martes, 28 de febrero de 2017

Efecto dominó

Los autores europeos, no solo los nórdicos, comienzan a dar que hablar cada vez más en todos los ámbitos. Tras conocer a Pierre Lemaitre y su buen hacer, he decidido echar un vistazo al último ganador del premio de novela negra europea, Olivier Norek a ver si sigue su estela y esto es lo que puedo contar.


Efecto dominó ha sido publicado el presente año 2017 por la editorial Grijalbo en rústica con solapas. Las cubiertas muestran un collage de cinco rostros en franjas verticales y tonos anaranjados muy efectistas. Cuenta con un total de 381 páginas numeradas y ha sido traducido por Sofía Tros.


Dos historias en principio diferentes protagonizadas por personajes completamente antagónicos acaban por cruzarse con consecuencias imprevisibles. Nano Mosconi, de familia corsa y mafiosa, comete un error imprudente y da con sus huesos en la cárcel. Para intentar salvarlo de este infausto destino, su hermana Alex Mosconi acepta una sorprendente propuesta de Tiretto, el abogado de la familia, que de salir bien no solo afectará a la vida del joven recluso sino también la de muchos otros que se verán implicados en esta maraña de intrigas. Del otro lado se encuentra una brigada de la policía judicial. Han recibido noticia del secuestro de un joven y tratan de liberarlo. 

Estas dos historias y lo que se deriva de ellas compone una única trama cuyas conexiones se irán desvelando en el transcurso de las páginas de la novela. Más que eso. Con una visión bastante crítica, el autor expone una realidad del trabajo policial poco vista por el gran público, haciendo especial hincapié en el efecto que este tipo de trabajo tiene sobre la psique y la vida personal de aquéllos que se dedican a él. Los diferentes tipos de personaje reflejan diferentes formas de lidiar con su día a día: desde quien tiene un matrimonio consolidado hasta quien no es capaz de atarse a alguien, quien desea vivir en soledad o que ha adoptado a su grupo como su familia. También se pone de manifiesto el gran trabajo policial que hay tras una investigación, algo que cada vez con más detalle y frecuencia muestran las novelas del género. También se aleja de tópicos sexistas del género, pues presenta a mujeres y hombres fuertes y débiles, cada uno luchando por salir adelante en un mundo complicado donde un mal paso puede ser fatal. 

En cuanto a estilo, se usa la frase corta, a veces hasta llegar a convertirse en telegrama, como forma de agilizar la narración. Las ideas se presentan de forma concisa y nítida, sin adornos, intentando expresar los hechos con la inmediatez necesaria. La traducción parece sólida, sin erratas. 

En resumen, una historia digna del género. Sin llegar a la fuerza emotiva de otras como las de Lemaitre, presenta de forma concisa, clara e incisiva lo que es el día a día de un grupo de policías que no solo tiene que lidiar con los criminales, sino también con sistemas de justicia cuyas reglas se retuercen constantemente en favor de aquéllos que lo aprovechan a su favor. Pero sobre todo muestra a las personas que hay detrás de este trabajo, con sus altibajos, sus alegrías y sus miserias. La trama es adictiva, fácil de leer y anima a seguir adelante en el rompecabezas hasta que llega el momento en que se desvelan todas las conexiones. Un acierto también el ajustado precio del libro, que animará a muchos a acercarse a sus páginas. Sin más, esperamos nuevas historias del capitán Coste y su grupo policial que tan buen sabor de boca ha dejado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada