jueves, 10 de marzo de 2016

Alma, el terror que conmueve

Tenía bastantes ganas de escribir esta reseña desde que adquirí en su lanzamiento ésta, la última obra de Carlos Sisí, uno de nuestros grandes escritores españoles. Sin embargo, problemas de salud hicieron que hasta este momento no haya podido terminar de leerla y, con ello, ofrecer mis impresiones en la siguiente reseña.




Publicado en el pasado mes de enero por Minotauro, Alma es un libro editado en rústica con solapas y 494 páginas numeradas. La portada es sencilla, tanto como el título, pero nada puede ser más engañoso que eso y nada puede llamar más la atención que lo que se indica en la faja que lo acompaña.

No lo abras,
no lo leas,
no preguntes.

Tras este sugerente título se esconde una historia que se aparta de aquéllas que hicieron más conocido a Carlos Sisí: las del género zombie. Aunque ya comenzara a interesarse por otros géneros anteriormente con La hora del mar (la única pendiente de leer que tengo suya) y Panteón (ganadora del premio Minotauro), en ninguna se ha alejado tanto de cualquier cliché como en Alma. Pero, ¿qué es Alma?

Alma tiene muchos significados en este libro. El más obvio es que se trata del nombre de la doctora Alma Chambers, una investigadora de lo paranormal con ciertas dotes desde su infancia que la hacen ser "especial" y diferente. Por otro lado es el nombre de un libro, la segunda novela del escritor Johnnie Balmori, un escritor de fama mundial tras su primer libro titulado La Puerta. Finalmente, se trata de al lugar al que va dirigido el mensaje central del libro.

En Alma, una experta informática ha desarrollado un sistema de reconocimiento de voz para el cual busca financiación. Mientras calibran el aparato, ella descubre que también es capaz de captar voces que no pertenecen a esta realidad, las conocidas como psicofonías. Este descubrimiento hace que comience a investigar más sobre el tema mientras valora buscar un trabajo hasta que obtenga, junto a su asociado, el dinero necesario para patentar su software. En ese momento una oferta captará su atención, concretamente una que ha publicado la empresa de la doctora Alma Chambers, donde buscan a alguien de sus capacidades. Será debido a esta oferta que ambas mujeres se conozcan y se inicie una relación de amistad entre ambas que pronto incluirá a un reportero escéptico que está recopilando información sobre el trabajo de la fundación de Alma Chambers para un artículo y verá cómo su escepticismo se va trocando en algo bastante diferente.

Esta presentación de personajes, que se completa con la historia de Johnnie Balmori, un escritor catapultado a la fama tras su novela La Puerta, relacionada con el fenómeno Ouija, no termina aquí. La trama da un giro en crescendo tras la publicación de este bestseller, momento en que comenzarán a producirse problemas cuando los lectores pasen a buscar resultados efectivos aplicando los pasos del libro para conseguir contactar. Pero esto es solo el principio y será tras la publicación del segundo libro de Balmori, Alma, cuando las cosas cobren un cariz bastante más oscuro de lo que nadie podía imaginar.

Este libro trata varios temas y de una forma muy notable: el fenómeno del espiritismo, el peligro que entraña usar la Ouija (especialmente si la persona es influenciable), el mundo de lo paranormal en general (fantasmas, entidades no corpóreas, líneas ley) y también otros mucho más cercanos como la falta generalizada de empatía en el mundo y el crecimiento del egoísmo humano hacia sus semejantes. Es imposible leerlo sin ver algunos paralelismos o guiños a obras de King, por ejemplo, entre otros. Sin embargo, su mensaje es muy distinto y trae consigo la esperanza de la redención... si es que la humanidad decide dejar a un lado el egoísmo y trabajar codo con codo, desgranando mensajes que si bien están muy trillados por las religiones no lo están tanto por las novelas de este género. También es interesante la forma de presentar la historia. Consigue que el lector sienta inquietud y miedo porque Sisí sabe cómo hacer que sus tramas partan de lo cotidiano, del mundo real, con lo que muchos acabarán preguntándose si eso podría llegar a pasar alguna vez, ¿o tal vez esté ocurriendo sin que lo sepamos?

Los personajes principales mantienen todos la misma importancia. Es sobre los que se centra la trama y sobre los que se habla, los demás se limitan a ser sombras fugaces que cumplen con su cometido y ya está, como cometas fugaces que pasan dejando su estela para después desvanecerse en el mundo de la imaginación del que surgieron. 

La prosa es ágil y está bien escrito, el texto invita a proseguir la lectura hasta el mismísimo final, al ir la historia ascendiendo desde un punto tranquilo hasta el clímax final de una forma progresiva. Personalmente, me parece el mejor libro de Carlos Sisí hasta la fecha y un aperitivo de lo que todavía podemos esperar de este escritor en sus futuras obras.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada