su parte posterior hay tres grupos de tablas con los sistemas más comunes dentro del juego: comercio, combates, y viaje en barco y encuentros. De ser necesario, se incluyen referencias a la página del manual a la que van referidas.


La presentación de este suplemento sigue las líneas del manual de ambientación y se han añadido mapas de la pluma de Epic Maps, cuyo estilo es inconfundible, y que no desentonan con la ambientación. Su precio es ajustado, dado que contiene tanto una aventura como la pantalla de la ambientación. Obviamente, este suplemento es completamente opcional y no aporta nada en sí a la ambientación, dado que es una pequeña campaña que solo debería leer el propio director de juego, aunque sí es una excusa para volver a surcar los mares de Caribdus, una experiencia digna de ser llevada a las más exigentes mesas de juego.

No hay comentarios:

Publicar un comentario