jueves, 22 de enero de 2015

El Rithmatista

Por causas ajenas a mi voluntad hoy ha habido retraso en la entrada, pero no por ello va a dejar de salir hoy, que es lo que está programado y me gusta mantener lo que se ha decidido. Además esta reseña es del que se ha convertido en uno de mis autores favoritos por méritos propios, Brandon Sanderson, el prolífico autor de fantasía que se hiciera mundialmente conocido tras completar la Rueda del Tiempo aunque ya tuviera obras de gran calidad en las tiendas.


En este caso, el libro es El rithmatista, la última que se ha publicado en castellano y lo hizo en el presente mes de enero de la mano de Ediciones B en su colección Nova. Se mantiene la edición rústica con solapas aunque sorprendentemente se ha optado por cambiar la ilustración de cubierta por una más futurista que no termina de quedar mal pero tampoco está tan relacionada con el contenido como la original. Tiene un total de 440 páginas numeradas y está ilustrado, es de agradecer que eso se haya mantenido en la edición en castellano ya que explica muchas cosas relacionadas con la trama y hace más bonita la lectura del libro.


El rithmatista se aleja de la complejidad de las grandes obras de Sanderson como Nacidos de la bruma o su reciente Guerra de las tormentas, estando más bien dentro de la línea destinada a un público más juvenil. Esto no quiere decir que la trama sea simple o que no esté recomendada para adultos, que también lo está y mucho.


En este caso se plantea una ambientación en una fecha aproximada a la actual, pero de estilo más bien steampunk donde la magia convive con la ciencia. Esta entrega, pues el final del libro da pie a pensar que tendrá continuación, se centra en lo que serían los Estados Unidos, pero en lugar de ser un continente se trata de una especie de archipiélago unido mediante medios de transporte como trenes o barcos y en estrecho contacto donde, en algunos casos, hay unas escuelas especiales llamadas escuelas rithmáticas. ¿Quién estudia en estas escuelas? Aparte de los hijos de personas adineradas que se lo pueden permitir, en ellas estudian los rithmatistas, lo que podría considerarse magos en este mundo, unos chicos y chicas elegidos por un ser superior para marchar a la frontera y defender su mundo de la Torre y unos seres conocidos como tizoides, seres creados a base de líneas y de dos dimensiones pero no por ello menos mortales. Los rithmatistas se especializan en realizar magia mediante los dibujos y líneas que realizan con tizas en el suelo o en cualquier superficie, ya sean líneas de defensa, de ataque o incluso sus propios tizoides a los que dar órdenes.


Es en una de estas escuelas donde ocurren los hechos de El rithmatista cuando comienzan a producirse extrañas desapariciones de estudiantes, que no se sabe si están muertos o vivos. El joven Joel, un chico normal pero que desearía haber sido elegido como rithmatista, se verá involucrado en estos sucesos cuando es testigo de la confrontación entre dos profesores y decide que quiere estudiar la rithmática con aún más fuerza. Esto lo lleva a conseguir dar clases con el profesor Fitch y a conocer a Melody, una joven rithmatista que no parece contenta con serlo y siente que no es buena en lo que hace. Cuando el asunto se torna serio y amenaza directamente a ambos protagonistas, será la fuerza de esa unión y la complementación de sus habilidades lo que marque la diferencia en una trama que no ha hecho más que empezar...


En general, la historia recuerda en cierto modo las aventuras del famoso niño mago de J. K. Rowling pero que nadie se llame a engaño. La forma de tratar a los personajes, dándoles a cada uno una personalidad distinta y bien definida que posiblemente evolucione conforme pasen los libros, el tratamiento de la magia que pasa a ser reglada y definida, y la trama en sí se alejan mucho de esta otra saga. El lector podrá identificarse con los sentimientos de los personajes, algo que es muy propio de este autor. La magia está perfectamente definida y reglada, no es algo que pueda usarse sin más y cuyo grado de poder dependa del azar, sino que es tan lógica y medible como la que ha presentado en otras obras como Nacidos de la bruma, lo que le da coherencia, algo que no es usual en los libros de fantasía. La trama es original y el desenlace en parte sorprendente, no menos el hecho de que se sepa que hay cosas que tienen que pasar porque no quedan cerradas sino por la forma de dejar las espadas en alto hasta la siguiente ocasión. El desafío ha sido planteado y quedan muchos secretos por descubrir antes de que el enfrentamiento sea definitivo, lo cual deja el interés bien vivo en el lector.


Su precio está bien ajustado y la traducción parece algo más cuidada que en otras obras traídas por Ediciones B. La inclusión de las ilustraciones en el interior es un detalle muy acertado. Para los amantes de la literatura fantástica leer a Sanderson es como no leer a otros grandes como G. R. R. Martin pero con la ventaja de que este autor trabaja más rápido y promete darnos todavía muchísimas alegrías. Se está hablando que algunas de sus obras podrían ser trasladadas al cine y también se habla algo sobre un videojuego... el tiempo nos traerá más y mejores nuevas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario