jueves, 15 de octubre de 2015

El regreso del Catón, el retorno más esperado

Este año, después de una muy larga espera, Matilde Asensi sorprendía a propios y extraños con el anuncio de la continuación de la que posiblemente sea su mejor obra, o al menos aquélla que la alzó a la fama que merecía.

2001 vio alzarse El Último Catón; 2015 ha visto El Regreso del Catón. 


Editada por Planeta en tapa dura con sobrecubierta y un total de 600 páginas numeradas, esta nueva entrega de novela histórica y de aventura traslada al lector de vuelta con Ottavia y Farag, ya casados y viviendo su nueva vida en Canadá, trabajando ambos para una prestigiosa Universidad. Con ellos vive la sobrina de Ottavia, Isabella, quien también se reveló contra la verdad de su familia y quiso abrirse camino lejos de su influencia. Esta idílica y tranquila vida se verá truncada cuando descubran que realmente su acogida se debe a una pareja de extraños benefactores, Becky y Jake Simonson, quienes proponen a ambos una nueva aventura digna de Indiana Jones: encontrar nada más y nada menos que los osarios que contienen las reliquias más importantes de la cristiandad. Y no estarán solos en este camino. Su antiguo compañero y amigo, Kaspar, hace su aparición inopinadamente en escena y se unirá a la expedición más ambiciosa y peligrosa que podrían imaginar. Conspiraciones y secretos religiosos, ruinas antiguas y trampas mortales se entrelazarán de nuevo formando un intrincado mosaico que deben interpretar para alcanzar su meta.


El Regreso del Catón es una nueva vuelta de tuerca sobre lo que ya se vio en El Último Catón. Repiten personajes y hay otros nuevos, pero su esencia, aquélla que hizo que se convirtiera en una obra tan vendida, se mantiene intacta. Nuevos misterios que aclarar y relaciones que retomar se suceden y se entrelazan para formar de nuevo una aventura que mantendrá al lector pegado a las páginas mientras avanza de forma constante hasta el final. El ritmo no decae, se mantiene de una forma constante a lo largo de toda la historia de principio a fin. Ni siquiera el interludio del viaje de Ottavia y Farag a Italia hace que se enlentezca o corte la trama. 

La prosa es ágil y contiene gran cantidad de notas debido a las constantes referencias a la Biblia y a otros libros y monografías consultados por la autora. Se nota que hay un gran trabajo de investigación detrás y una reflexión muy profunda sobre las creencias monoteístas que pone en boca de los diferentes personajes que se dan cita en el libro: desde las recalcitrantes manifestaciones de Ottavia hasta el ateísmo moderado de Farag sin que se decante claramente por una de ellas. Los personajes han evolucionado todos respecto a la entrega anterior, aunque el personaje de Ottavia sigue siendo, pese a ser la protagonista desde cuyo punto de vista se cuenta todo, demasiado anclado en un pasado que en teoría ha superado. Como único punto realmente negativo, algunos fallos ortográficos a lo largo del libro, algo extraño tratándose de una autora de tanta categoría y una editorial no menos importante en el mercado español. 

A falta del regreso de otro de los grandes autores de la literatura contemporánea española, Carlos Ruiz Zafón, Asensi ha traído a las librerías su saga más emblemática tras su aventura en la España del Siglo de Oro con Martín Ojo de Plata. Por qué ha tardado tanto es algo que sólo ella puede contestar. Queda claro que repite la fórmula que llevó a su primera historia entre los más vendidos, ahora sólo queda esperar a ver si volverá a tener éxito manteniendo el mismo esquema o habrá quien quede algo decepcionado al ver que no existe mucha novedad de planteamientos respecto a su antecesora. En cualquier caso, nadie a quien le guste este tipo de libros podrá decir que es aburrida o lenta, pues si hay algo que sabe hacer bien es entretener y demostrar que, rebuscando lo suficiente, los conflictos religiosos todavía pueden dar para muchos libros más.

¿Habrá tercera parte o las emociones fuertes habrán acabado al fin para Ottavia y Farag?

No hay comentarios:

Publicar un comentario