lunes, 3 de septiembre de 2012

El Club del Pentagrama se atreve con Yggdrasill

Creo que a estas alturas todos saben que en este grupo se ha jugado a muchas temáticas y sistemas. Desde el eterno Rolemaster a Vampiro, pasando por La Llamada de Cthulhu, Dragonlance, Pathfinder, Kult. Savage Worlds, La Marca del Este, Burning Wheels o Ánima. Aun así es imposible jugar a todo siempre. Ni todo el que dirije normalmente puede permitirse todos los juegos del mercado, ni siempre se tiene ganas de jugar a una u otra temática y completar una aventura con cierta trama, es decir, que no sea una aventurilla de un día, requiere varias sesiones hasta verse terminada. Es por eso, entre otras cosas, que hasta ahora seguíamos sin echarle mano a un juego que teníamos curiosidad por ver cómo funcionaba en mesa. Ahora podemos decir que también le hemos dado su merecida oportunidad y aquí está el resultado. Bienvenidos todos a Yggdrasill.


Para comenzar, como es preceptivo, rentaba utilizar una aventura sencilla, dado que máster y jugadores no estaban familiarizados con el sistema salvo por lo visto en las jornadas y unos repasos un tanto apresurados al manual. Teníamos constancia de que "Primeras Armas", aventura gratuita de la web de Holocubierta, servía como introducción posible a la campaña del libro. Por esta razón y por lo sencillo de la aventura, fue la elegida. Los jugadores se hicieron un thulr, un hirdmen, un noble hijo del jarl y un berserk (ese nunca falta).



Cuidado a partir de aquí, aviso de SPOILERS para quien no haya jugado la campaña, cada cual sabrá si debe seguir leyendo o no...

Según la aventura, el jarl no estaba muy contento con el rey Frodi e intentaba por todos los medios rehuir el posible compromiso de rendirle pleitesía. Es por esto, principalmente, que el jarl había reunido a los suyos en su capital para hacer una gran asamblea y una fiesta en la que esperaban se dijera quién sería el candidato a sucederle cuando él se encaminara al otro mundo. Sus dos hijos, uno de ellos el pj, eran los postulantes. Como primera prueba se escogió una cacería para proveer para el banquete y ambos fueron junto a un nutrido grupo de cazadores a la espesura con tal idea en mente, sin embargo la suerte iba a ser incierta para el grupo de pjs, que descubrió que no estaban solos allí. Tras una escaramuza en la que cogieron un prisionero, regresaron a la ciudad pensando que la presencia de este hombre y su grupo no podía ser casual. Habían conseguido sacarle que eran una escolta para otra persona que se había ido hacia la ciudad y no había querido que ellos le acompañaran, thulr como el que acompañaba al hijo del jarl, allí presente, y que se había reunido con alguien de quien facilitó una somera descripción.

Las pesquisas en la ciudad no dieron mucho fruto y los pjs se encontraron inmersos en las ceremonias previas al banquete, la llegada de la hija mayor del jarl y su marido y el encuentro con muy diversas personalidades. La fiesta transcurrió sin incidentes. A pesar de ello el jarl, prevenido por su hijo, mantuvo a sus hirdmen en guardia por lo que pudiera pasar. Cuando todos se fueron retirando, el thurl decidió seguir a un curioso personaje, hermano del novio, un tal Stigandi, hasta la casa de huéspedes donde se alojaba todo el grupo que había venido con la hija embarazada del jarl. Algo aturdido, sin duda por el cansancio de todo el día y la copiosa comida, tan solo vio un par de figuras entrar y salir de la casa, regresando pocas horas antes del amanecer y reportando que no había visto nada anormal.


El día siguiente trajo extrañas nuevas. Por un lado la repentina indisposición del jarl; por otro, un posible enfriamiento de su hija embarazada. Estos dos hechos sí intrigaron a los pjs, que supusieron que el tipo que perseguían debía haber atentado contra uno o los dos, por lo que se pusieron manos a la obra e intentaron indagar más sobre todo ello. Al volver a interrogar a su cautivo, este acabó por decirles que el tipo que habían escoltado había creado un par de piedras mágicas que se había llevado consigo, por lo que pronto se pusieron a buscar runas o piedras inscritas en las habitaciones de ambos enfermos. En la del jarl no encontraron nada, en la de la hermana, tan solo una bolsita con runas que ayudaran con el embarazo. Afortunadamente para la mujer, una völva identificó las runas y a dos de ellas como diferentes, posiblemente no fueran para lo que se suponía que debían ser. Dado que no tenían más pistas, y la völva parecía reacia a leer el futuro tan solo porque ellos no supieran qué hacer, destruyeron las piedras y dejaron pasar el tiempo... Al día siguiente ambos habían mejorado y el tal Stigandi se marchaba con parte de la comitiva con el fin de reemplazar a su hermano al frente de la colonia que habían dejado ambos para acudir a las tierras del padre de ella. Los pjs sospechaban tremendamente de este tipo pero no tenían pruebas, por lo que el noble se marchó y ellos no descubrieron nada más. Más tarde, elucubrando, recordarían los dos hombres en la noche que viera uno de ellos y que podría haber sido la pista que se les fue de las manos... lástima. Al menos podían decir que habían salvado la vida de la mujer y de la criatura en su seno y que al jarl le quedaban bastantes años que vivir y una decisión importante que tomar, la cara y cruz de una aventura que culminó con éxito relativo.


El sistema en general pareció a todos muy intuitivo, aunque el combate resultó bastante complejo y también la magia, con la que ninguno estaba muy familiarizado. No se usaron todavía maniobras de combate ni nada que no estuviera dentro de la mecánica básica del juego, ni tan siquiera se tiraron las runas del destino con el fin de hacer un acercamiento progresivo y beneficioso para todos. Las sensaciones han sido buenas, así que no descartamos retomar la historia, en cuanto el máster (yo en este caso), pueda sacar algo de tiempo que actualmente el trabajo y otras ocupaciones le consumen. ¿Alguien más ha experimentado cierta confusión con el combate o con la forma de usar la magia? ¿Qué tal ha funcionado esta partida en vuestras mesas o habéis visto que ha ido en jornadas? 

No hay comentarios:

Publicar un comentario