jueves, 3 de diciembre de 2015

El pozo y el péndulo y otras historias espeluznantes

Hacía tiempo me planteaba que pese a cuánto me gusta la literatura de terror había un grande del que no había llegado a leer nada hasta la fecha, alguien que es considerado uno de los padres del género. Se trata de Edgar Allan Poe, cuyos relatos hicieron estremecerse a los lectores desde el siglo XIX hasta nuestros días. De vida irregular y final incierto, este escritor hizo un legado en forma de versos y cuentos que ningún lector que se precie debe pasar por alto y que reflejan en cierto modo el alma atormentada de quien los creó.

En este caso, opté por la recopilación de cuentos publicada por Valdemar dentro de su colección Gótica. Su título es El pozo y el péndulo y otras historias espeluznantes. Fue publicada en 2009 y tiene una extensión de 349 páginas numeradas. Encuadernación cartoné con el diseño de esta colección e imagen a color en portada cuya oscuridad refleja la de los relatos que se incluyen en esta antología.


La colección de historias que aquí se presenta se centra en la recreación de lo macabro e incluye:

El pozo y el péndulo
El hundimiento de la casa Usher
Metzengerstein
La máscara de la muerte roja
Hop-Frog
El barril de amontillado
El demonio de la perversidad
El hombre del a multitud
El corazón delator
El gato negro
William Wilson
Cuento de las Montañas Rocosas
Un descenso al Maelström
Manuscrito hallado en una botella
La caja oblonga
El retrato oval
El entierro prematuro
El coloquio de Monos y Una
El Rey Peste
Revelación mesmérica
Los hechos en el caso del señor Valdemar
Berenice
Ligeia
Morella

Como se puede apreciar, se trata de una antología muy completa donde se incluyen las obras más conocidas del autor como son El gato negro o El hundimiento de la casa Usher. Todos y cada uno de estos relatos habla de lo macabro e incluso del terror, de lo increíble y lo desconocido. Quizá se echa en falta El cuervo y los crímenes de la calle Morgue, otros dos relatos de gran fama y calado que ni tan siquiera necesitarían presentación.

Como siempre en mis reseñas sobre estos títulos de Valdemar, comentar que son gratos de leer tanto por la buena selección de sus textos como por el cuidado que ponen en su edición, traducción y corrección, algo que, aunque repercute en el precio, merece la pena pagar. Todo un clásico de las estanterías de terror que permitirá al lector aproximarse a uno de los grandes de la literatura de terror mediante la gran cantidad de cuentos que aglutina, aunque se echen en falta los dos antes mencionados no deja de ser una gran selección que hará las delicias de los amantes del género.

No hay comentarios:

Publicar un comentario