jueves, 12 de diciembre de 2013

Las Sucias Calles del Cielo, la fantasía urbana de Tad Williams

Y se acerca la Navidad, época de regalos y religiosidad, de cordialidad y buenos deseos para el futuro ante el año nuevo que se aproxima. Sin embargo no todos los escritores comparten una visión tan ortodoxa del cielo. Ya en juegos de rol y otros libros se hace mención a las huestes celestiales, pero ninguna tan butcheriana que yo conozca como la que ofrece Tad Williams y a la que esta entrada le echará un vistazo.

Procedente de wikipedia

Este autor nació en marzo de 1957 en San José (California) y desde que comenzó a manifestar su creatividad fue apoyado por su familia, llegando su madre a ser su agente. Su interés en la ciencia ficción y la fantasía procede de sus lecturas infantiles y por la flexibilidad de ambos géneros para crear lo que quisiera con total libertad. Durante su vida ha tenido todo tipo de trabajos, desde repartir periódicos hasta varios años en la compañía Apple. Su obra es extensa y entre las más conocidas destacan la serie Shadowmarch,  Otherlands, Añoranzas y Pesares, La Canción de Cazarrabo y la más recientemente publicada en castellano, Las Sucias Calles del Cielo, perteneciente a la serie de Bobby Dollar.


Las Sucias Calles del Cielo ha sido publicado por RBA Libros dentro de su colección Literatura Fantástica que ya ha traído al castellano títulos de autores como Ursula K. Le Guin o Jim Butcher. Es una colección en rústica con solapas de un vistoso tono plateado aunque de tapas algo blandas. Con un total de 478 páginas numeradas y letra de tamaño medio, no presenta ilustraciones más que en la portada, donde una imagen que evoca la temática del libro deja poco a la imaginación... salvo la trama concreta, claro está.


En este libro, como suele ser corriente en cualquiera que abre una saga, se nos presenta a Bobby Dollar, el protagonista estrella de la historia. Se trata de un ángel que vive en un cuerpo humano desempeñando una importante labor: es abogado defensor de las almas de los difuntos, el que intenta por todos los medios conseguir que vaya al cielo y no caiga en el infierno. Como él, otra serie de ángeles viven en cuerpos humanos desempeñando funciones similares a las de Bobby o de apoyo a los suyos. Se presenta una buena cantidad de personajes secundarios, destacando Sam, el mejor amigo del protagonista, y Clarence, un recién descendido para convertirse en abogado. La historia comienza cuando el alma de un fallecido desaparece ante los ojos estupefactos de juez, abogado y fiscal infernal. Obviamente, las sospechas se reparten entre los dos grupos en liza, dado que cada uno tiene buenos motivos para quedarse con esas almas y romper el equilibrio de poder existente entre el cielo y la "oposición". Bobby, que se había convertido en el abogado de ese alma concreta de rebote, se ve inmerso en el extraño caso y, por ello, comienza a investigar por su cuenta. Sus movimientos le meterán en todo tipo de líos y problemas con ambos bandos, tanto que incluso se verá perseguido por un monstruo de pesadilla que sólo busca matarle. Como trasfondo de todo esto, se nos presenta la ciudad de San Judas, en San Francisco. Se trata de una ciudad similar en muchos sentidos a las descritas por Jim Butcher para Harry Dresden, moderna y oscura, aparentemente normal pero llena de seres sobrenaturales, en este caso ángeles y demonios, llevando adelante sus asuntos. También da una visión curiosa, por llamarlo de algún modo, del cielo y sus mandamases, de los demonios y sus líderes y las relaciones entre ambos bandos, difusas en el mejor de los casos. 

La historia es bastante original, aunque siguiendo la estela de Harry Dresden por el tipo de protagonista, el antihéroe desastroso, obcecado en llegar hasta el final y de buen corazón pero con su lado oscuro a cuestas, y una ciudad de similares características. Así y todo es interesante la forma de plantear la relación de ángeles y demonios así como la forma de interactuar con los mortales y de llevar sus asuntos, lo cual la hace una lectura entretenida para aquellos amantes de la fantasía urbana, aunque su calidad no la haga llegar al sobresaliente.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada