jueves, 5 de abril de 2012

Los Juegos del Hambre, por Suzanne Collins

Después de un breve descanso, retomamos algunas cosas más de la literatura fantástica. En este caso me he decantado por un librito que está actualmente en boga a causa de su próximo estreno en el celuloide en castellano, tras estar cosechando buenas críticas y taquillas allá por yanquilandia. Se trata de Los Juegos del Hambre, la primera parte de una trilogía que viene de la acreditada mano de Suzanne Collins.

Suzanne Collins nació en agosto de 1962 en Connecticut, hija de un oficial de las fuerzas aéreas que sirvió en la guerra de Vietnam. Como hija de militar, viajó bastante durante su infancia, estudiando Artes Dramáticas en Alabama y licenciándose en la Universidad de Indiana en Arte Dramático y Telecomunicaciones. En 1991 comenzaría a escribir para series infantiles de televisión y comenzaría su carrera literaria dentro de la literatura infantil y juvenil tras conocer al autor James Proimos. Su primera saga se llamaría Las Crónicas de las Tierras Bajas, inspirada en parte en las famosas obras de Lewis Carroll, Alicia en el País de las Maravillas y sus continuaciones. Aparte de esta saga, de la que se han publicado cinco libros, escribió dos libros infantiles más: La prueba de fuego: Shelby Woo y Cuando Charllie McButton Perdió el Poder. Sería ya en 2008 cuando publicaría el libro que nos ocupa, Los Juegos del Hambre, y recibió buenas críticas y ventas lo que hizo que la saga continuara con El Llamas en 2009 y concluyera en 2010 con Sinsajo.



Los Juegos del Hambre, publicada en castellano por la editorial Molino en cartoné con sobrecubierta en el presente 2012 (al menos la edición que manejo). La portada es tremendamente sencilla y perfecta para el libro, aunque al principio quien la vea no sabrá qué significa es cuestión de tiempo y de páginas el hacerlo. La trama se desarrolla en un mundo devastado por la guerra donde la gente se ha reunido y vive en una especie de gran metrópoli compuesta por trece distritos controlados por una sede central llamada Capitolio. Debido a la diferencia brutal entre las condiciones de vida de Capitolio y los Distritos, éstos se alzaron contra la sede central. La guerra terminó con la victoria de Capitolio, superior en tecnología y recursos, la destrucción del Distrito 13 y la sumisión de los otros doce con un recordatorio constante y anual, los llamados Juegos del Hambre. Estos llamados juegos son en realidad una prueba de supervivencia donde un chico y una chica de cada uno de los distritos deberán competir entre sí hasta que solo que de uno con vida, el cual será elevado sobre el resto y obtendrá todas las riquezas que pueda soñar.


La historia sitúa al lector en los septuagésimo cuartos juegos, momento en que la protagonista indiscutible de la obra, Katniss Everdeen, con 16 años, se ofrece como voluntaria para participar protegiendo así a su hermana menor, que ha sido elegida al azar por mala suerte. Acompañada de un amigo, el hijo de un panadero llamado Peeta Mellark, se verá catapultada a otro mundo y otra vida, un cambio radical respecto a su existencia en el Distrito 12, lanzada a un combate a muerte contra otros 23 jóvenes como ella y se verá obligada a madurar y tomar unas decisiones que ninguna chica de su edad debería verse obligada a tener que tomar. Por supuesto mientras se desarrolla la trama, no faltará el toque romántico en la forma de un triángulo amoroso entre la propia Katniss y los dos amigos más cercanos de su vida. Sobre todo esto y mucho más, gira la trama argumental de esta primera novela de la trilogía, no voy a entrar en más detalle para no spoilear demasiado a quien todavía no la haya leído.

Los personajes están bien tratados, me ha gustado tanto la protagonista, que yo diga eso ya es elocuente, como los secundarios. Todos están presentados como entes independientes, con sus propias ideas, forma de expresarse y demás. Llama la atención que la protagonista no sea perfecta, como suele ser cliché en la mayoría de libros de fantasía que se centran en un sólo personaje que resuelve todo sin problemas, nunca duda, es precursora, inventora, etc. Se nos presenta más bien a una chica joven, madura por sus vivencias personales pero con muchas dudas que irán sucediéndose conforme avancen las páginas y sólo con una idea clara: regresar a casa. Por supuesto ni en argumento ni en personajes podría compararse este Juegos del Hambre con otras novelas de la catadura de las escritas por Martin, Sanderson y demás, donde el estilo es mucho más pulido y elegante y sus personajes están más madurados y sopesados. Este libro pertenece más al género de la literatura juvenil que los otros, aunque haya temas que trate que estén más pensados para ser vistos por lectores adultos más que por jóvenes. También el estilo es fresco y ágil, la trama no decae y la acción se mantiene casi de forma constante haciendo amena e interesante la lectura. El final es correcto, cerrando la trama principal y dejando cabos sueltos para poder proseguir en la siguiente entrega.

Posiblemente lo más interesante sea la mezcla de temáticas, donde se puede apreciar una dura crítica a la guerra, a las desigualdades sociales y a los reality shows tan en boga en todas las televisiones del mundo, algo que hace que esta novela pueda considerarse de actualidad e interesante para todos los públicos. La forma de presentarla, la rebeldía de los personajes ante esta realidad, es muy inteligente, constituyendo el punto fuerte de la obra y el motivo final por el que su lectura me parece tan recomendable. Es por todo esto que no puedo dejar de recomendar a cualquier lector, ya sea más o menos adulto, la lectura de este libro que en un principio puede parecer dirigido a un público infantil y juvenil y que, sin poseer gran estilo literario y personajes novedosos, es ameno, entretenido y, por encima de todo, inteligente. Esperemos que la película esté a la altura del argumento original y como ya ocurriera con El Señor de los Anillos o Canción de Hielo y Fuego lleve a muchos nuevos lectores a indagar entre sus páginas.

5 comentarios:

  1. "Posiblemente lo más interesante sea la mezcla de temáticas, donde se puede apreciar una dura crítica a la guerra, a las desigualdades sociales y a los reality shows tan en boga en todas las televisiones del mundo"

    Básicamente nada nuevo entonces, En PERSEGUIDO de Arnold Schwarzenegger (1987) ya se trataba esto precisamente, y en The Gamer de Gerarld Buttler tres cuartos de lo mismo.

    ResponderEliminar
  2. Una de las cosas que me llamaron más la atención de este libro fue precisamente esa crítica a la televisión y los medios. Me gustó bastante, y coincido contigo: esperemos que la película no defraude. Aunque el hecho de que la autora haya sido también la guionista me da algo de confianza :)

    ResponderEliminar
  3. Indudablemente nada es ya una novedad total y absoluta, pero que sea llevado a un libro y la forma de tratarlo me ha gustado y hace que me resulte interesante la lectura. Eso no quita para que el tema haya sido tratado ya con anterioridad como bien dices, Imladris. Precisamente ayer estaba intentando recordar varias películas de temáticas similares y también pensé en The Gamer. Dale una oportunidad si te gusta el género.

    Cucaracha en su guarida, el libro es interesante y ameno, a ver qué pasa porque no siempre la crítica es sinónimo de que guste al gran público. A ver qué tal.

    Gracias a los dos por comentar :)

    ResponderEliminar
  4. A mi me parece un copy-paste de Battle Royale, aunque menos gore, aun así como no lo he leido no quiero decir que sean iguales, aun así el parecido es razonable :).

    ResponderEliminar
  5. Es bastante probable que se parezcan, yo siempre he dicho que ya todo está más que inventado y solo se pueden dar vueltas de tuerca a las cosas, pero si son agradables de leer pues eso que se gana uno.

    Gracias por comentar.

    ResponderEliminar