jueves, 16 de enero de 2014

Pathfinder frente a frente

En esta ocasión me permito traer una pequeña reseña de fotos comparando las dos ediciones de Pathfinder: la inglesa y la castellana. Como normalmente tienen tan mala fama las ediciones en castellano, en esta ocasión aprovecho que tengo ambas para ver cómo ha llegado a nuestras manos.


Como todo rolero de pro sabe, Pathfinder se puso a la venta el pasado mes de diciembre de la mano de Devir, que parece haber aprovechado el parón de Dungeons and Dragons y su deriva para embarcarse en publicar uno de los juegos que muchos estábamos esperando. Dotado de gran cantidad de módulos y campañas, Pathfinder se perfila como uno de los favoritos para muchos jugones y alta durabilidad (a menos que no guste este estilo de juego). El primer producto de esta línea, no podía ser de otro modo, ha sido el libro de reglas. Por los comentarios de la editorial y lo indicado por el blog de Jordi Zamarreño, al parecer le seguirán en breve la pantalla, el escenario de campaña y el primer set de campaña El Ascenso de los Señores de las Runas.



El primer vistazo no deja lugar a dudas de que se ha intentado mantener la estética original del juego. La portada es exactamente igual, con una sutil variación de colores pero sin mayor relevancia. Comentar que la edición en inglés la tengo forrada y por eso se nota más brillo en las fotos, la española la acababa de sacar de su plástico protector. La edición es en tapa dura y parece igual de resistente que la inglesa, lo cual es un gran paso respecto a lo ocurrido con el juego de rol Juego de Tronos.


Sobre el grosor del libro, es el mismo en apariencia. Un detalle curioso es que no solo es en apariencia sino que comparten exactamente el mismo número de páginas numeradas. Menudo detalle.



El interior presenta exactamente el mismo formato y tipografía que la edición inglesa, salvando que, lógicamente, al ordenar por orden alfabético cosas como los conjuros haya que buscarlos en páginas diferentes según la edición, nada fuera de lo normal.



Comentar que la calidad del papel es prácticamente la misma que la edición inglesa. En otras ocasiones es algo que ha fallado mucho y se echaba en falta. Aquí también es un punto a su favor.


Las erratas es algo que se ha echado en cara a la editorial, sobre todo porque el manual no es precisamente barato (aunque por su tamaño no es un mal precio). Indicar que la edición inglesa también tuvo, no estuvo exonerada de fallos. Una pena que haya que comprar otro manual para poder tenerla físicamente, aunque al menos han tenido el detalle de facilitar la versión en PDF para que todo el mundo pueda conseguirla rápidamente y será tenido en cuenta tanto para la reedición del manual como por ser una crítica constructiva que se tendrá en cuenta en futuros suplementos.


Como gran seguidora del juego, lo compré el día que llegó a tienda (por desgracia, y eso sí es criticable, llegó a unas antes que a otras según la provincia). Debo decir que conocer algunas de las erratas hizo que hasta ahora no lo haya sacado del plástico, e incluso que me planteara devolverlo y esperar una reedición. Pero por otro lado creo que nada de lo que se ha comunicado es insalvable para poder disfrutar de este libro y que merece su compra y, sobre todo, ser jugado por todo aficionado a los juegos de rol de fantasía. Agradecer, de nuevo, a Devir que se decidiera a traerlo en castellano después de que tantos aficionados lo hayamos pedido... aunque sea tan tarde respecto a la salida del original. Ya nadie tiene excusa para no hacer un viajecito por Golarion o unirse a la Sociedad de Exploradores y embarcarse en sus aventuras. 

Larga vida a Pathfinder.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada