jueves, 2 de enero de 2014

Encadenados, una guía para Demonio: La Caída

Recién entrados en el nuevo año, reseña esperada pero largo tiempo postergada no por nada, sino por acumulación de libros interesantes que comentar y mi deseo expreso de ir alternando diferentes temáticas. Penúltima reseña de los manuales dedicados a Demonio en castellano, Encadenados es uno de los platos fuertes de esta línea. A continuación, su contenido.


Editado en 2005 por La Factoría de Ideas, por aquellos entonces la editorial que publicó en castellano todo lo relacionado con el Mundo de Tinieblas de White Wolf, se trata de una edición en tapa blanda y 128 páginas numeradas. Portada a color, con el distintivo tono azul de la línea de Demonio e ilustración a color, mientras que el interior se encuentra en blanco y negro. El suplemento se encuentra dividido en seis capítulos más introducción y prólogo.



Como suele ser habitual, el prólogo y la introducción de cada capítulo presenta un breve trozo de relato representativo del manual al que acompaña, capturando toda la esencia del juego en esas breves páginas y normalmente resultan atractivas de leer. La introducción informa de qué es este libro y cómo usarse así como proporciona algunas fuentes para inspirarse a la hora de llevar a la mesa de juego el libro y resume cada apartado que viene a continuación.


Los dos primeros capítulos tratan sobre la historia de los Encadenados y su renacimiento y ascensión en la actualidad. La parte de la historia es siempre algo interesante de leer, aunque vuelve a dejar constancia de la falta de coordinación al crear el Mundo de Tinieblas al pisarse la información con la de otros manuales de otras líneas por lo que hace relativamente inviable cruzar tal cual vienen en los manuales a los diferentes seres de este juego a menos que se obvie esta información. Así y todo es curioso ver cómo se han adaptado los demonios, y concretamente estos Encadenados, posiblemente los más peligrosos, a la vida humana y han medrado a través de los siglos hasta que finalmente fueron en su mayoría enviados al éxtasis por el triunfo de la razón y la ciencia. Sin embargo en la actualidad vuelven a ver la luz y con ellos toda su parafernalia: cultos, sociedades secretas, control de medios de comunicación y órganos gubernamentales... así como su intento por controlar a otros Caídos para poder usarlos como peones. También con ellos resurgen los que intentarán frustrar sus planes, bien por motivos personales o simplemente como medio de librarse de su amenaza. 


Los capítulos tres y cuatro hacen referencia al sistema de juego. ¿Qué es un Encadenado? Normalmente será un formidable enemigo pues estos viejos demonios son en su mayoría reliquias de un pasado muy lejano y los más conocidos y poderosos de ellos fueron los lugartenientes de Lucifer, los grandes archiduques, invocados por los mortales a los que el Lucero del Alba enseñó los rituales necesarios con el fin de que le ayudaran a proseguir con su cruzada. Sin embargo la jugada salió mal y los demonios solo albergaban odio hacia aquel que creían les había traicionado y encerrado, con lo que se convirtieron en enemigos de su líder original y también del resto de su especie buscando llevar a cabo sus propios fines. En general, lo que tienen en común estos Encadenados es que no poseen un cuerpo físico sino que su esencia está imbuida en un objeto, desde algo transportable a algo de gran tamaño, desde un objeto circunstancial a un recipiente creado expresamente y con los materiales más adecuados para el demonio que lo va a habitar. 


Por su creciente locura y el Tormento creciente que acumulan, suelen ser utilizados como PNJs por el Narrador y muy raramente podrán crearlos los jugadores, de hecho el libro lo desaconseja constantemente. Sin embargo hace falta tener en cuenta una serie de parámetros tanto para llevar a la mesa uno existente como para crear uno a medida y de ahí estos capítulos donde se puede encontrar desde datos sobre el relicario, la obtención de fe, poderes especiales que sólo conocen los Encadenados o las Necesidades, que son lo que indican las tendencias del Encadenado hacia lo físico, lo mental o las emociones. También se ponen ejemplos de tipos de fieles que pueden estar a sus órdenes: desde esclavos hasta otros demonios y cómo manipularlos para conseguir que se unan al culto del Encadenado.

Los dos últimos capítulos son para la Narración. Ahí aparecen ejemplos de algunos Encadenados listos para usar así como otros aspectos que pueden usarse en la crónica tales como reliquias creadas por los Encadenados para ser usadas por sus leales o por otros demonios a sus órdenes y temáticas que pueden incorporar a los Encadenados a la crónica, ya sea sirviendo a uno de estos vetustos y peligrosos seres o contra ellos. Mención especial a los bastiones, esos lugares creados por algunos de ellos y que ahora podrían estar ocultos a la espera de ser descubiertos por jugadores avispados... sin duda un aliciente más para la partida.


Haciendo balance, se trata, como ya han comentado algunos lectores de estas reseñas, del suplemento más interesante publicado en castellano para el juego, por lo que cualquier interesado en jugar Demonio La Caída debería leerlo. Por otro, indicar que se aprecian algunos errores de bulto en el plan editorial y es una pena dado que impide consultar material al que hace referencia este suplemento. Me refiero a que se hace mención constantemente al manual de jugador de Demonio, libro no publicado en castellano y que posiblemente debió salir antes que otros suplementos de esta línea dado el material que parece ser que contiene y que ayuda a expandir referencias que aparecen aquí. Las ilustraciones, como siempre, muy malas. Ni siquiera se salvan las de inicio de capítulo. El texto, por el contrario, me parece muy correcto durante todo el suplemento. Como los propios Encadenados, un libro con contrastes de luz y sombra :)

No hay comentarios:

Publicar un comentario