jueves, 14 de febrero de 2013

El Camino de las Sombras, por Brent Weeks

Touché, debería decir esta vez. Como ya iba siendo hora, eché mano al libro que me habían regalado por mi cumpleaños después de la sexta vez que me preguntaran si lo había leído. Conste que no leerlo antes no ha sido porque no me gustara, sino porque voy escogiendo libros según me van viniendo en gana y siento la motivación de leerlos, independientemente del orden de llegada a mi mesita de noche, paso previo a la lectura de todos ellos. Le tocó el turno a este Camino de las Sombras, cuya portada me recuerda poderosamente a Ezio Auditore o Altair de la popular saga de videojuegos Assassins Creed. ¿Terminarán aquí todas las similitudes?


 El autor de Camino de las Sombras no es otro que Brent Weeks. Este escritor, nacido en marzo de 1977 en Montana y residente en Oregón, se dedica a tiempo completo a la escritura. Se graduó en el Hillsdale College con una licenciatura en inglés. Trabajó durante un tiempo como camarero y profesor antes de decidirse a escribir y dedicarse a ello a tiempo completo. Su primer libro fue precisamente Camino de las Sombras, publicado en 2008, que fue finalista del David Gemmel de fantasía y figuró durante bastante tiempo en la lista de los más vendidos del New York Time. A esta primera novela se agregarían sus continuaciones, Al Filo de las Sombras y Más Allá de las Sombras, así como una historia corta que es precuela de estas titulada La Sombra Perfecta. Actualmente se encuentra desarrollando una nueva tetralogía, cuyo primer volumen, El Prisma Negro, publicada en castellano el pasado 2012, ya se encuentra en las estanterías de todas las librerías y al parecer su segunda parte vería la luz en castellano a lo largo del presente 2013.




Entrando ya en materia, la presente edición en mis manos pertenece a la serie Debolsillo de Plaza&Janés, publicada en el presente 2012 en edición rústica sin solapas y contraportadas a color y unas nada desdeñables 585 páginas de extensión. Su presentación pese a ser un libro de estas características está bastante trabajada, usando incluso tonos en plata para ciertos apartados y una combinación de colores tanto en portada como en el lomo muy atrayentes para el lector.


Es simpática la frase que se encuentra en la contraportada:

"Coger un libro de un autor al que nunca has leído es un acto de fe. He aquí mi oferta: concédeme un par de páginas y yo te daré un viaje como no habías soñado."

Tras estas palabras de ánimo, pasamos al texto en sí. La historia presenta algunos tópicos de la literatura fantástica y otros más comunes de la narrativa fantástica actual, de modo que el texto tiene una tónica en general más cruda y adulta que otros, poniéndolo en un punto cercano a Brandon Sanderson o Patrick Rothfuss. Se trata de la historia de Azoth, uno de tantos huérfanos que malviven en Cenaria y que sueñan con un futuro mejor. En el caso de Azoth, su deseo es convertirse en un gran ejecutor y quién mejor para enseñarle que el legendario Durzo Blint, leyenda viviente del gremio y hombre temido y respetado por todos. Pero conseguir sus enseñanzas y estar a la altura implican un sacrificio mucho mayor de lo que el joven creía. Debe cambiar de identidad, dejando atrás su pasado, convertirse en otra persona que se desenvuelva en un mundo muy distinto, entre intrigas de todas las capas sociales, moviéndose en la sombra, al filo de la navaja. También implica un mayor conocimiento de uno mismo y de su Talento personal, algo que parece inalcanzable para el frustrado joven por mucho que lo intenta. A la par que se desarrolla su historia, también lo hace la situación política de su reino, que está en manos de un rey demente que ha mandado a su único competidor real a luchar en la frontera y hace caso omiso en la medida de lo posible de los auténticos señores de la ciudad, el grupo conocido como Sa'kage, los líderes de todos los negocios oscuros, desde la trata de esclavos a los prostíbulos y los crímenes. Sin embargo este equilibrio de fuerzas pronto se romperá debido a la presión exterior y Azoth debería elegir entre ser efectivamente el sucesor que Durzo Blint desea o hacer caso a su corazón.

Esta disyuntiva se desarrolla con bastante acierto durante el total del libro, que se hace ameno y bastante interesante de leer. Los personajes son bastante prototípicos, eso sí, pasando por el supuesto frío asesino perfecto y el chico noble que no quiere matar a nadie a menos que no tenga elección, pasando por la chica frágil a salvar o el noble, aunque alguno de estos estereotipos sufren cambios a lo largo de la historia debido a los acontecimientos que se van sucediendo. En ningún momento se hace aburrido pasar de las conspiraciones mayores al ámbito más personal del día a día del aprendiz de asesino y la aparición de un trío de personajes encabezados por un extravagante profeta llamado Dorian le dará un punto de mayor trascendencia. La historia se encuentra igualmente bien cerrada en cuanto a trama se refiere, dejando algunos cabos para proseguir en las siguientes entregas pero dejando todo lo demás terminado sin dar la sensación de obligatoria continuidad. 

Apenas un par de puntos negativos se pueden poner a esta novela. Uno de ellos es que hay algunos pequeños errores ortográficos; el otro es el que personalmente denomino "síndrome George Martin", pues es un recurso que emplea Weeks en esta historia que el autor de Canción de Hielo y Fuego usa con bastante, y cansina, asiduidad. Engañar al lector no es algo que impresione y además completamente innecesario, por lo que podría habérselo ahorrado. 


En cualquier caso es una novela accesible, menos de diez euros, por lo que para aquellos que soportamos con filosofía la escasez de novedades fantásticas es una compra acertada y que no defraudará salvo a los más exigentes. Aunque per se es muy entretenida de leer, veremos qué ocurre conforme avance la trama de esta trilogía, pues una historia como esta necesita tanto una visión individual como de conjunto. 

P.D. Te odio, Titoaur, ahora tendré que leerlas todas por tu culpa  ;)

2 comentarios:

  1. pues ya verás cuando acabes la trilogía :). Vas a fliparla!

    ResponderEliminar
  2. Eso espero, eso espero. La cosa pinta bien visto el primer libro :)

    Gracias por comentar.

    ResponderEliminar