jueves, 4 de mayo de 2017

Guardianes de Pandemonio, ¡arriba los pandas!

Aunque ya lleva cierto tiempo en el mercado, no he podido resistir la tentación y echarle el guante a este pequeño gran juego de un viejo conocido del mundo rolero para hacerle una reseña. He tardado mucho en hacerlo, lo sé, pero hay cosas que se hacen esperar.


Guardianes de Pandemonio es un juego de rol publicado por Holocubierta Ediciones en rústica con solapas y un total de 160 páginas numeradas. Está escrito por José Manuel Palacios, autor bien conocido en el mundillo rolero por sus muchas contribuciones a muy variadas ambientaciones, e ilustrado por Helena Bermejo, cuya habilidad con los pinceles se pone de manifiesto no solo en la portada a color, sino en las ilustraciones interiores, también a color.


El pequeño formato de este libro no debe hacer pensar a nadie que su contenido es escaso, más bien al contrario, contiene todo lo necesario para jugar a esta simpática ambientación con unos protagonistas poco usuales: los pandas.


Pandemonio es un mundo dividido en varios continentes y países, cada uno con su propia cultura y costumbres (todo parecido con la realidad es mera coincidencia, seguro), habitado por bravos y simpáticos pandas. Entre estos habitantes destaca la orden llamada Guardianes de Pandemonio, un grupo que se dedica a cuidar el equilibrio en el mundo, investigar secretos antiguos, explorar misteriosas ruinas y enfrentarse a malvados enemigos que pretenden hacer el mal. ¿Quieres vivir divertidas aventuras? Guardianes de Pandemonio permite eso y mucho más.


Para llevarlo a las mesas de juego, se ha optado por usar el sistema FATE, un sistema genérico bastante conocido por ser uno de los más utilizados en los juegos indies de la actualidad junto con Savage Worlds y que destaca por su sencillez y agilidad a la hora de jugar. Se trata de un sistema que huye de tiradas complejas y usa pocas habilidades y atributos, basándose sobre todo en los Aspectos de los personajes (unas directrices que definen a cada personaje y que elige el jugador), mediante los que puede adquirir ventajas frente a adversidades, forzar las de un enemigo, aprovecharse de alguna de su entorno, etc. lo que da versatilidad y mayor participación en la narración a los jugadores. Dentro de Guardianes de Pandemonio se incluyen todas las reglas para utilizar FATE, explicadas con gran claridad y multitud de ejemplos (a mí me costaba entender algunas cosas y cuando lo leí me quedó todo bastante más claro, sin ir más lejos).


Junto con el sistema de reglas y la creación de personaje, el libro contiene un apartado para el DJ donde, aparte de explicar cómo dirigir una partida a Guardianes de Pandemonio, contiene una amplia variedad de enemigos y pnj, desde simples figurantes hasta personajes principales capaces de medirse cara a cara con los personajes. 


Por último, se incluye una aventura de introducción llamada Viejas reliquias, donde el grupo de Guardianes, tras entregar una misiva, habrá de investigar un pozo que unos trabajos han dejado al descubierto y presentan grabados antiguos que hacen pensar que puedan esconder reliquias y otro tipo de secretos peligrosos. ¿Qué encontrarán los intrépidos Guardianes? ¿Desentrañarán a tiempo los planes de sus antagonistas y serán capaces de desbaratarlos? Por el bien de Pandemonio esperemos que sea así.

Cierra el libro una hoja de personaje a doble cara adaptada a la estética del juego.

Este pequeño gran libro llamado Guardianes de Pandemonio contiene, por tanto, una ambientación completa para jugar que utilizar el sistema FATE como base, lo que le da versatilidad y sencillez al juego. La estética y la forma en que está escrito el libro son sencillas y directas, lo que facilita la lectura y la comprensión del sistema. Las ilustraciones que acompañan al texto son muy originales, con un aire juvenil y simpático poco visto en juegos de rol. El hecho de que los personajes sean pandas puede que eche un poco atrás a los más veteranos, pero sin duda será llamativo tanto para jugadores noveles, jugadores que quieran pasar un buen rato a un juego sencillo e incluso niños que vayan a iniciarse en esta afición. 


El juego cuenta con gran versatilidad de opciones de personaje y posibilidades para llevar cualquier profesión, aunque se recalca que está centrado en que todos pertenezcan a la orden como nexo de unión. Al permitir jugar todo tipo de historias, desde intrigas más políticas a expediciones a lugares remotos, hace que ese requisito no sea tan importante, siendo incluso más el trasfondo de los personajes que van a participar y las metas de estos. Ponerse en la piel de uno de estos intrépidos guardianes promete ser una experiencia divertida, el juego mantiene un precio acorde a la edición y parece resistente, apto para las mesas de juegos, y en cualquier caso cuenta con versión digital, así que os animo a probarlo. ¡Hasta una próxima visita, Pandemonio!


2 comentarios: