martes, 20 de septiembre de 2016

El guardavías y otros cuentos de fantasmas

Pese a que es más conocido por sus historias de corte realista, especialmente Oliver Twist, David Copperfield o La pequeña Dorrit, lo macabro y lo sobrenatural también se ha dado cita en su obra, aunque no sea en estas novelas más largas sino en sus historias cortas.


Como homenaje a este gran escritor y a esa faceta de su obra, Valdemar en su colección Gótica presenta algunos de sus relatos en los que se recoge algo de esta temática menos conocida del escritor. La edición es tapa dura en color negro como todas las de la colección con imagen oscura y propia de la época del autor. Cuenta con 209 páginas numeradas.


En este libro se incluye:

El guardavías
El manuscrito de un loco
La historia del viajante de comercio
La historia de los duendes que secuestraron a un enterrador
La historia del tío del viajante
El barón de Grogzwig
Una confesión encontrada en una prisión de la época de Carlos II
Para leer al atardecer
Juicio por asesinato
Fantasmas de Navidad
La novia del ahorcado
La visita del señor Testador
La casa hechizada

En todos los relatos se encuentra algún elemento macabro, ya sea en la forma de fantasmas, de tortura psicológica o del extraño funcionamiento de la mente de un asesino. Normalmente las historias están narradas por uno de los personajes y en ciertas ocasiones son historias que alguien escuchó contar a otro alguien, haciendo que se asemejen más a historias de tradición oral. La elegancia de la prosa de Dickens se mantiene patente en estos relatos cortos, por los que desfila una amplia variedad de personajes, localizaciones y situaciones.

No puedo decir que haya alguno que me haya gustado más que los demás, todos me han parecido sumamente interesantes, cada uno dentro de su temática. Valdemar, como siempre, ha sabido elegir una serie de relatos de buena calidad para completar este libro. La traducción también está a la altura de la serie, aunque hay alguna erratilla menor, nada importante.

De nuevo, como siempre, me quito el sombrero ante esta editorial. Aunque muchas de sus publicaciones están descatalogadas y para los que nos hemos incorporado tarde es difícil conseguirlas todas, sobre todo si no se tiene mucho dinero que poder destinar a comprar libros, pero tiempo al tiempo... 

2 comentarios:

  1. Se agradece un montón la labor editorial de Valdemar publicando libros descatalogados y dando a conocer otros tantos inéditos en castellano. A este de Dickens lo tengo en pendientes.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  2. Hola, Anacrusa, pues cuando puedas ya sabes, anímate con Dickens que también tiene su "lado oscuro" valdemariano ;) Gracias por comentar.

    ResponderEliminar