jueves, 20 de noviembre de 2014

Los Señores de los Siete Tronos

Ya se ha demostrado en más de una ocasión que no existe un género literario que un autor español no sea capaz de dominar. Ejemplos existen muchos como Carlos Sisi, Carlos Ruiz Zafón, Santiago Posteguillo, Mikel Santiago o Arturo Pérez-Reverte por poner tan sólo algunos ejemplos. En el caso de la literatura fantástica juvenil también están otros tantos, especialmente Laura Gallego, pero no había demasiados escritores que intentaran saltar a la fantasía épica buscando un estilo más similar a Martin, Rothfuss o Sanderson. Al fin parece que algunos comienzan a asomar al fin y tenemos un ejemplo en el presente autor, Carlos González Sosa.


Carlos es un escritor canario nacido en 1972 cuya pasión por los libros nació temprana. Comenzó a escribir libros desde los 12 años y ganó algunos concursos de cuento corto. Según se desprende de su blog, gusta de la obra de Michael Ende y también de grandes clásicos más actuales como Dragonlance o Reinos Olvidados. Otra cosa que se le da bien son los idiomas, especialmente tras viajar por Europa para mejorar su nivel e ingresar a estudiar en la facultad de Traducción e Interpretación, donde se ha especializado en inglés y alemán. Ha sido profesor y traductor de inglés y pese a toda la carga de trabajo que ello conlleva no dejó de lado su deseo de escribir. De hecho la novela que se reseña en esta entrada es su cuarto trabajo.


Publicada en el presente 2014 por Roca Editorial, edición en rústica con un total de 288 páginas numeradas, tiene portada a color con motivo muy claramente relacionado con el contenido de la trama, aunque sin mostrar más de lo estrictamente necesario. La imagen en sí es muy evocadora y llama la atención por el paisaje en general donde se ha enclavado tanto al personaje como el incierto umbral que se dispone a traspasar.

La historia presentada en este primer libro de Los Señores de los Siete Tronos, titulada concretamente como La Puerta, lleva al lector a un mundo donde existe elfos, enanos, humanos y razas humanoides bien conocidas en el mundo de la literatura fantástica. Sin embargo, las relaciones son tan "buenas" como se pueden ver en Dragonlance, Reinos Olvidados o El Señor de los Anillos. Este mundo tiene a los humanos como algo inferior, un dictado que procede de las propias deidades que los rigen. Esto ha hecho que, aunque haya algunas relaciones comerciales con ellos, los enanos, los orcos y los elfos mantengan bastante las distancias con esta raza menos longeva pero más precoz y ambiciosa. Entre estos humanos se encuentra el hechicero Dorkan, que ha sido llamado por el Orador Tihél, uno de los clérigos más antiguos de su reino, debido al temor de lo que cree que está por llegar y para lo que no tiene solución: una hecatombe similar a la ocurrida hace tres mil años, cuando se produjo una situación similar y la raza humana fue exterminada. Preocupado por las palabras del sabio anciano, Dorkan se pondrá a investigar y en sus manos caerá, como de forma fortuita, un libro que habla sobre una puerta que permitiría a un mortal entrar en el dominio de los dioses, a quienes podría intentar apelar para salvar a su gente de la destrucción. Pese a sus dudas, el hechicero se embarca en tan peligrosa empresa y abrirá la puerta... un hecho cuyas consecuencias ocuparán gran parte del libro y producirá ecos que afectarán a todas las gentes de su mundo a las que pretendía proteger. ¿Será precisamente su gesto lo que propicie que tan terrible profecía se cumpla y se convierta en culpable de la desgracia que se ha abatido sobre todo?

Al parecer, se trata de una duología, algo extraño pues normalmente este tipo de sagas consta al menos de tres entregas. Al apreciar todo el posible potencial de la historia, a priori se antoja corto para todo lo que está abarcando, aunque tal vez al final el autor decida prolongar al menos a una tercera entrega la historia para poder hacer una mejor narración de todo lo que ocurra y cerrar sin dejar más cabos sueltos que los necesarios para querer llevar a cabo una continuación en el futuro.

El libro sorprende pues está bien escrito y es muy ameno (otras obras de este tipo son bastante aburridas y se extienden en los sentimientos del protagonista hasta la saciedad), tanto que con un pequeño esfuerzo para sacar tiempo se puede leer en un día o día y medio a lo sumo. La acción comienza con rapidez y el lector pronto se ve inmerso en el desarrollo de los acontecimientos, que están narrados a través de varios personajes que se alternan a lo largo del libro como son el propio Dorkan, su amigo elfo y una curiosa viajera principalmente. Estos personajes se esbozan lo suficiente como para que sirvan a su propósito, pero quizás les falta un poco más de personalidad, de individualidad, aunque es pronto para hablar de esto dado que un primer libro de una saga suele ser más una "declaración de intenciones" acompañado de la historia. Lo que sí se capta rápidamente es la sensación de urgencia e inmediatez, algo que es bueno para la lectura pero malo para la comprensión del mundo pues se intuye que los lugares y las culturas que se mencionan dan para bastante más de lo que el autor se detiene en describirlas, quedando tan sólo esbozadas por el momento. Incluso las deidades resultan poco más que un trámite, sin mayor trascendencia que el hecho de aparecer en una escena puntual. La acción es lo que más marca a este libro y su fuerte, unido a una trama interesante y bien urdida que tiene como protagonista a un personaje que se aleja bastante de los clichés del héroe para aparecer como alguien "humano", alguien dispuesto a arriesgar por sus creencias y por proteger a su familia y lo que quiere, unos sentimientos que no siempre están bien mostrados en la novela fantástica.

La verdad es que me ha sorprendido gratamente este libro y mucho más que sea un autor español su autor, alguien que ha dado un paso al frente y ha publicado en un género dominado por grandes figuras en su mayoría procedentes de Estados Unidos. Aunque sí es verdad que podría mejorar, la historia es muy prometedora y la trama, amena. El abrupto fin del primer libro hace que el lector quiera conocer más sobre lo que va a pasar, pues todo queda en vilo. Sin embargo precisamente por la envergadura de la narración, tal vez sea necesario reconsiderar que la saga se escriba en dos libros y se permita una mayor libertad al escritor para ampliarla lo necesario como para dar a los lectores una comprensión mejor de este mundo y sus personajes. 

Aunque no se acerque a los más grandes todavía, este Señores de los Siete Tronos apunta buenas maneras y dado su ajustado precio y disponibilidad, se convierte en una lectura muy atractiva para los amantes del género. Esperamos ver cómo Carlos González es capaz de avanzar narrativamente esta historia y que sea capaz de culminar una obra que parece llamada a ocupar un lugar de interés de los aficionados al género.

4 comentarios:

  1. Muchas gracias, Argéntea, por esta reseña. Me alegra que te haya gustado cruzar la Puerta, y confío en que en la segunda parte encuentres esos detalles que echas en falta en esta.
    Y gracias por romper esa lanza a favor de los autores españoles, a los que -al menos en el género de la fantasía- no se les prestaba mucha atención.
    Un fuerte abrazo,
    Carlos

    ResponderEliminar
  2. Gracias a ti por molestarte en pasar por este humilde blog de libros y leer la entrada :) Yo creo que esa segunda parte merecerá la pena, aunque ojalá te permitan que sean dos entregas más en vez de una (aparte de otras historias que seguro vendrán después aunque sean con otros personajes y otros mundos).

    Por otro lado, no hay de qué. Es que a veces miramos siempre a los autores de fuera como si no hubiera nadie aquí que pudiera hacer grandes obras y me parece triste que haya autores que tuvieran que publicar fuera y tener éxito en otros países para que se les reconociera aquí a posteriori.

    Mucho ánimo, mucho éxito y de nuevo muchas gracias por comentar :)

    ResponderEliminar
  3. Muy buena reseña Argéntea. Yo lo estoy leyendo ahora mismo y me está gustando mucho. Hay muy buena literatura fantástica en España, afortunadamente. Gracias por darnos una oportunidad. Necesitamos más lectoras como tú. Saludos.

    ResponderEliminar
  4. Gracias Rayco Cruz, seguro que más gente se va animando a leer autores españoles, que haberlos, haylos y buenos.

    Gracias por comentar.

    ResponderEliminar