jueves, 17 de diciembre de 2015

Star Wars. Consecuencias

Justo el día previo a uno de los lanzamientos más esperados por los fans de esta veterana saga galáctica, aprovecho para acercar una reseña sobre una de las tan, a su vez, esperadas novelas relacionadas con el nuevo universo expandido de Star Wars, concretamente la que se ha anunciado como enlace entre lo ocurrido en el episodio 6 y el nuevo episodio 7.


La historia está a cargo del escritor Chuck Wedig, ha sido publicada en rústica con solapas por Timun Mas y cuenta con un total de 459 páginas numeradas. Sólo tiene la ilustración de portada, donde se llama la atención del lector mediante la imagen de la Estrella de la Muerte a la que acompaña un intrigante mensaje.

La guerra no ha terminado.

Pero, ¿acaso no sabíamos eso ya?


La historia trata sobre un grupo variopinto que se ve atrapado en un remoto planeta llamado Akiva. Allí es donde el capitán Antilles ha ido también a realizar una misión de reconocimiento por deseo propio, momento en que descubre y es descubierto a su vez por una concentración de Destructores Estelares que lo apresan. A su vez, el planeta que están orbitando, Akiva, va a vivir un suceso que puede marcar el devenir del Imperio, pero no cuenta con la llegada de una antigua piloto de la Rebelión, Norra Wexley, que regresa a buscar a su hijo Temmin para llevárselo de allí y retomar los lazos que una vez hubo de cortar al unirse a la guerra contra el Imperio. Su camino los llevará a cruzarse con un ex imperial llamado Sinjir, que acabara huyendo en solitario tras el desastre de la luna de Endor, y una cazarrecompensas zabrak que busca cazar en medio de estos acontecimientos.

Apenas se hace mención a alguno de los antiguos personajes de la saga original, aquéllos que deberían servir como puente a la nueva saga que está por llegar. Mención breve a Han Solo y Chewie así como alguna más esporádica. El papel de Wedge Antilles parece más circunstancial que otra cosa y también hacen una esporádica aparición la princesa Leia, Mon Mothma y el almirante Ackbar. Teniendo en cuenta que esta novela debería servir de puente entre los antiguos acontecimientos y los nuevos, no se entiende que todos estos personajes que podrían ser el enlace hayan quedado relegados a apenas unas páginas centrándose todo en un grupo de dispares protagonistas que posiblemente en el futuro ni siquiera vuelvan a salir. Como única información que sí podría servir de enlace está esta reunión entre los altos cargos del Imperio aún con vida. ¿El germen de lo que está por llegar? Tal vez.

Lo que más sorprende de este libro es su terrible estilo. Frases cortas, algunas veces inconexas, con erratas y expresiones en algunos momentos poco utilizadas en castellano no hablan muy bien del escritor y tampoco del traductor de este libro. Es en estos momentos cuando recuerdo otros casos similares y me pregunto por qué motivo en sagas que están dirigidas a tan amplio público no se pulen más los detalles dado su alcance mediático, pues he leído libros juveniles recientes infinitamente mejor escritos y pulidos que esta historia y tal vez mucho menos conocidos.

Desgraciadamente tampoco la historia engancha demasiado. Facilona, sin demasiada intriga, aunque bastante acción. Lo único destacable es la aparición de Han Solo en uno de los interludios, que de hecho son más interesantes que la historia principal, donde se menciona cuáles son sus planes a corto plazo; así como el final, que trae consigo bastantes interrogantes en lugar de despejar alguna incógnita.

La novela tal vez habría sido entretenida de no haber estado ligada a un nombre con tanta leyenda como Star Wars, pero, como tantas veces que se trata sobre una saga que mueve tantos fans y con un listón tan alto que superar, no consigue llegar al nivel que todos esperamos y hasta los comics que se han lanzado también como enlace (y que tendrán cabida en una futura entrada) parecen más interesantes que esta historia siendo como son de extensión breve.

A la espera de ver la película, que sí promete bastante, sólo puedo decir que esta novela es interesante para los muy muy nostálgicos de la saga, pero totalmente prescindible para el resto y que hace que mi interés por seguir leyendo sobre este nuevo universo expandido se enfríen. Teniendo en cuenta lo bien hilvanado que estaba el universo expandido original de la saga, me parece que es una oportunidad perdida y una pena en cuanto a lo que la saga de libros se refiere pues lo floja que es esta novela echará atrás a los lectores a la hora de seguir leyendo las que salgan posteriormente.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada