lunes, 16 de abril de 2012

El Club del Pentagrama... Doble sesión

No contentos con una sesión de un solo juego, en esta ocasión nos liamos la manta a la cabeza para jugar no a una sino a dos partidas diferentes aprovechando que nuestro aforo se completaba después de meses bajo mínimos. Normalmente cuando estamos todos aprovechamos para jugar a un clásico entre los clásicos, el viejuno Rolemaster con ambientación SdlA. Después, cuando las horas transcurridas nos arrebataran a uno de los jugadores, la acción regresaría donde se quedó la semana pasada y de empuñar espadas y lanzar magia pasaríamos a visitar el radiante país de los egipcios con misterio incluido en Rippers, ambientación para Savage Worlds.


Imagen procedente de Biblioteca de Inmadon



En esta sesión tocó terminar con una de las aventuras incluidas en este suplemento para SdlA, no traducido al castellano que yo sepa. En ella, un grupo de aventureros: Algeir el paladín elfo; Delmeron, el monje semielfo; Grunk, el guerrero enano; Jak Ronnel, el ladrón rohirrim; Varyallë, la maga elfa; y Alwë, la sanadora elfa, ha sido contratado por el ejército de Carondor para limpiar una franja de terreno boscoso de alimañas entre esta ciudad y la de Dispar donde se quiere construir un camino que una ambas urbes. 


Acompañados por un representante del ejército, un tal Borandhil, en la anterior sesión el grupo salió de la ciudad y pasó por la zona de granjas, donde encontraron a un par de curiosos sujetos sospechosos de ser unos farsantes cazadores de trolls y que el grupo obligó a acompañarles a punta de espada para que dejaran de vivir a costa de unos humildes campesinos. También descubrieron varios pequeños enclaves enanos vacíos y abandonados y llegado hasta un último punto donde una puerta se escondía entre la maleza...


...Y no hubo que esperar mucho para que comenzaran los problemas porque antes siquiera de poder mirar lo que había tras la puerta un grupo de grandes lobos atacó al grupo por la retaguardia. Aunque uno de ellos parezca un poco escuálido, mordía y daba caña como el que más.


Por si fuera poco, llegan refuerzos. Dos trolls bajan de la parte superior de la zona de la puerta y el baile continúa durante bastante tiempo. Como era de esperar, el combate se alarga por la cantidad de tiradas, críticos y baile de espadas típico de una escena de este tipo con el sistema de Rolemaster, que es muy completo pero también muy complejo. Después sólo hubo que entrar al lugar y explorarlo, saquear vilmente el tesoro que había dentro y fin de la aventura. Todo preparado para seguir adelante aunque con cierta polémica sobre qué hacer con los dos "cazatrolls", uno de los cuales se mató al activar una trampa de foso dentro del complejo enano.


Buntke, nuestro máster, en su salsa con una de las dos pantallas que suele usar para dirigir Rolemaster. La satisfacción reflejada en su cara se entiende a posteriori: se estaba preparando para repartir estopa a los pjs, algo con lo que disfruta MUCHO.


Pausa, se nos va uno de los jugadores. Cambio de escenario, de hojas de pj y de dibujos en el mapa. En la anterior reseña, el grupo había visitado el manicomio y visitado al orate Davis con el fin de descubrir algo más sobre qué hizo que acabara en aquel estado. Siguiente parada, la escena donde fue encontrado el arqueólogo, se impone una visita al museo de El Cairo.

Imagen desde egiptomania.com
Echando un vistazo a la sala, el grupo se percató de una estatua en el rellano de unas escaleras que conducían a un piso más arriba. Se trata de una imagen que podría ser tomada por una representación del dios Set, pero se trata más bien de un esbirro. A sus pies, una placa reza: "Aquí hay sabiduría". Merced a un subterfugio, Axel y Brian se encuentran en el lugar donde efectivamente hay algo bien escondido... y otra cosa inesperada, un par de momias bastante vivas.


La sorpresa es mayúscula y las momias están encima de los pjs... o al menos tan cerca que podrían darles collejas sin mucho esfuerzo. La gente huye ante el alboroto como es natural y pronto solo quedan los pjs y las momias como visitantes del museo.


¡Uy! Salvado por una carta. Si no llega a ser por ella, el pobre investigador "agraciado" con las atenciones de una de las momias hubiera mordido el polvo. Menos mal que en Savage existe este Adventure Deck con cartas bastante útiles si se usan en el momento apropiado.


Pero bueno, menos caras largas que ya tenemos el otro trozo del mapa y con una visita a la biblioteca y consulta de referencias el grupo dispone ya de la localización donde debería estar el dichoso ankh. Sólo falta un cabo suelto, visitar al astrólogo que mencionaba Davis en su locura, un tipo que vive en la parte antigua de El Cairo, un sitio donde no ir de noche, que es precisamente lo que hace el grupo. En cualquier caso, el astrólogo sólo abre por la noche, por lo que tampoco hubiera servido de nada ir durante el día.


Se baraja la tragedia, las cartas de iniciativa se ponen en marcha de nuevo en las manos de nuestro malignoso máster y en esta ocasión es un asesino el que está a punto de acabar con la vida de alguno o todos los miembros del grupo si se ponen al alcance de su cuchillo. Con su sangre en las manos una vez conjurado el peligro y dudas sobre quién lo habrá mandado (¿Imhotep?), termina esta larga sesión. Es más de la una de la mañana y tantas horas de aventuras requieren un descanso adecuado. 

Continuará...


 Vista previa

2 comentarios:

  1. A mí me salieron mis primeros dientes de leche con Rolemaster. :)

    Felicidades, espero que hayáis disfrutado. :)

    ResponderEliminar
  2. A mí también ;) Sí que lo disfrutamos aunque a veces se echa de menos que el combate sea un poco más ágil. Por lo demás estupendo, muchas risas, espadazos y todo lo necesario para una partida de espada y brujería.

    Gracias por comentar :)

    ResponderEliminar