jueves, 25 de julio de 2013

Harry Dresden en Un Pequeño Favor

Aquí tenemos la más reciente aventura de Harry Dresden publicada en castellano durante la presente primavera, aunque no la última de las que se han publicado en Estados Unidos. Al menos, eso sí, parece que en España nos vamos poniendo al día al respecto y acercándonos más también al ritmo del otro lado del charco.


Un Pequeño Favor ha sido publicada, como las anteriores, por La Factoría de Ideas en formato rústica con solapas con un total de 352 páginas. La elección de temas y colores no varía para nada respecto a las entregas anteriores, dando en ese sentido cierta uniformidad a los diez libros publicados hasta ahora, aunque el formato haya cambiado de tamaño con el paso del tiempo.

Como suele ocurrir en estos casos, el protagonista piensa que después de tantas desventuras y desafíos sobrevendrá un tiempo más tranquilo en el que rehacer su vida en todos sus sentidos, pero el destino no tiene reservado ese sosiego a Harry Dresden y será esta vez la reina Mab, señora de Invierno y a la que el mago debe un par de favores, quien pase a cobrarse uno. Relacionado con la investigación de la propia Murphy, sargento de policía y gran amiga de Dresden, el asunto parece relativamente sencillo pero estando implicadas las fuerzas que lo están, queda claro que nada será lo que parece y que el mago acabe lidiando con fuerzas y enemigos que pondrán al límite todas sus capacidades para resolver airosamente el asunto llegando a un punto en el que incluso poderes más allá de su control se acerquen a esta liza y de un modo oculto presten su ayuda para llevar a buen término todo. Con un sabor agridulce fruto del desenlace de la aventura pero más sabio y experimentado que cuando la iniciara, se siguen manteniendo todos los interrogantes vistos hasta ahora, mencionados pero sin resolución.

Destaca aquí la gran cantidad de personajes que se dan cita, todos conocidos de pasadas entregas de la saga y que convergen en el que es hasta ahora el problema más grave con el que se ha enfrentado la ciudad de Chicago. Los aliados más improbables y algunos nuevos detalles que siguen perfilando la metatrama de la saga se dan cita en esta novela, que no deja de ser una aventura autoconclusiva más como las anteriores. El hilo de metatrama en esta entrega se hila muy fino, quizás demasiado, dejando al lector con ganas de saber más y avanzar algo en su conocimiento, cosa que se deja de lado salvo en contadas ocasiones en la que se da algo de información, a cuentagotas. Del otro lado, se va observando la evolución de Molly, la aprendiz de Dresden, y se intercalan esas escenas de carácter más familiar con las de la historia a través de su familia y la fuerte unión entre sus miembros. Variados y numerosos personajes se dan cita en esta historia, que no tiene un final satisfactorio en ningún sentido salvo en terminar con el problema inmediato, dando la sensación de ser una novela puente más sin demasiada trascendencia salvo por esos detalles antes mencionados que parecen pertenecer a la metatrama.

Recordar que mantiene su ritmo rápido que tan buenos resultados da de cara a su lectura, el carisma de sus personajes y los diálogos hilarantes (especial mención al protagonizado por Dresden y Thomas sobre "el trato como un rey"). Todo esto hace que sea tan divertida como sus predecesoras, aunque los niveles de peligro y la forma de conseguir salir de ellos siguen alcanzando cotas exageradas incluso para una aventura de ficción. ¿Necesitará Dresden unas pequeñas vacaciones y un pequeño cambio de aires?

2 comentarios:

  1. Justo anoche acabe de leerlo, hay algo que no se si tiene que ver; no te da la sensación de "El chicho de oro" creo que si la as visto me entenderas. Pero pueden ser imaginaciones mias. Por cierto no olvidemos a Raton que cada novela descubrimos mas del poni :P

    ResponderEliminar
  2. Sí, Ratón mola cantidad y sí, alguna reminiscencia le veo pero hace tanto que vi esa peli que en un principio no me había dado cuenta.

    Gracias por comentar, Torak :)

    ResponderEliminar