jueves, 30 de octubre de 2014

La Música del Silencio

Reseña de un libro que no puede sino calificarse como estupendo aperitivo que ameniza la espera de la tercera parte de una de las sagas de fantasía más leídas de la literatura actual. Aunque no es una literatura temática para Halloween, posiblemente no deje indiferente a nadie.


La música del silencio ha sido publicada esta misma semana por Plaza y Janés en castellano. Aunque en un principio parecía que iba a editarse en rústica, la editorial ha apostado por una tapa dura con sobrecubierta para una historia corta de 147 páginas numeradas que se acompaña de algunas ilustraciones en blanco y negro. Portada para la protagonista, Auri, un personaje secundario de los más interesantes y misteriosos que aparecen en las conocidas El nombre del viento y El temor de un hombre sabio. Imagen correcta y hermosa por su sencillez de colores donde las haya.


El contenido es una historia corta en la que Rothfuss nos presenta unos días en la vida de Auri, la misteriosa chica que Kvothe descubriera durante su periplo en la Academia. No es extraño que el autor haya decidido dedicar un spin off, aunque breve, a tan singular personaje del que poco se sabe hasta ahora. Hay que decir que no es una historia al uso, no hay confrontación, tan sólo un personaje copa toda la atención durante todo el relato y no interactúa con nadie... sin embargo esto lejos de ser algo negativo se convierte en algo original y único. 

La relación de Auri y su entorno, su forma de moverse, de hablar, de hacer las cosas... todo es un curioso misterio que puede verse en parte comprendido al leer La música del silencio. Cada cosa que hace, cada objeto que mueve... todo tiene su propósito. Como la chica especial que es, Auri escucha y entiende cosas más allá de lo cotidiano y obvio, y ha decidido ayudar a esas fuerzas a mantener un orden que trasciende lo meramente racional. Siempre generosa y curiosa, Auri guía al lector por los entresijos de la Surealidad, el mundo en el que vive, a través de Manto, Brincos, Redondel... y un sin fin de lugares dotados de una magia especial que ella sabe insuflarle.


Las ilustraciones que acompañan al libro cada cierto tramo no son en ningún caso dibujos excepcionales pero tampoco pretenden serlo. Brillan con la sencillez de la protagonista y sus tonos blanco y negro y cumplen perfectamente su cometido de mostrar ciertos detalles relacionados con el texto que acompaña, aunque para una época donde la imagen vende tanto, pueden resultar algo simplonas.


Aunque este sencillo planteamiento pueda echar para atrás a los que esperen una novela del estilo de las anteriores, merece una oportunidad, e incluso releerla varias veces. La ternura y la delicadeza que destila cada una de las acciones de Auri dibuja unas escenas que recuerdan más a un cuadro que a un libro. El texto es muy correcto y se nota cierto esmero en la traducción, lo que es de agradecer, y que apoya la publicación en tapa dura que se le ha dado. Además, tiene el valor añadido de estar acompañada por algunas ilustraciones, algo que se ve en muy pocos libros. El precio de esta pequeña joya es de 12,90, muy ajustado y apropiado, por lo que dudo que nadie deje pasar la oportunidad de pasar una tarde relajada de lectura siguiendo los pasos de Auri. Una amena, aunque muy breve, incursión en el mundo de uno de los autores favoritos de los lectores que deja con ganas de más y de saber qué sorpresas aguardan en el siguiente libro de las aventuras de Kvothe.

2 comentarios:

  1. Tengo que plantearme en serio leer algún libro de Patrick Rothfuss. Un saludo.

    ResponderEliminar
  2. Anímate y ya me dirás qué tal. Gracias por comentar :)

    ResponderEliminar