jueves, 7 de marzo de 2013

El Maestro del Prado, arte y simbolismo hecho historia

En este nuevo año que tanta crisis azota el país parece que los escritores se están poniendo las pilas para ofrecer cantidades ingentes de novelas de calidad para todos los gustos y colores. Tal es el caso de Javier Sierra, cuya novela El Ángel Perdido fue comentada anteriormente en este blog y que ahora regresa con una nueva historia bajo el brazo que se ha aupado rápidamente al primer puesto de ventas de nuestro país. En este caso se nos propone visitar el museo del Prado de Madrid pero desde una perspectiva bastante diferente a la usual y de la mano de un personaje aun menos corriente. Bienvenidos todos al Maestro del Prado.



Este libro, publicado en el presente 2013 y que ha desbancado a las 50 sombras del liderato de las ventas, posee una bonita ilustración de cubierta con la figura evanescente de un desconocido dentro de las salas del Prado, enigmático y atrayente, nos introduce en una obra de 350 páginas numeradas y, lo que es menos frecuente, acompañado de ilustraciones que se reparten por toda la obra. La coletilla del título también es bastante interesante e introduce el tema subyacente en la historia que se narra: "y las pinturas proféticas".

La trama está relatada en forma autobiográfica y en ella se puede descubrir cómo su protagonista, un joven Javier Sierra que estudia periodismo, conoce a un personaje muy especial durante una vista al museo del Prado en el que se encuentra estudiando uno de los cuadros de Rafael llamado "La Perla". Desde entonces el joven Javier no volverá a ver el museo y sus pinturas con los mismos ojos y será introducido al lenguaje simbólico que guardan estas obras de arte, solo al alcance de los iniciados conocedores de los motivos que indican que una pintura u obra artística guarda un mensaje oculto. Esta relación con el doctor Fovel, o maestro del Prado para entendernos, meterá al periodista en una investigación apasionante sobre historia oculta de figuras relevantes de la época en que se pintaron los lienzos, enigmas y mensajes que se ocultaron en las obras en ocasiones por deseo del autor o bien del mecenas que había encargado la obra, difundiendo así un mensaje que hubiera resultado herético si se hiciera de forma directa en una época tan llena de luces y sombras como fue el Renacimiento, momento en que la Iglesia todavía poseía un gran control sobre la ortodoxia es influencia suficiente como para hacerla mantener a rajatabla. 

¿Es cierto todo esto de mensajes ocultos en las obras de Rafael, Tiziano, El Bosco o Leonardo? Es posible, no se trata de la primera novela que trata sobre mensajes ocultos en las pinturas que se ha escrito, pero lo interesante viene en que cada capítulo tiene insertas ilustraciones de los cuadros de los que se habla o de los fragmentos del cuadro que se mencionan en las explicaciones dejando más dudas en la mente del lector sobre la verosimilitud de lo que se está narrando, toda una oda al buen hacer literario, un arte que no está al alcance de todos los escritores de novelas de este tipo.

"El arte solo funciona cuando maravilla."

Y no será tan solo el descubrimiento paulatino del mensaje de estas obras, que intenta explicar que es posible la comunión con el mundo divino a los hombres sin necesidad de intermediarios, sino también los giros de la trama en torno a la identidad del doctor Fovel o el misterioso señor X que parece querer evitar a toda costa que un joven Javier aprenda más de estos misterios lo que mantiene al lector interesado en la historia hasta el final sin bajar un ápice el ritmo narrativo, pausado y elegante la mayor parte del tiempo y sin grandes sobresaltos.

Visto lo visto: una trama que propone descubrir un misterio; personajes cercanos al lector, que podría identificarse fácilmente con el joven periodista; lo fácilmente que se puede sumergir el lector en la historia y lo bien redactado de esta hacen que se entienda por qué casi desde su lanzamiento es todo un bestseller que proporciona tantas preguntas como respuestas, elegantemente presentado y que deja buen sabor de boca al final. ¿Qué más podemos decir salvo que para cuándo tendremos otra nueva historia? Muchos estaremos esperándola.

No hay comentarios:

Publicar un comentario