viernes, 23 de marzo de 2012

El Mundo de los Vikingos, por Richard Hall

¿Me he vuelto de nuevo una sesuda estudiante de la facultad? No, más bien me he acercado con curiosidad en esta ocasión a un libro que, siendo un estudio, está publicado en un formato un tanto más divulgativo que un ensayo normal sobre un tema histórico como es el caso de la civilización vikinga. No es un tema muy generalizado dentro de las publicaciones en castellano, pero este libro en concreto, editado por una editorial de gran prestigio dentro de las publicaciones históricas como es Akal, es relativamente reciente, 2007 (un dato importante a la hora de comprar una monografía actualizada). Gracias a Titoaur por dejármelo.

El doctor Richard Hall, autor de este libro, nació a finales de la década de 1940 y era director de Arqueología de la York Archaeological Trust. Dirigió excavaciones en la propia York en yacimientos de la época vikinga y ayudó a crear el Jorvik Viking Centre en la misma ciudad. Es un experto destacado del mundo vikingo y falleció desgraciadamente en septiembre del pasado año a los 62 años. Entre otras obras escribió The Viking Dig y Viking Age York.

La presente obra, Exploring the World of the Vikings, fue publicada en el 2007 y al año siguiente en castellano por la editorial Akal en su colección Grandes Temas. El formato es mayor del acostumbrado para una monografía, está editado en cartoné con sobrecubierta y profusamente ilustrado con más de 300 imágenes, de las cuales 141 son a todo color. También se acompaña de una escueta guía geográfica, una bibliografía y un índice analítico, componentes muy útiles y adecuados para un manual de este calibre.


La obra está dividida en nueve capítulos bien estructurados que mantienen un orden coherente para ir progresando de forma más o menos cronológica por todos los estadios de la cultura vikinga. Comienza aclarando términos, definiendo la procedencia de los vikingos, un tema poco tratado debido especialmente a la falta de material arqueológico, especialmente en forma de escritura, existente. Desde sus relaciones con el imperio romano hasta la atomización y poco a poco la unificación de los territorios que de forma clásica se les atribuyen, se hace un repaso de lo que se sabe hasta la fecha. 


Después se hace un repaso a lo que se conoce sobre la forma de vida de estas gentes: su organización social, sus casas, sus útiles, incluso tratando el papel de la mujer en esta sociedad y haciendo referencia al tema más conocido de su sociedad: el comercio y la navegación.


Posteriormente en los siguientes cuatro capítulos, divididos en zonas geográficas, se hace referencia a la época clásica de los vikingos y aquello por lo que fueron más conocidos: sus invasiones, colonizaciones y el comercio. Estudia particularmente el hecho de estos movimientos que llevaron a la cultura nórdica a llegar a tierras tan lejanas como Islandia, Groenlandia y posiblemente el norte del continente americano así como las colonias que allí se fundaron con el fin de comerciar y adquirir productos que exportar a su lugar de origen. Esto no quiere decir que no hubiera incursiones y razzias a lo largo y ancho del Atlántico, que afectaron especialmente a Inglaterra, en parte a Francia, también a la Península Ibérica y que llegaron hasta el Imperio Bizantino. Sin embargo no buscaban zonas en las que asentarse o navegar por exceso de población como se ha dicho durante mucho tiempo. El autor sostiene que la demografía era sostenible en este momento y que posiblemente fuera el deseo de conseguir fortuna y gloria lo que llevaría a estas gentes a arriesgar su vida en viajes por mar. El último capítulo de esta parte dedicada a la época más conocida de los vikingos habla sobre la religión y el arte de estas gentes, la asimilación de sus dioses con otros de otras culturas cercanas y las expresiones artísticas recogidas a lo largo y ancho de los lugares en los que se asentaron.


En los capítulos séptimo y octavo se pasa a tratar la última etapa histórica de esta civilización, donde se suceden tres de los reinados más conocidos como son los del rey Harald, Svein Barba Hendida y Canuto, el último gran rey que llegó a controlar Dinamarca, la costa de Suecia, Noruega, Inglaterra y las islas del norte de Escocia. También se recoge el abandono de las colonias de ultramar, la escisión de Islandia y el "abandono" de Groenlandia. 


Por último, y no menos interesante, se hace un breve repaso por la historia de la arqueología del mundo vikingo, cómo comenzó el interés por esta civilización y cómo se comenzaron a realizar las primeras excavaciones, aumentando progresivamente su eficiencia merced al desarrollo de nuevas técnicas de excavación, datación y una mayor formación de aquellos arqueólogos que excavaban los yacimientos. También, como dato curioso, añade algunas imágenes de festividades en las que se conserva algo del "espíritu vikingo" aunque sea solo en un intento de recrear de forma más o menos fidedigna la vestimenta de estos valientes hombres y mujeres que tantas historias han protagonizado.


En resumen, estamos ante una monografía interesante para todo aquel interesado en el mundo vikingo. Puede ser algo densa, dado que sus explicaciones y desarrollo vienen siempre respaldados por cuantiosos datos y yacimientos, origen de los trabajos que han permitido exponer tales hipótesis, pero que pueden ser áridos para alguien poco acostumbrado a este tipo de libros. También es interesante de cara a recrear juegos de rol históricos, me refiero sobre todo al Yggdrasill, reseñado ya en entradas anteriores, aportando un trasfondo histórico útil a la hora de presentar a los jugadores un mundo creíble, real y duro pero no por ello menos emocionante y potencialmente lleno de grandes gestas todavía por escribir.

No hay comentarios:

Publicar un comentario