jueves, 19 de julio de 2012

Tentación de Ángeles, de Michelle Zink

En las frías noches de diciembre terminé la reseña de una trilogía, La Profecía de las Hermanas. En ella Michelle Zink nos presentaba una aventura entretenida, con mucho de romance pero bastante trama. Es por ello que la publicación en castellano de otra de sus obras, Tentación de Ángeles, hizo que le decidiera pronto a lanzarme a su lectura, aprovechando para hacer un paréntesis tras el denso Danza de Dragones (que ya he leído en castellano) y entre mis lecturas del interesante Ghosts of Albion, del que ya llevo la mitad. ¿Alguien quiere saber más? Solo es necesario seguir leyendo...

Imagen procedente de TheBookMuncher
Como en ocasiones anteriores, es Anaya la encargada de traer este libro al mercado en castellano. Se trata de un libro publicado en rústica con solapas y una portada más cercana en esta ocasión a la idea original de las portadas publicadas en inglés de esta autora, donde priman los rostros de chicas dado el giro al tema romántico que tienen las tramas de Zink en general. Aquí no hay posibilidad de llamarse a engaño, la historia gira hacia esa temática y lo anuncia sin ningún reparo. El resumen de la contraportada es un tanto críptico y no dice nada de lo que se va a encontrar el lector una vez comience el relato, básicamente redunda en la temática romántica del título.


Ya en cuanto a la historia en sí, se trata de la vida de la joven Helen Cartwright, una chica que disfrutaba de la vida apacible y llena de las chicas de familias adineradas de su época y cuya plácida existencia se ve bruscamente truncada con un asesinato y el incendio de su casa, lo cual hace que nuestra protagonista tenga que reunirse con aquellos a los que sus padres la encomendaron, Griffin y Darius Channing (qué recuerdos me trae siempre este apellido), descubrir quién es ella en realidad y enfrentar a aquellos que pretenden acabar con todos los que quedan de un antiguo grupo de custodios de origen angelical que siguen luchando para proteger el mundo mortal. Para ello contará con la ayuda de los Channing, el misterioso Galizur e incluso su antiguo amigo Raum Baranova, exiliado desde hacía mucho tiempo y en paradero desconocido hasta la fecha. A esta aventurilla, que es muy sencilla de inicio a fin y con elementos ciertamente tópicos y típicos de cualquier libro de fantasía, se le suma la temática del triángulo amoroso también muy común hoy día en la literatura juvenil: chica que duda entre chico bueno y chico "malo", porque el bueno es tierno y dulce y el malo tiene esa peligrosidad que da carisma y morbo a este tipo de relación. Al final tendrá que tomar una decisión, ¿por quién acabará decantándose Helen? Cuántas decisiones en tan poco tiempo y en medio de tantos problemas y peligros. Solo hay que leer las casi cuatrocientas páginas del libro para averiguarlo...


En cuanto a estética, el libro es sencillo, su presentación correcta y pese a algunas faltas en la puntuación que hacen que haya que pararse un poco para distinguir diálogos de descripciones, por lo general entra bastante bien. Mi particular opinión es que es un libro más, no tiene nada original ni aporta nada de interés, existiendo tantos libros ahora de temática sobrenatural con más calidad, como Angelology o Medianoche o incluso la saga Crepúsculo. Esta es una obra de consumo para aquellos que gusten mucho del amor sobrenatural, aunque hay poco de sobrenatural en la historia para lo que podría ser, pasando casi de puntillas por todo el libro, aunque su excelente relación calidad precio hace que para aquellos que gusten de este tipo de libros pueda ser una opción aceptable de cara a las lecturas del verano.

No hay comentarios:

Publicar un comentario