jueves, 23 de junio de 2016

50 Brazas por banda, viento en popa a toda vela

Y por fin llegó a mis manos este náutico manual de Savage Worlds. La segunda publicada en castellano tras Lankhmar y que cambia radicalmente de escenario, algo a lo que debemos ir acostumbrándonos dada la amplia variedad de los que existen para este sistema de juego.


Publicado por HT Publishers, 50 Brazas está editado en rústica a todo color con un total de 320 páginas numeradas. Mantiene el tamaño del manual básico, lo que lo hace más pequeño que la edición inglesa, pero es la versión completa de esta ambientación, incluyendo en un único libro el escenario de campaña y el companion.


Bienvenidos a Caribdus.


El libro está dividido en dos grandes secciones a las que se les ha dado los curiosos nombres de Cubierta de la tripulación y Camarote del capitán, lo que corresponde a grandes rasgos con la parte destinada a los jugadores y la destinada exclusivamente para el Narrador.


La Cubierta de la tripulación contiene los detalles concretos para adaptar el reglamento básico de Savage Worlds a esta ambientación. Se incluye también en detalle las diferentes razas que pueblan este mundo, así como nuevas ventajas y desventajas para personajes y nuevos poderes y ornamentos. ¿Quieres ser un pirata procedente de Terra? ¿O un bravo indígena de Caribdus? Todos tienen cabida aquí. También hay un mapa de todo Caribdus y se puede encontrar una breve descripción de cada uno de los lugares de interés en el aparatado Gaceta de Caribdus. 


Una parte importante de la acuática Caribdus es lo relacionado con lo naval y las embarcaciones. No es de extrañar que la descripción de los navíos tenga, por tanto, su propio apartado aparte del equipo y que dentro de las reglas de ambientación se hable de la navegación, el combate naval, el comercio y el balleneo. Precisamente una de las cosas que caracterizan este mundo es la mezcla de todo tipo de navíos, tanto de épocas diferentes como de lugares remotos, lo que hace que poderosos navíos de línea se crucen con sencillos manejados con remos y que el mantenimiento del barco y el bienestar de la tripulación se convierta en un minijuego en sí. Algo que puede parecer nimio como controlar las provisiones frescas se convierte en prioritario cuando el barco se ha perdido tras capear una tormenta y el tiempo de viaje se alarga más de lo debido, por ejemplo.


El Camarote del capitán contiene la información tan sólo disponible para el Narrador. Desarrolla en mayor medida la información sobre las diferentes islas que componen este mundo, con especial énfasis en asociarlos a las diferentes historias que se puede relatar en cada una y que se desarrollarán en el apartado correspondiente. Esto permite encontrar fácilmente qué aventuras se pueden jugar en cada sitio, conocer la situación general existente y los personajes relevantes con los que los personajes se pueden cruzar durante su estancia. Las aventuras pertenecientes a campañas de puntos argumentales están marcadas por un símbolo especial para identificarlas sin problemas.


La otra mitad de la sección está dedicada a las aventuras que se pueden jugar en Caribdus. Primero presenta una panorámica para generar aventuras o ayudar a que un Narrador cree sus propias aventuras para después entrar de lleno en las contenidas en este libro que se dividen en dos tipos: campañas de puntos argumentales y aventuras secundarias.


Hay hasta tres campañas de puntos argumentales, lo cual permite augurar muchas horas de juego antes de terminar de exprimir todo el contenido del libro. Pueden jugarse alternándolas o por separado, sin importar el orden dado que no se cruzan entre sí. Cada una posee un símbolo que indica qué historias pertenecen a cada una y permite a los jugadores participar en las tramas a gran escala que se desarrollan en este mundo, incluyendo participar en la historia que lo creó tal como es ahora.


Por otra parte, las aventuras secundarias permiten dirigir aventuras cortas si se quiere jugar una única sesión o bien intercalarlas con una de las campañas de puntos argumentales para proporcionar más experiencia a los personajes o tomarse un respiro entre momentos de estas grandes y épicas historias.


50 Brazas se cierra con un bestiario que cubre todos los seres nuevos descritos en este libro, al que siguen los índices del libro.


En este caso no viene una hoja de personaje, pero aparte existe una hoja de personaje que se puede fotocopiar para no tener que estar abriendo y cerrando constantemente el libro. También se incluye (al menos en mi envío venía) una guía de supervivencia en combate, tanto cuerpo a cuerpo como a distancia, para que sirva como referencia cómoda a la hora de jugar.


¿Qué decir más sobre 50 Brazas? Teniendo en cuenta que los libros de piratas no son lo mío, me ha resultado interesante y atrayente, tan lleno de contrastes y con tantas posibilidades de vivir campañas divertidas y variadas que me parece una buena compra para cualquier amante de una buena aventura. En general, la presentación es muy buena, el tamaño de letra y el contraste con el color de la página facilita la lectura y el precio, ajustado. ¡Adelante, marineros!

No hay comentarios:

Publicar un comentario