lunes, 18 de abril de 2016

Reflejo, una aventura en dos mundos

Un poco más tarde de lo que habría querido (mi falta de tiempo es notoria), pero traigo una breve reseña de la presentación del juego de rol Reflejo que tuvo lugar en Nostromo, tienda especializada de cómic, juegos de mesa y juegos de rol en Sevilla.


Pese al escaso espacio disponible en la tienda, se habilitó un lugar bien visible para que todos los que quisieran pudieran asistir. El autor, a quien conocí de pasada en las últimas jornadas de rol que se celebraron en la ciudad, se encontraba ya en la tienda cuando llegué y a quien no esperaba era a Concepción Perea como maestra de ceremonias, toda una garantía de simpatía y buen hacer.


La charla no fue demasiado extensa ni demasiado corta. Estuvo bien hilvanada y en ella Concepción fue guiando con sus preguntas el desarrollo y añadiendo algunos comentarios y opiniones en los momentos justos. Nuestro autor, Jordi Martín, contestó con la suficiente profundidad e hizo un interesante recorrido desde que se gestó la idea hasta el momento en que tenemos el manual en nuestras manos, un juego que tuvo una corta tirada en su tiempo pero que ahora parece que se le ha dado el lugar que le corresponde gracias a NoSoloRol. También presentó las premisas del juego, donde resalta como más interesante la posibilidad de interactuar con dos mundos, el que conocemos y uno más oscuro, entre los que será necesario moverse para poder avanzar en las aventuras. 


El sistema es sencillo y utiliza un dado d20, lo cual hace el juego más ágil. También es curioso en las mecánicas que al cambiar de "lado" cambien habilidades del personaje, reflejando que no necesariamente se es exactamente igual en ambos reinos. También se nos presentaron las organizaciones que engloban a individuos como los personajes jugadores, que prometen dar mucha guerra estén en el lado que estén.


Por último, y no menos importante, para cerrar la charla Jordi Martín se ofreció a dirigirnos una partida de demostración. Ésta fue muy interesante, nos permitió comprobar de primera mano todo aquello que se habló en la charla, o al menos lo más importante, y también me permitió constatar que Jordi no sólo ha escrito un interesante juego, sino que también hilvana no menos interesantes partidas. 


Y así fue todo. Con mi ejemplar firmado y un buen sabor de boca tras la charla y la partida de demostración tan sólo me queda encontrar tiempo y un hueco entre todos los libros que tengo por leer y hacer lo propio con Reflejo. Sin duda lo merece.

4 comentarios:

  1. Sólo un detalle, el juego no se llama "Reflejos", sino "Reflejo".

    ResponderEliminar
  2. Bien visto. Corregido. Muchas gracias.

    ResponderEliminar
  3. Bueno... estoy tan acostumbrado a que lo llamen "Reflejos" que algunas veces pienso en que pude haberme equivocado en el nombre :D

    ResponderEliminar
  4. Andaaa, no digas esas cosas. Lo que pasa es que quería renombrar tu libro :P Gracias por comentar.

    ResponderEliminar