jueves, 20 de septiembre de 2012

Luna Llena, un nuevo caso para Harry Dresden

No hace tanto me comprometí conmigo misma a ponerme al día con una de las sagas de la literatura fantástica más urbanas que se han escrito. Traída al mercado español por La Factoría de Ideas, con la que no comparto bastantes cosas pero sí agradezco que haya tenido el detalle, podemos disfrutar con periodicidad variable de toda una serie de aventuras y desventuras de un mago muy MUY poco convencional.

Procedente de Casa del Libro


En este caso, Luna Llena fue publicado en castellano en 2007. Como siempre, se ha editado en rústica con solapas y un total de 288 páginas. Su portada mantiene esa ambientación oscura que ya caracterizaba la anterior publicación, solo que en este caso la gran Luna que da nombre al libro hace acto de presencia enmarcando en parte la figura del héroe que mira a su espalda en una pose un tanto inquieta. Dresden, como he mencionado arriba, es una figura un tanto difícil de encasillar, el antihéroe, alguien que tiene tantos defectos como virtudes y que no se lleva bien con los suyos, siendo vigilado estrechamente por el Concilio Blanco... y con razón, pues constantemente se mete en líos de toda índole. En esta ocasión, como da a entender el título de la obra, la cosa va de hombres lobo. La historia retoma varios meses después de lo ocurrido en el libro anterior, momento en que Karrin Murphy vuelve a ponerse en contacto con Dresden para investigar una serie de brutales asesinatos de difícil explicación dentro de los parámetros normales.

Como en el caso anterior, la acción no deja momento para detenerse y se sucede de forma incesante casi desde el mismo comienzo hasta el final, intercalando con ciertas explicaciones sobre la naturaleza y tipología de los licántropos y presentando más personajes dentro de la historia que podrían tener implicaciones en otras historias posteriores. La trama es sencilla, cumple el sencillo propósito de entretener y es muy amena de leer, aunque está algo cogida por los pelos en cuanto al final, algo rocambolesco y en el que nuestro protagonista, como en tantas ocasiones anteriores, salvará la vida por los pelos gracias a su inteligencia rápida, incluso en los momentos más difíciles, y a la ayuda de los aliados más inesperados en los momentos donde parece que todo está perdido. Es por esta razón que puede parecer un poco artificial, suponiendo que alguien quiera buscar realismo en una obra de ficción, y de cierta linealidad que no le quitan en ningún momento la agilidad de la lectura y el interés por ver qué pasa a continuación. El lenguaje es, como en el caso anterior, coloquial en la medida de lo posible. Se agradece mucho que se haya intentado mantener el uso de expresiones hechas, buscando en castellano alguna que remotamente quiera decir lo mismo que la que posiblemente venga en la edición inglesa. Esto acerca más la obra al lector español y da a entender el interés que hay por parte de la editorial en lograr una buena traducción y el trabajo del responsable de pasar el texto a la lengua de Cervantes.


Es por eso que sin tratarse de un libro que deba ponerse en un pedestal por su gran prosa o por otras razones, se convierte en una lectura entretenida y adictiva con la que pasar los ratos de ocio, hace que el lector quiera avanzar en la trama y que, al llegar al final, se haya terminado la historia de forma más o menos completa y siga teniendo el gusanillo por leer la siguiente aventura que, esperamos, pronto pueda comentar en una futura reseña.

2 comentarios:

  1. Los libros son entretenidos cuando menos pero las fantasmadas empiezan a acrecentarse segun pasan las novelas. Acabo de terminar Latidos Mortales (que tengo que reseñar) y aunque es divertidisimo ya mosquea que todos aquel que tiene poder en el mundo magico ande detras de Dresden para que se una a su bando. Ya veras ya!!!!

    ResponderEliminar
  2. Miedo me das, ya llegaré eso sin duda. De todos modos ya me doy cuenta que todos los libros siguen un esquema similar de planteamiento.

    Gracias por comentar :)

    ResponderEliminar