jueves, 22 de agosto de 2013

Legados, La Marca Novelada

Como parte de la expansión que se está llevando a cabo con el universo de La Marca del Este, vio la luz el pasado mes de junio una novela escrita por Javier Pellicer, autor valenciano con cierto bagaje literario a sus espaldas, un veterano para un juego que poco a poco se va volviendo su hueco en las estanterías de los jugadores de rol.



Este Legados ha llegado a las estanterías de la mano de Holocubierta ediciones, en un formato rústica con solapas y 424 páginas numeradas. No posee ilustraciones, salvo la de cubierta a todo color y en el interior una en blanco y negro que representa una parte del continente donde se encuentra La Marca. La portada, de bella ilustración, se une también con la parte posterior del libro en el dibujo y es obra, como suele ser habitual, de Manzanedo.

Respecto al contenido, el autor entra de lleno en la literatura fantástica con una trama en la que dos jóvenes, Bainis de Robleda y Thalla, servidora de Valion, se ven ligados al destino de dos piedras mágicas tan antagónicas como peligrosas y deben abandonar la seguridad de sus hogares para recorrer el mundo en busca de qué hacer con ellas para que no pongan en peligro el mundo conocido. En su periplo serán acompañados por un nutrido grupo de personajes como el padre adoptivo de Bainis, Talfin, el gnomo Papiro, la elfa Eiva'lara y el bárbaro Darlak. 

La aventura presenta todos los parámetros de la literatura fantástica, todos sus tópicos buenos y malos, manteniendo una redacción muy sencilla y actual, lo que la diferencia de las obras de alta fantasía clásicas como Dragonlance o Reinos Olvidados. Es un bonito tributo a todo lo relacionado con el mundo de La Marca pues Javier ha intentado plasmar en su prosa con todos los detalles posibles las localizaciones que van recorriendo los personajes, así como usar a algunos de los aparecidos en los relatos recogidos en las dos entregas de Crónicas de La Marca del Este, publicadas previamente por la editorial Holocubierta.

El único pero que se puede poner a esta historia es tal vez su sencillez, que puede chocar un poco a todos los seguidores de las sagas clásicas y de los nuevos autores como Martin, Sanderson o Rothfuss, pero parece apropiado dada la sencillez que siempre ha caracterizado al universo en el que se encaja. También hay cierta extrañeza cuando, al leer más de cien páginas, la historia de Bainis se corta de forma un tanto artificial para dar paso a iniciar de cero la de Thalla. Tal vez aquí ir intercalando ambas historias hasta la reunión de los protagonistas habría sido mejor de cara a no romper el ritmo narrativo y el pulso de la historia. Destacar el final de la trama, muy emotivo, y con un final bien cerrado e hilado, sin fisuras.

Debo decir que, al contrario que el escritor, yo sí conozco bastante lo publicado sobre el juego de rol La Marca del Este, pero no he leído nada hasta ahora del autor de Legados, de modo que no sabría decir si esta novela está acorde o no con el estilo de anteriores obras suyas. En su favor, decir que parece haber buscado toda la información posible para dar un buen trasfondo a la historia y que intenta seguir la línea de sencillez que caracteriza a todo lo relacionado con este juego. Es una buena lectura para todos los que gusten de La Marca y su mundo, también para lectores jóvenes que quieran conocer el mundo de juego antes de comprar el juego en sí, tal vez pueda desanimar a algunos lectores que gusten de tramas más adultas y complejas, pero no a aquel que busque una historia fantástica de toda la vida, sin sorpresas.

2 comentarios:

  1. Estoy leyendo la novela y es divertida y amena. Me recuerda a los tiempos de dragonlance pero mejor escrito jeje.

    No es ninguna obra maestra pero se lee agusto.

    ResponderEliminar
  2. No sé, será que me gusta más la forma de narrar de Dragonlance, pero eso no quita mérito a Legados.

    Gracias por comentar, Elkartzut :)

    ResponderEliminar