martes, 9 de mayo de 2017

Los ritos del agua, el advenimiento del Kraken

No hace tanto tiempo que me embarqué en la lectura de la primera parte de esta saga, al parecer una trilogía titulada Trilogía de la ciudad blanca. Ahora prosigo con la continuación, publicada recientemente.


Los ritos del agua es el título de la segunda parte de la Trilogía de la ciudad blanca, publicada por Planeta en tapa dura con sobrecubierta a color y una extensión de 441 páginas numeradas. La ilustración de cubierta retrata otra de las zonas de la ciudad en la que se vuelven a desarrollar los acontecimientos en esta ocasión, siempre en ambiente nocturno para enfatizar que se trata de novela negra.


Ha transcurrido algo de tiempo tras los hechos acaecidos en El silencio de la ciudad blanca, pero esto no significa que la vida vaya a ser más tranquila para Kraken. Tras su milagrosa recuperación de lo ocurrido en la entrega anterior, ahora debe lidiar con una afasia que le impide el habla, la situación con su entorno laboral y... un nuevo caso que toca directamente con su pasado, concretamente una época en la que la cuadrilla de Unai estuvo trabajando en la reconstrucción de un poblado celta cántabro, un momento que esperaban sirviera para afianzar su amistad y ayudar a uno de los suyos, Jota, que estaba viviendo un momento muy duro en su vida. ¿En qué forma esta experiencia vital está relacionada con el caso de una mujer que ha sido asesinada siguiendo el rito de la Triple Muerte celta? ¿Volverá Kraken a ser objetivo de un asesino procedente de un pasado que permanecía muerto y enterrado?

En líneas generales, la trama y la presentación mantienen las líneas generales de la novela anterior, así como el hecho de mezclar la vida personal de su protagonista, exponiendo vivencias antiguas que le han llevado a ser quién es hoy, con el caso que está investigando. La autora sigue mostrando curiosidades y leyendas relacionadas con la cornisa cantábrica, un elemento menos conocido para los lectores de otras partes del país y siempre interesante. Destacar que se aprecia labor de documentación para referirse tanto a leyendas como a artefactos y costumbres. Sobre este marco construye un caso de asesinato que, si bien en el primer libro se enfocó más en torno a la violencia conyugal, en este caso trata más de las relaciones de los padres y los hijos y el valor de la amistad. 

Como representante del género policíaco, la historia está bien narrada, aunque en algunos momentos baja en intensidad para elevarse en un crescendo conforme se acerca al final. Los personajes se mantienen en la misma línea que la novela anterior, aunque se aprecia que algunos maduran y que las consecuencias de los hechos acaecidos los van haciendo replantearse ciertos aspectos de su vida y cómo afrontan los problemas. Destacar entre esos secundarios al abuelo de Kraken, la representación de la sabiduría popular ancestral de todo un pueblo, así como a Annabel Lee, alias Cizaña, un personaje tremendamente complejo y de motivaciones poco claras.

En lo negativo, quizás que todo gire en torno del protagonista resulte poco creíble: los crímenes solo parecen afectar a su entorno inmediato, ya de por sí complicado por el trabajo que desempeña. Por otro está la rapidez con la que recupera el habla. Sin entender mucho de medicina, diría que hace falta mucha rehabilitación para que el bueno de Unai vuelva a hablar con la claridad que lo hace en tan poco tiempo. El poner siempre al filo de la navaja la vida personal del protagonista, algo que se está convirtiendo en típico del género, también puede resultar frustrante y algo cansino. ¿Ningún policía tiene una vida más o menos normal y una relación estable? Es sorprendente que todavía haya gente que quiera trabajar en este tipo de trabajos ;) Resulta comprensible que puedan sufrir a causa de la miseria con la que deben tratar día a día, pero no todo vale.

En resumen, la novela se mantiene en la línea de su predecesora, lo cual implica mantener una fórmula que ya funcionó bien a nivel de ventas y que a quien le gustara la anterior, también disfrutará de esta otra. Veremos cómo cierra la trilogía la autora, pues es el momento más difícil de la mayoría de las historias y la que finalmente pone el broche de oro o estropea todo lo realizado con anterioridad. En cualquier caso, una lectura recomendable.

No hay comentarios:

Publicar un comentario