jueves, 26 de septiembre de 2013

El Tamuli, un último compás para Elenium

Tiene su tiempo, pero para mí durante mucho ha sido un gran desconocido. Pese a haber leído hace bastantes años las conocidas Crónicas de Mallorea y Crónicas de Belgarath, e incluso Elenium, nada sabía de esta trilogía del conocido autor David Eddings, era el momento de solucionar ese pequeño problema.

Procede de El Umbral de Nat

David Eddings, julio de 1931-junio 2009, trabajó y se graduó en Oratoria, Drama e Ingles por la Universidad local y pronto comenzó a interesarse por la literatura. A la vez que comenzaba a escribir sus primeras obras trabajaba para ganar lo suficiente como para mantenerse sin problemas durante el día a día. No sería hasta que decidiera pasar al género de la literatura fantástica que se volvería un autor más conocido. El estilo de sus trilogías recuerda en cierto modo a Tolkien y a los grandes clásicos del género y escribió dos sagas que tendrían una continuación posterior en forma de una segunda colección e incluso spin offs las cuales son las más nombradas por sus fans aunque tenga algunas incursiones en otros géneros como el suspense. Su esposa, Leigh Eddings, colaboró con él en sus últimos trabajos antes de su muerte en 2006. Destacables son las Crónicas de Belgarath (1982-1984) y su continuación Crónicas de Mallorea (1987-1991); Elenium (1989-199) y su continuación El Tamuli (1992-1994); los spin offs Belgarath el hechicero (1995) y Polgara la hechicera (1997); o la tetralogía Los Soñadores (2003-2006). 

Esta saga en concreto fue editada por Grijalbo bastante antes que Timun Mas comenzara su andadura con este autor del género fantástico y, en lugar de comenzar cronológicamente, por algún motivo que solo ellos conocen editaron primero la última de las dos trilogías, El Tamuli. Las tres están editadas en tapa dura con sobrecubierta y con fecha de 1994, actualmente descatalogadas, con una extensión de 496, 493 y 492 páginas respectivamente. Los títulos de los tres volúmenes son: Cúpulas de Fuego, Los Seres Fulgentes, La Ciudad Oculta.Las ilustraciones de portada presentan, en comparación con los diseños actuales, un aspecto antiguo, no habiendo envejecido demasiado bien en comparación con otras obras, posiblemente también a falta de una nueva edición posterior. 

La historia devuelve al lector a aquellos entrañables personajes que ya salvaran Eosia occidental de las malvadas zarpas de Azash, el malvado dios, y sus esbirros. Han pasado seis años desde que la rosa azul fuera recuperada y ocultada cuando una crisis se teje ahora en Eosia oriental, un territorio bastante poco conocido para ser Falquian y sus amigos por su falta de vinculación con la iglesia elenia y las escasas relaciones políticas entre ellos. El gran imperio Tamul es el que aglutina en su seno gran variedad de reinos y territorios de diferentes costumbres y leyes bajo el control de un emperador y su aparato burocrático de gobierno. La paz conseguida a expensas de ceder el dominio a los tamules y al ejército atán está a punto de romperse con conatos de rebeldía en diferentes lugares. Es por este motivo que el emperador Sarabian decidirá hacer llamar al gran héroe elenio ser Falquián, actualmente príncipe consorte casado con la bella reina Ehlana, para que le ayude a solucionar los problemas internos de forma discreta. Durante los tres libros que componen la trilogía, Falquián y sus compañeros caballeros, representando cada cual a su respectiva órden militar eclesiástica, recorrerán esta plétora de países encontrando a amigos y enemigos por igual con el fin de descubrir a quien está detrás de todo.


La historia es muy similar a la de Elenium en planteamiento y desarrollo, también a sus precedentes crónicas de Belgarath y de Mallorea, pero no por ello deja de ser tan entretenida como el resto de historias de Eddings. El grupo de caballeros es el centro de la historia, todos bajo la batuta indiscutible de Falquián, llamado Sparhawk en esta trilogía, protagonista de ambas historias. Lo que se echa en falta en la narración de Eddings es que estos personajes, de diálogos muy amenos y toques de humor, no evolucionan sino que parecen mantenerse estáticos pese al paso del tiempo posiblemente con el fin de hacer que sus diferencias y similitudes rijan las conversaciones y las situaciones. Sigue el esquema de una novela río donde los personajes van visitando diferentes lugares y poniendo con ello de manifiesto la forma de ser de las personas que habitan en ellos.

Lo que no se entiende demasiado es cómo es posible que pese a haber publicado Timun Mas el resto de obras más conocidas de Eddings no hiciera lo propio con El Tamuli. Este cambio de editorial también propició el cambio de los nombres de algunos personajes entre Elenium y esta trilogía, de este modo está Falquián/ Sparhawk, Platimo/Platime, Flauta/Flute. Pese a estos pequeños fallos, es imposible sustraerse al encanto de las novelas de este autor, a sus momentos de humor y sus entrañables personajes, su narrativa amena y sencilla trama. Aunque posiblemente no llegue a tener el nivel de Belgarath y sus compañeros, ningún amante de la literatura fantástica debería pasar por alto Elenium y Tamuli, que sin aportar nada especial al género saben divertir y entretener a base de chispa y buenos diálogos, historias con final amable y lejos de las complejidades de Canción de Hielo y Fuego o las complicadas relaciones personales de Patrick Rothfuss. 


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada