jueves, 26 de diciembre de 2013

Mouse Guard, el cómic

Después de disfrutar de la cena navideña y los posteriores almuerzos navideños, qué mejor que una reseña sencilla sobre un cómic que se ha vuelto a poner en valor tras la publicación del juego de rol homónimo. Por hacer memoria, la reseña fue publicada el pasado lunes en el blog amigo El Círculo de Zerom, enlace aquí, y en este caso aprovecho para complementar su información con la de los cómics, que es la otra pata sobre la que se asienta esta divertida ambientación que es Mouse Guard.


Recordar que la idea original de Mouse Guard vino de la mano de David Petersen, el encargado de dar vida y dibujar a estos simpáticos y valientes roedores. El sistema, una versión reducida de Burning Wheels, corrió de la mano de Luke Crane. Los cómics han obtenido varios premios y menciones entre ellos el Eisner 2007 al mejor autor novel. La serie actualmente consta de cuatro entregas sin contar el juego de rol, tres de las cuales han sido publicadas en castellano por Norma Editorial e inexplicablemente la cuarta sigue manteniéndose inédita (esperemos que no para siempre).


La edición cómic publicada por Norma en 2008 y 2010 está editada en tapa dura con sobrecubierta y a todo color. Corresponden a Otoño 1152, Invierno 1152 y Leyendas de la Guardia.


Otoño 1152 es lo que podría ser una clásica aventura jugable dentro del juego de rol (de hecho se encuentra como aventura de ejemplo). El dibujo es vistoso en estos cómics, a todo color y muy originales, que son acompañados por pequeños textos, algunas veces tremendamente escuetos, pero suficientes para entender la trama. Al final del volumen hay una galería de ilustraciones creadas por diversos dibujantes así como la guia de Barkstone y Lockhaven, unos anexos creados para satisfacer la curiosidad del lector.


Invierno 1152 continúa donde lo dejó su predecesor, creando una trama argumental más amplia. El dibujo y los diálogos se mantienen en su línea, uniendo a todos los personajes de la pasada entrega en una misma aventura. Al final del libro, junto a la galería, guía de Sprucetuck y Darkheather, las dos localizaciones que protagonizan la historia.


Leyendas de la Guardia es un recopilatorio de relatos cortos creados por otros autores bajo la supervisión de David Petersen. El dibujo y el estilo de la historia varía de uno a otro, con lo que posee el encanto y los defectos de cualquier antología que se precie (variedad de estilos, variedad de calidad del texto y de la ilustración) pero que es capaz de gustar a cualquier seguidor de esta saga. Se intuye que tenían previsto un segundo volumen, pero hasta la fecha en la web oficial de Mouse Guard no hay mención a su publicación en fecha próxima.


La edición española mantiene todo el sabor del original, lo cual es un gran punto a su favor, sin embargo peca de una cantidad de erratas impropia para algo con tan poco texto como un cómic. Comenzando por el índice de Invierno 1152, donde vuelve a repetir las localizaciones del primer cómic cuando son distintas las que incluye, y en los propios diálogos. Así y todo son tan bonitos e interesantes que merece la pena adquirirlos por el precio que tienen. Algunas imágenes a continuación.



Otoño 1152




Invierno 1152




Leyendas de la Guardia




Desearos a tod@s una Feliz Navidad y nos vemos el próximo año celebrando su llegada con una nueva reseña. Hasta entonces, ¡no comáis muchos turrones!

3 comentarios:

  1. Genial la reseña, muy concisa :)

    También me sorprendí mucho al ver el índice de Invierno, tanto que miré al final si de verdad habían repetido las ciudades. No sé cómo se les pudo pasar algo así.

    ¡Un saludo!

    ResponderEliminar
  2. Gracias a los dos por los comentarios. Comentaros que no he hablado de la historia de los volúmenes porque destriparía algunas aventuras de ejemplo del juego de rol.

    ResponderEliminar