jueves, 8 de mayo de 2014

Legión y El Alma del Emperador

He de decir que tenía muchas ganas de echarle el guante a esta nueva entrega de las obras de uno de mis dos autores preferidos actualmente: Brandon Sanderson. Mientras esperaba a que se publicara tenía por un lado mucho interés por verla y perderme entre sus páginas... por otro el miedo de que no siguiera la tónica que había visto hasta ahora en sus libros y me echara para atrás. ¿Resultado? El que sigue.


Fantascy, sello de bolsillo de Random House, es la que ha publicado este librito en el que se compilan dos historias cortas de este conocido autor. La publicación ha sido durante el pasado mes, coincidiendo con la Semana Santa, y su presentación es en rústica con solapas con portada a color y 237 páginas numeradas. La portada refleja en su ilustración una composición combinada de lo que sería la temática de ambas obras, con una referencia a cada una que le da un toque elegante y singular sin desvelar demasiado del contenido, cosa de agradecer. Dentro se pueden encontrar las obras Legión y El Alma del Emperador compiladas en un único libro.


Legión es una historia más cercana a la ciencia ficción que a la fantasía que suele tratar Sanderson. En este caso se trata de un episodio de la historia de Stephen Leeds, un hombre de una prodigiosa y singular mente cuya complejidad hace que haya adoptado una personalidad múltiple que se encarna en multitud de personajes, cada uno una faceta del propio Stephen, y que sólo él puede ver. Esto hace que haya sido apodado Legión. Su vida retirada se verá truncada cuando una enigmática mujer venga a proponerle que investigue un caso tan singular como el propio protagonista. Lo más destacable es la relación del protagonista con sus yoes, los divertidos diálogos y situaciones que se producen entre ellos, como si no fueran parte de un mismo individuo sino entes con voluntad propia. La historia en la que se enmarca el relato es sencilla y da pie a posteriores historias que desarrollen aún más a este excéntrico personaje con más amplitud pues se queda algo corta y tan solo en una declaración de intenciones bien escrita ambientada en el mundo actual.

El Alma del Emperador es la historia más extensa de las dos. Ganadora de un premio Hugo, demuestra claramente los motivos por el que el autor recibió el galardón. Está ambientada en el mismo mundo en el que se desarrolló Elantris, la primera novela que nos llegó en castellano de Sanderson, aunque podría haberse ambientado en cualquier otro y tener la misma impecable factura. La protagonista se llama Shai y es una falsificadora. Hasta ahí podría parecer una historia de lo más convencional, dado que lo que ocurre a esta mujer es que es encerrada en las mazmorras de palacio tras ser detenida con el fin de que pague por sus crímenes a menos que ceda al chantaje de realizar la copia más excelsa que haya realizado en todos sus años de vida para cumplir con las expectativas de los grandes cortesanos del emperador Ashravan. Para realizar tal proeza, tiene un plazo de ciento un días. Shai no sólo acabará por interesarse hasta lo personal por el proyecto, sino que además tendrá que buscar la forma de escapar antes de que termine el plazo pues sabe que las luchas por el poder entre los árbitros (que es como se llaman estos ministros reales) la destruyan a ella. Durante su cautiverio tendrá también la oportunidad de entablar cierta relación con Gaotona, uno de los árbitros, que parece realmente interesado por ella más que por sus habilidades como falsificadora. Estas conversaciones revelarán mucho de la personalidad de ambos, así como de acercarse a la personalidad real del propio emperador. Los personajes están tan bien perfilados y sus personalidades tan definidas que se hacen tan reales como Sanderson nos tiene acostumbrados y lo profundo del tratamiento de la historia hace que sea una historia excepcional y maravillosa, de ésas que cuesta dejar sin haber terminado de leer.


Como se puede apreciar no he querido ahondar mucho en las historias de Legión y El Alma del Emperador. Sé que hay reseñas donde se habla más ampliamente del contenido de ambas, pero no me gusta desvelar más de la cuenta para no hacer spoilers y creo que no es necesario para que se pueda apreciar el interés que representa esta publicación de Fantascy. Si a estas dos interesantes obras se le añade una más que correcta traducción sin erratas de ningún tipo y un precio muy ajustado, tenemos una lectura imprescindible para cualquiera que desee conocer más a fondo a este autor sin tener que leer sus otros libros más largos y que pueden resultar un problema para alguien con poco tiempo para leer. Ya no hay excusas, han puesto en nuestras manos una publicación que habla mucho de todo lo que puede dar de sí este escritor en pocas palabras, de su maestría como escritor y que revela cuánto puede ofrecer a aquéllos que todavía duden de si darle una oportunidad o no. Ánimo y probad, no hay mejor excusa para pasar una buena tarde de primavera.

No hay comentarios:

Publicar un comentario