lunes, 12 de noviembre de 2012

Club del Pentagrama: Un receso para Las Máscaras

Sin prisa pero sin pausa, así podrían definirse las últimas sesiones de nuestro grupo de rol de mesa y la periodicidad de sus reuniones. En esta ocasión volvemos a retomar al grupo que se ha aventurado valientemente a intentar resolver la campaña de Las Máscaras de Nyarlathotep, pero dando un pequeño rodeo que pasa por Escocia antes de indagar en los misterios de la urbe londinense usando un módulo procedente del librito de aventuras En Las Sombras, publicado por La Factoría.



Día 15º, llegada a Southampton. Al fin el grupo sale del barco aunque con una baja por la aparición de un Vagabundo Estelar (aunque nadie sabe que se llama así, obviamente), deseosos de poner al fin pie en tierra y salir del opresivo Mauritania, que si bien es un lujoso navío se ha hecho pequeño a todos después de los sucesos acaecidos los días previos. Nada más desembarcar, la policía y los periodistas buscaron conseguir toda la la información posible del grupo, pero estos, cansados y a sabiendas de que contar la verdad lo único que conseguiría es dar con sus huesos en un manicomio en el mejor de los casos, optaron por desviar el asunto a que no habían visto al desaparecido durante el final del día que precedió a su desaparición. Fue en ese momento que uno de ellos recibió una carta de un amigo de la Universidad llamado Mickey Mahoney, el cual le urgía a reunirse con él lo antes posible en Escocia, concretamente Aberdeen, donde había ido para hacerse cargo de la herencia de su tío. Sin embargo, pocos minutos después, un telegrama para la misma persona le indicaba que no fuera, que todo estaba en orden. ¿Qué estaba pasando? Se auguraba un viaje en tren hasta Aberdeen vía Londres y Edimburgo, que haría que los investigadores viajaran hasta la hora bruja, las doce de la noche, para llegar allí.

Lo curioso fue que, ya instalados en un hotel y a punto de irse a la cama, un artículo del periódico local llamó su atención. Al parecer Mickey había desaparecido el día anterior y no se conocía su paradero. El día siguiente traería consigo una intensa labor de información que llevaría al grupo al periódico, donde el investigador de campo consiguió gran cantidad de recortes tras seis horas de búsqueda; a la policía para hablar con el inspector que llevaba el caso; y a correos para ver si alguien había visto al misterioso hombre que puso el telegrama. Ya tras haber almorzado, quedaban tres cabos de los que tirar, al menos los más importantes que se intuían: visita al hospital psiquiátrico para ver a un miembro de una expedición marítima en la que participó Drake que estaba interno allí, visitar la casa de uno de los doctores que estaban a cargo de dicha expedición y había muerto curiosamente poco después y visitar la casa del difunto tío de Mickey, que al parecer había desaparecido en el mar... todo en el mar.

La visita al manicomio no aportó nada especial. El joven interno parecía estar en shock y solo farfullaba sobre monstruos en las profundidades bajo el mar. La visita a la Universidad sí arrojó un dato curioso: al parecer el doctor iba a enviar una misiva al doctor Armitage, director de la biblioteca de la Universidad de Miskatonic, pues según él había ciertos paralelismos entre lo que ocurría en la zona en la que ellos habían estado trabajando durante la expedición y otra cercana a la costa de Massachussets. Por último, el grupo consiguió ir a la casa, donde estaban de velatorio por el difunto. Allí descubrieron una nota manuscrita y una a máquina, ambas referentes a algo que el hombre decía ver en la ventana y la segunda un resumen de lo que habían visto durante la inmersión en la batisfera, donde mencionaba cosas que recordaban demasiado a lo que atormentaba al pobre estudiante del psiquiátrico. Además el lugar parecía húmedo, con mucha humedad ambiental, algo bastante extraño y para lo que no consiguieron una explicación apropiada. 

Van quedando menos opciones en las que mirar, todavía está pendiente visitar la casa del familiar de Mickey y el grupo espera que rebele más datos sobre el destino del joven, que bien pudiera haber corrido la misma suerte que su predecesor, dado que ambos están en paradero desaparecido. Pero esa es otra historia y será contada en otra ocasión...

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada