jueves, 22 de mayo de 2014

Mouse Guard. El Hacha Negra

Menuda sorpresa me llevé el otro día visitando mi tienda de cómics favorita. No había leído en ningún sitio que iba a salir esta preciosidad que tanto había echado en falta en mi entrada anterior sobre estos cómics y mira por dónde ha salido a la venta... ¡Y aquí la tenemos!


Pese a lo que pueda parecer nunca he sido gran amante del cómic, no porque no haya grandes obras sino porque para alguien tan enganchado a la lectura como yo su duración es efímera para el precio que tiene. Aun así hay algunos cómics tan bonitos como interesantes en sus historias que no deberían pasar por alto sólo por su aparente estilo más infantil. Mouse Guard, del que no hace tanto hice reseña de los cómics y del propio juego de rol, es uno de esos ejemplos, una de esas joyas. Ésta es la última entrega publicada de sus historias, que ha visto la luz en castellano de la mano de Norma Editorial, como las anteriores, en el pasado mes de abril. 



Tapa dura con sobrecubierta para este Mouse Guard. El Hacha Negra, como los anteriores, formato cuadrado e ilustrado a todo color. Portada para los protagonistas en uno de los escenarios en los que transcurrirá su aventura.


La historia, pese a ser la tercera entrega tras Otoño e Invierno 1152, nos sitúa en un momento anterior la mayor parte del tiempo. Lieam, uno de los componentes de la Guardia, ha desaparecido y Gwendolyn ha ordenado buscarle pero priorizando las actividades propias de la Guardia para con los Territorios. Pero, ¿realmente ha desaparecido? Kenzie y Saxon averiguarán la verdad y con ella toda la historia tras el Hacha Negra, el arma legendaria de los Territorios, que es lo que se cuenta en esta entrega de Mouse Guard. 


La historia es épica, tanto como cualquier relato al uso de fantasía, lo que da que pensar sobre si realmente hace falta inventar otro tipo de seres, magia y demás parafernalia para escribir una buena historia del género. Amistad, aventura, drama... todo se da de la mano en este cómic, en el que el último descendiente del forjador del arma irá a buscarla más allá del mundo conocido por los ratones, al otro lado del mar. 


Al final de la historia, como en las anteriores entregas, una galería de imágenes de otros autores relacionadas con los personajes y escenas más importantes de la historia y varias imágenes e información extra de los lugares que visitan los héroes.


Como siempre, prima el dibujo sobre la escritura, Petersen prima siempre la descripción pictórica sobre el texto y lo hace muy bien, como ya demostró en las entregas anteriores. El dibujo es bonito y vistoso, con mucho detalle. Demorarse en cada imagen es algo indispensable para poder captar bien el ambiente que destila la historia de estos pequeños grandes héroes.


La edición es tan impecable como las anteriores, tapa dura con sobrecubierta, buen papel y a color. Esto tiene un incremento en su coste pero merece la pena. A todos los fans de Mouse Guard, ya ha llegado el momento de ver terminada nuestra colección de cómics y tener en nuestras manos la historia del arma legendaria que protagoniza en parte las anteriores historias. ¿De verdad lo dejaréis escapar?

1 comentario:

  1. Hola acabamos de descubrir tu blog!comentarte que en Memorias de una lectora estamos de sorteo! el premio es un libro de fantasía épica "El heredero de los 6 reinos".Pásate y nos comentas!!muchos besos
    http://mdeunalectora.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar