jueves, 17 de abril de 2014

Cuentos Fantásticos del Romanticismo Alemán

En una semana clásica y especial para todos los creyentes y amantes de las procesiones en general, una reseña de un libro de narraciones clásicas para todas las edades traído de la mano de una editorial veterana y de gran calidad.




La editorial Valdemar pasa por ser una de mis preferidas en cuanto a publicaciones se refiere, especialmente su colección Gótica, en la que se pueden encontrar todo tipo de perlas literarias relacionadas con el terror, la intriga y la fantasía más clásica y auténtica de siglos pasados. Una de tales publicaciones es concretamente la que ocupa el número 71 en esta colección, llamada "Cuentos Fantásticos del Romanticismo Alemán". Fue publicada en cartoné en el año 2008 y cuenta con un total de 360 páginas numeradas. 


Portada para "La Belle Dame Sans Merci", que ilustra un poema clásico y resulta bastante ilustrativa de una de las obras que se presentan en este libro, donde se pueden encontrar un total de ocho relatos de siete autores diferentes que representan las raíces del Romanticismo alemán en todo su esplendor y que se contrapuso con gran éxito al Racionalismo presente hasta ese momento:

Ondina
La Maravillosa Historia de Peter Schlemihl
La Estatua de Mármol
El Rubio Eckbert
El Monte de las Runas
El Inválido Loco del Fuerte Ratonneau
El Cascanueces y el Rey de los Ratones
Las Tres Nueces

Estas obras expresan el alejamiento del Romanticismo del clasicismo imperante en ese momento, donde los sentimientos intentan imperar sobre la fría lógica de la corriente anterior e imponerse, desde los más puros a los más terribles. Las lecciones morales también aparecen en estos relatos cortos, todos grandes obras de sus diferentes autores, y constituyen una muestra representativa de lo que fue este movimiento en su época. Especial interés por su relación con la obra inmortal de Tchaikovsky me merece la historia del Cascanueces, que no conocía y tenía mucho interés en leer, sobre todo porque también hubo otro autor de música clásica, Jacques Offenbach, que escribiría "Los Cuentos de Hoffmann" basado en las obras del mismo autor. 

Los cuentos son variados y exquisitos, la traducción tan cuidada como tiene acostumbrada la editorial a sus lectores y la edición no tiene nada que reprochar. El precio es alto, pero también hay que reconocer que la calidad y el contenido merece el gasto. Una jugosa lectura clásica para las tardes cada vez más luminosas de la primavera.

No hay comentarios:

Publicar un comentario