martes, 21 de marzo de 2017

Neimhaim. Los Hijos de la Nieve y la Tormenta

Por largo tiempo postergada entre mis novelas pendientes de leer pero no con menos interés al fin he sido capaz de hincarle el diente a esta extensa novela, ópera prima de la escritora Aránzazu Serrano y que emana fantasía clásica por todas partes. Veamos algo sobre esta incursión en el mundo de la literatura fantástica.


Neimhaim ha sido publicada por Fantascy en rústica con solapas y un total de 859 páginas numeradas. El interior es en blanco y negro y muestra alguna ilustración ocasional. portada en tonos que evocan las tierras del norte, donde se encuadra la historia de este libro, con protagonismo para una doncella guerrera frente a un acantilado que porta una espada cuya identidad quedará al descubierto al leer la historia.


Neimhaim es la historia de los Hijos de la Nieve y la Tormenta, dos jóvenes predestinados a reunir a dos clanes separados desde hace mucho tiempo y volverlos a convertir en uno solo y devolverles la grandeza de antaño. A tal fin, fue bendecida la unión de los señores de esos clanes con una mujer y de ambas nació un hijo: una niña y un niño. El libro relata la vida de ambos chicos, desde su nacimiento hasta que son llamados a cumplir el elevado destino que se escribió hace mucho para ellos, un viaje vital plagado de altibajos, de amistad, amor, dolor, muerte y todo tipo de aventuras y descubrimientos. A estos jóvenes, Ailsa y Saghan, les acompañará un amplio elenco de personajes cuyo destino está enlazado al de ellos y que les ayudarán en la medida de lo posible a alcanzar su objetivo. Comenzando por sus padres y parientes hasta llegar a una heredera de un reino olvidado y a un extraño individuo perteneciente a una mítica raza. A su ascenso se opondrá una divinidad que desea arrasar el reino que ellos deben construir, Nordkinn. 

La ambientación es claramente nórdica, en atuendo y cultura de los personajes, así como en cuanto al escenario, aunque no sea claramente un territorio real donde se desarrolla la historia se mezclan nombres y mitos reales con la mitología propia de la autora. Se nota que es fruto de muchos años de trabajo por la elaboración tanto de la historia como del progreso de los personajes, cuya variedad es tan grande que es imposible que el lector no se identifique al menos con uno de ellos. Estos personajes, además, aportarán sus puntos de vista sobre lo que está sucediendo, lo que permite ver a través de diferentes ojos lo que está pasando en ciertos momentos. Personalmente me cae bien el joven Hoffdakulur, cuyas peripecias y vivencias no tienen nada que envidiar a las de los protagonistas, salvo en el hecho de que no está llamado al mismo alto destino. 


La historia no es única trama, sino que es producto de varias historias entrelazadas entre sí que se unen al final de una forma armónica y sin fisuras salvo algún que otro detalle que podría indicar una continuación (algo que la autora ha confirmado). En líneas generales mantiene el ritmo de la historia, aunque hay algunos momentos en que se pausan los hechos, como pequeños descansos entre sucesivos eventos para que tanto autora como personajes reúnan fuerzas para lo que vendrá después.

Apenas hay alguna errata que empañe el texto, que es limpio y cuidado, de grandes descripciones lo suficientemente idílicas como para transportar al lector a este mundo fantástico y a la vez tan real donde se desarrollan las aventuras de los héroes. Junto a una buena música, la inmersión está asegurada.

Como se aprecia en esta reseña, no puedo sino hablar de aspectos positivos de Neimhaim. Este granito de arena con nombre español y mujer es un aporte interesante a la literatura fantástica del momento manteniéndose en su línea más clásica, más cercana a Dragonlance y las obras de esa época que a las tendencias actuales pero tan válida y refrescante como el clima de la ambientación. Aficionados a la fantasía, no podéis dejar de leerla. Es capaz de derretir las más heladas mentes. Esperamos con muchas ganas la continuación, que seguro que será tan buena como la primera.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada