jueves, 8 de octubre de 2015

Tinieblas sobre el Bosque Negro, la campaña

Mucho tiempo he esperado con interés a que Devir publicara esta pequeña campaña para El Anillo Único, que ha sido para mí una agradable sorpresa dentro del panorama rolero nacional y más allá. Aunque anteriormente se publicó la antología Relatos de las Tierras Ásperas, más que las historias cortas son las campañas las que ponen a prueba un sistema de juego y de narración, por lo que suponía, a mi modo de ver, un buen test para verificar mis primeras impresiones. Y he aquí mi conclusión.


Tinieblas sobre el Bosque negro está publicado por Devir y editado en cartoné con 142 páginas numeradas. Interior a todo color, al igual que la portada, donde se ilustra a un grupo potencial de personajes espiando lo que acontece en cierto bastión del mal situado en tan emblemático lugar. 


La campaña está dividida en cinco tramos de años.

Los últimos años buenos: 2947-2950
El retorno de la sombra: 2951-2960
La congregación de la penumbra: 2961-2966
Los años de la plaga: 2967-2974
Tinieblas sobre el bosque Negro: 2975-2977

También incluye una guía para usar la campaña al principio y unos breves Apéndices donde se incluye un pequeño bestiario, cronología y un breve índice alfabético.

Cada año está dividido en fases: eventos, fase de aventuras y fase de comunidad o de invierno. Cada año suceden cosas en diferentes partes del bosque. No quiere decir que los personajes estén en todos los frentes a la vez, ya se indica en la propia campaña que es imposible que ocurra a menos que el Maestro del saber siga un estilo muy lineal de narración. En cualquier caso, es posible que aquellos eventos en los que no participen de forma directa los personajes puedan transcurrir y llegar a sus oídos con posterioridad. Algunos de estos sucesos pueden cambiar el curso de los acontecimientos... aunque es muy complicado que los personajes puedan cambiar la historia y el ulterior destino de este enclave por completo, tal vez sí esté en su mano hacer que el bastión caiga más tarde o que ciertos personajes emblemáticos puedan hacer frente común para enfrentarse al mal que allí se reúne. 


Otro aspecto interesante de esta campaña es la variedad de situaciones, que van desde investigación de enclaves hasta combates, pasando por escenas de pura y dura intriga política en los salones de poder locales. Figuras tan emblemáticas como Radagast, Saruman, Gandalf, Bardo o Thranduil se dan cita entre estas páginas y a los personajes corresponderá decidir quién será su mecenas y dónde establecerán su base, aunque la idea es que se establezcan en una de las comunidades o pertenezcan a una de ellas y tengan hijos, familia y amigos pues no sólo de aventuras vive el personaje.


Se reafirma también la importancia de las fases de invierno, los momentos en que el personaje no está de aventuras y que permiten la gestión de una propiedad, interactuar con personajes no jugadores, estudiar con determinados personajes, ganar fama, etc.


Pese a las pequeñas erratas tan comunes en esta saga, al menos esta vez no hay que lamentar errores tan dilatados como los del mapa del anterior suplemento y el libro puede leerse perfectamente sin que haya nada que dificulte su comprensión, aunque sigue sin quedarme claro si es el Estanque Negro o el estanque Negro :/.


Tinieblas sobre el Bosque Negro aporta por fin la primera campaña para el Anillo Único, un juego que hace honor a la obra de Tolkien dando un enfoque más cercano a las novelas que a los juegos de rol, donde la magia no trata de poderosas bolas de fuego o rayos y centellas sino de efectos puntuales e incluso más sutiles, donde no sólo se combate y se realizan infinitas tiradas de dados, sino que hay más peso en la narración y en mantener la esperanza frente a la aflicción de la Sombra, donde la aparición de Saruman, Gandalf o cualquier gran personaje no eclipsa necesariamente a los personajes jugadores.


La edición mantiene la calidad de las anteriores entregas, es muy de agradecer la edición en tapa dura para su mejor conservación y el ajustado precio. Lo único que no comprendo es cómo es posible que cada suplemento tenga un tamaño distinto, siendo El corazón del Yermo y las Tierras Ásperas de diferente tamaño respecto a este Tinieblas sobre el Bosque Negro. Pese a esta apreciación estética todo hace que tenga pocas dudas en recomendar tanto el juego como el suplemento a los amantes de la obra de Tolkien y que quieran jugar un escenario de fantasía lejos de infinitas tiradas de dados. ¿Podré probarlo? Espero que algún día, aunque me temo que será detrás de una pantalla y no como jugador.


No hay comentarios:

Publicar un comentario