jueves, 1 de enero de 2015

El Auge de los Señores de las Runas

Aprovecho para desear a todo el mundo que esté pasando unas felices fiestas y que el año que viene sea mucho mejor que éste. En lugar de hacer un resumen de todo este año y las perspectivas del próximo, prefiero entrar directamente en faena dado que también me salté conscientemente por motivos de trabajo y falta de tiempo la entrada de la semana pasada. Como ya apunté en la entrada anterior, éstas son entradas un poco más especiales, al menos para mí, que dedico a varios libros que forman parte del núcleo de mi biblioteca rolera. La semana pasada fue Vampiro, en esta ocasión es el turno de Pathfinder.


El Auge de los Señores de las Runas, cuando lo jugué gracias al estupendo Artemis2, lo llamábamos Ascensión de los Señores de las Runas (que personalmente me parece más apropiado pero no me corresponde a mí más que expresar una opinión) y es una campaña para Pathfinder especial por dos motivos: fue la primera que usó esta ambientación cuando todavía no se había desarrollado el compendio de reglas que después se vería en el manual básico y ha sido reeditada recientemente y sus textos depurados y mejorados, así como adaptado el sistema ya a las reglas del propio Pathfinder. La otra es que tuve la suerte de que me tocara en el sorteo del blog Dragonadas Varias, que desde el principio ha apoyado este juego tanto en su versión inglesa como española y también a la Pathfinder Society.



Esta edición especial ha sido la primera en publicarse en castellano también después del manual de reglas, el bestiario, el escenario de campaña y la pantalla del director de juego. Devir, a través de la figura de Jordi Zamarreño, coordinador de la línea, ha mantenido la estética del original, como se puede ver en la propia imagen de la portada. Cuenta con 429 páginas numeradas y a todo color en la que se desarrolla el total de la campaña que antaño se publicara en seis entregas. Está editada en tapa dura con una ilustración de cubierta que claramente alude al enfrentamiento final que está por llegar.


La campaña recoge a los personajes en nivel 1 y los lleva hasta rozar el nivel 20, con lo cual se intuye que la curva de dificultad no va a dejar de subir desde el minuto uno. Todo se inicia en el pueblo de Punta Arena, una pequeña ciudad en la costa orientada al comercio y en la que una incursión de goblins hará destacar a un grupo de personajes que bien pueden ser de la propia localidad o de fuera, pero que se encuentran allí durante el festival de las mariposas y la consagración de la nueva catedral de la ciudad. De ahí, los sucesos se precipitan y harán a los personajes viajar desde Punta Arena hasta la no tan lejana Magnimar para resolver la pista de unos cruentos crímenes y de ahí a resolver las cuitas de Ferry Tortuga y más allá, hasta una ciudad que ya no existe donde un antiguo archimago podría planear su retorno al poder y con ello la catástrofe para toda Varisia.


Al la historia la acompaña una sección de Apéndices con algunas reglas nuevas, monstruos con estadísticas actualizadas y objetos mágicos que aparecerán en la campaña. También el trasfondo que antaño aparecía detrás de cada capítulo está recogido todo en esta parte, igualmente ilustrado y con mapas.


Como puntos fuertes, destacar la conversión a las reglas de Pathfinder, el cambio en la estética de las ilustraciones, que son por fortuna bastante mejores que las anteriores aunque sin perder su estética más cercana a los videojuegos que a lo convencional en dungeons and dragons, y algunas escenas añadidas para dar más trasfondo y colorido a la aventura y que no se ciña tan sólo en avanzar en la trama principal. También se ha actualizado la información sobre los monstruos y antagonistas, como siempre un desafío para el grupo más avezado, y Devir ha tenido a bien publicar junto a la guía del jugador de la campaña una guía para el director de juego con información de utilidad que todavía no existe en castellano para que pueda ser usada con comodidad a la hora de llevar a la mesa la campaña.


La traducción es correcta, aparte de controversias sobre matices de nombres o la necesidad de traducir los apellidos que me ha parecido siempre aberrante. De hecho, al leer juez Brezohierro me costó como quince minutos reconocer al juez Ironbriar de la campaña original y pienso que muchos nombres pierden empaque al traducirlos (como ya pasara con Viento del Río o Luna de Oro en Dragonlance). La campaña es muy cercana a lo que se considera una aventura de dungeons and dragons, con más tramos de combate que de investigar y la conversación reducida al mínimo, pero con algo de esfuerzo y la ayuda de material extra (Varisia cuna de leyendas o Magnimar la ciudad de los monumentos), puede expandirse para ofrecer una experiencia de juego más completa. 


El precio de esta campaña está muy ajustado a las calidades del libro, que pese a que ya lo he llevado y traído varias veces y ha sido usado en mesa no ha perdido ni un ápice de su robustez. Esto unido a que es la primera campaña para este sistema de juego en castellano y que la historia es interesante y contiene momentos realmente épicos, hace que sea muy recomendable para los grupos que quieran tener sesiones de juego bien largas y por mucho tiempo. Recomiendo también la posibilidad de adquirir, en inglés porque Devir no los ha publicado, el map folio de la campaña, que contiene todos los mapas esenciales para sacar el máximo partido a la aventura.


El próximo será Kingmarker, el Hacedor de Reyes, veremos qué más sorpresas nos deparará este nuevo año que hoy arranca y seguiremos escudriñando en la medida de lo posible desde este rinconcito en la red de redes. 

Saludos a tod@s!!!!

2 comentarios:

  1. Estupenda reseña para comenzar el año.

    ResponderEliminar
  2. Gracias, Narrador, y también por pasar por aquí pese al día señalado :)

    ResponderEliminar