jueves, 16 de febrero de 2017

Los otros hijos de Gaia

Los Garou son, sin duda, los más conocidos entre los hijos de Gaia... pero eso no quiere decir que sean los únicos. Escondidos aquí y allá hay otros muchos cambiaformas tan capaces como los hombres lobo, servidores de la misma diosa, pero no necesariamente amigos y colaboradores de los campeones de Gaia. ¿Quiénes son? ¿Cuál es su historia? Sigamos.


Razas Cambiantes es el primer suplemento para Hombre Lobo 20 Aniversario (la aventura no puedo considerarla un suplemento). Ha sido publicada por NoSoloRol y Biblioteca Oscura a finales del pasado año 2016 en formato premium y formato deluxe, a todo color y con una extensión de 287 páginas numeradas. La edición comentada en esta reseña es la deluxe, que no difiere en contenido con la otra edición.


El manual comienza con un cómic donde se narra una historia que podría ocurrir en cualquier partida de esta ambientación, prosiguiendo con la línea iniciada en el básico de narrar la historia en este formato.


La introducción es breve, dado que ya el que va a leer este manual conoce el trasfondo básico del juego, por lo que se limita a presentar a los cambiaformas que posteriormente desarrollará en el capítulo dos.


El primer capítulo da el repaso inicial por el mundo conocido y la situación actual de las diferentes Razas Cambiantes tras la Guerra de la Rabia, el desastroso episodio que separó a los Garou del resto de los cambiaformas. Aparte de dar un repaso histórico, también lo hace de forma geográfica por los diferentes continentes.


El segundo capítulo, y más extenso, está dedicado exclusivamente a desarrollar cada una de las Razas Cambiantes. Por orden alfabético, se van desgranando a los cambiaformas, desde los inquietantes Ajaba hasta los extraños y esquivos Rokea. Cada apartado podría ser un capítulo en sí, dada la extensión y la variedad de datos que incluye. Tras hablar propiamente de la raza, se hace un poco de historia y distribución geográfica de cada una. Posteriormente viene la parte mecánica del apartado, con los datos necesarios para crear un personaje de cada una de ellas con todas sus características, Dotes exclusivas y Dones especiales. También se incluyen fetiches específicos. 


El tercer capítulo incluye nuevos Méritos y Defectos, Trasfondos, alguno de ellos exclusivos, maniobras de combate para las diferentes Razas Cambiantes y, lo más interesante, cómo conseguir Renombre perteneciendo a sus filas.  Al final del todo hay un apartado donde se habla de las abominaciones entre estas razas, al igual que ya se hiciera respecto a los Garou en el manual básico.


El cuarto capítulo es tal vez el más interesante de todos, pues incluye a las llamadas Razas Perdidas, que no necesariamente tienen por qué estarlo en la ambientación de los personajes. La historia de cómo acabaron extintas es de las partes más jugosas de leer. Pese a estar extintas, y por la posibilidad de que pudieran hacer alguna aparición, se incluye la misma información que para las que se mantienen en activo con el fin de poder crear personajes de ellas sin problemas.


Ya en los apéndices, el primero de ellos está dedicado al Ahadi, la curiosa organización capaz de integrar por primera vez a varias de estas Razas, creada en África con el fin de acabar con la tiranía del Simba Diente Negro, líder de la Tormenta Interminable. Además de su historia y las características de los que pertenecen a él, así como sus beneficios, se incluye el código del Ahadi y también un breve listado de enemigos que podrían aparecer como antagonistas en crónicas de esta organización.


El segundo, y último, apéndice, está dedicado a la otra gran organización del mundo de los cambiaformas: las Cortes de las Bestias. Los Hengeyokai, que es como se hacen llamar aquéllos que forman parte de este grupo, pueden pertenecer a cualquiera de las Razas Cambiantes, incluyendo a los Garou, que tienen en los Hakken a su representante. Aparte de una descripción de los grupos de las diferentes Razas que la conforman, también se incluyen Dones y Ritos propios de esta organización, su localización por toda la zona asiática y otra información para interpretar a uno de los miembros de estos seres, que aunque parezcan al margen tienen los mismos enemigos que los cambiaformas occidentales.


El manual mantiene la bella presentación de los otros que forman Mundo de Tinieblas en su edición aniversario. La traducción está cuidada, así como el resto de aspectos de la plasmación en español. Tal vez se podría poner la pega en que las ilustraciones que acompañan a este libro tienen una calidad bastante variable, a diferencia de otros suplementos. El precio se mantiene en línea con el de otros de similar presentación y línea. 

Este libro no es obligatorio para jugar Hombre Lobo 20 Aniversario, pero sí imprescindible para jugar Razas Cambiantes. De hecho, es una completa compilación de todas las existentes en un único volumen para mayor comodidad y disfrute. También permite ampliar a los posibles aliados o antagonistas de la manada Garou de los personajes o darles la opción de jugar como uno de estos ejemplares, tan semejantes y tan distintos, que conforman la prole de Gaia. Ya sea por la curiosidad de conocer la historia del resto de cambiaformas o para introducirlos en la crónica, no defraudará a ningún seguidor de Hombre Lobo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada