jueves, 7 de febrero de 2013

El Retorno, nuevo thriller de Sebastian Fitzek

Volviendo por los fueros literarios de intriga y suspense, tengo por aquí algo que puede alegrar a más de uno. Aunque no lo supe en el momento, el 2012 trajo algo más que el fin del calendario maya o la publicación en castellano de Danza de Dragones, también vio la luz una tercera de Sebastian Fitzek en español. A la saca. Veamos qué de sí ha dado esta nueva novela del periodista y escritor alemán.




Esta novela ha sido publicada de nuevo por Planeta dentro de su sello Booket, como ya hiciera con El Experimento anteriormente. Por tanto, tenemos una encuadernación en rústica sin solapas de buena calidad, con un total de 416 páginas numeradas y un precio muy ajustado para una historia que viene precedida por una portada donde se puede ver un rostro infantil, ¿el chico de la historia quizás? ¿Qué se esconde tras la mirada de un niño inocente?

"Maté a un hombre con un hacha. Hace 15 años."

Con esta críptica y potente frase un niño de diez años cambiará para siempre la vida del abogado defensor Robert Stern, quien se ve involucrado en una carrera contrarreloj para intentar encontrar la identidad del misterioso asesino de hasta siete cuerpos, cuyas ubicaciones le son reveladas a través de Simon, un chico con un tumor cerebral que asegura ser la reencarnación de tal asesino. Por si fuera poco, involucrarse en este caso hará que una tercera persona, a la que Robert conocerá tan solo como "la Voz" intentará chantajearle para que averigüe la identidad de este Vengador para él a cambio de una información que el abogado es incapaz de asimilar: la verdad sobre si su hijo Félix, muerto diez años atrás, realmente está muerto. La pregunta de si cree en la reencarnación flota sobre el ambiente tenso de esta historia, que hará que el protagonista vea la realidad más sórdida de su Berlín natal, descendiendo a unos infiernos desconocidos hasta entonces en pos de pistas que puedan salvar las vidas de los que ama y le proporcione la paz que tanto ha intentado conseguir desde hace diez años.

El señor Fitzek lo ha vuelto a hacer. Una historia que comienza ya en un punto álgido y que no desciende apenas de intensidad hasta que llega al final, una trama llena de giros ingeniosos que hará que el lector no pueda despegarse de sus páginas hasta que haya terminado (y lo digo por experiencia que la leí en menos de un día), personajes bien perfilados...  Brillante y ágil, la lectura hace imposible el aburrimiento, los hechos se suceden, las peripecias de Robert cada vez se hacen más osadas. No hay nada que impida a un lector deseoso de pasar una tarde escalofriante disfrutar de este Retorno, no apto para las mentes sensibles.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada