jueves, 22 de diciembre de 2011

Planes Oscuros, la Trilogía de la Orden del Libro avanza

Hace tiempo que tengo ganas de hacer esta reseña, pero por una cosa o por otra al final siempre se retrasaba un día, más y así hasta ahora. Este tiempo he estado leyendo libros sobre La Rueda del Tiempo (que será reseñado en dos entradas dividiendo la obra justo a la mitad dada su enorme longitud), por lo que tuve que posponer un poco la lectura de esta aventura para nuestra conocida Marca del Este. Ya va siendo hora de subsanar el retraso y aquí tenéis el resultado.

Tras una primera parte titulada El Enclave, Planes Oscuros recoge el testigo exactamente en el punto donde su predecesora la dejó: con los personajes huidos y perseguidos, acusados injustamente y obligados a buscar algún tipo de redención. En esta ocasión veremos cómo esos planes van tomando forma y lleva a los protagonistas de la aventura hasta el Gran Pantano, un lugar lleno de secretos, lugares olvidados y tribus perdidas que llaman a este sitio su hogar. ¿Serán capaces los personajes de sobrevivir al Gran Pantano? ¿Conseguirán llevar a cabo sus planes y con ellos su regreso a Robleda? Son interrogantes que serán resueltos a lo largo de la historia.

Comentar que esta aventura no mantiene el estilo normal que suele tener la mayoría sino que se ha optado por convertirla en una experiencia bastante poco usada en los juegos de rol pero sí conocida para aquellos amantes de los videojuegos, el sandbox. Para los que no conozcan el término, se refiere básicamente a que se ofrece un amplio mundo y ninguna trama principal clara, dando la posibilidad de recorrer al gusto todo el lugar y optar por realizar todas las misiones de menor calado que se encuentran diseminadas por éste, ya sea en forma de una petición directa o bien fruto del hallazgo de un enclave olvidado que invita a la exploración. 

Tal vez por este motivo Planes Oscuros ofrezca un número de páginas mayor que su predecesor, llegando al nada desdeñable número de 107 páginas numeradas sin contar los mapas incluidos al final de al aventura. Al principio del libro se hace un resumen de lo ocurrido en la entrega anterior para que sirva como recordatorio a los que comenzaron esta historia en Robleda y también para dar una idea al máster de qué ocurrió de cara a introducir a su grupo directamente en el Gran Pantano. Después de una introducción que da unas pinceladas sobre las posibilidades para acceder a la aventura de cara a quien vaya a dirigir la aventura, se pasa a describir lugares y encuentros y, al final, aprovecha para hablar de los monstruos con sus estadísticas, las tribus de la zona y las infusiones.

La historia, como siempre, es innovadora e interesante alejándose de los tópicos de las sencillas aventuras que eran las que componían el corpus de las primeras ediciones de Dungeons and Dragons. La aventura tiene además una duración indeterminada. Aprovechando su estilo sandbox permite tener multitud de aventuras más allá de las simplemente descritas en este libro, dando tanta libertad a los másters como a los jugadores de incluso varios meses de partidas todo sin salir del Gran Pantano y llegando incluso más allá. Sin embargo, y pese a su interesante aporte, también tiene varias lacras que hacen que cojee sensiblemente. En primer lugar, la aventura es tremendamente abierta. Tal vez para un módulo suelto, esto no representaría ningún inconveniente pero para una trilogía de aventuras sí es más complicado porque al dar tanta libertad no necesariamente todos los grupos de aventureros harán las mismas cosas o de la misma manera dando pie a la siguiente pregunta, ¿cómo va a enlazar esto con la última parte de la trilogía de forma coherente para que todos regresen de nuevo a un punto común sin que parezca forzado? Esta cuestión me lleva al segundo punto en el que me parece que flojea algo esta aventura. Dado que se trata de una especie de puente entre la primera y la tercera parte, no nos encontramos ante una historia con un principio y un final, sino que no existe final. Todo queda parado como en un impass a la espera de ver en qué se concreta todo el esfuerzo previo sin tener muy claro qué ha pasado o cómo va a afectar a lo que viene detrás. De hecho hay determinada misión, que parece más o menos la más importante de esta aventura, que queda inconclusa, lo cual deja cierto regusto amargo y que no permitiría continuar con el resto de los encuentros de Planes Oscuros de llevarse a cabo en primer lugar.


Deteniéndome en el apartado de la edición, decir que se trata de un módulo publicado en rústica con solapas con la misma calidad que sus predecesores. En ese aspecto también brilla con luz propia el apartado gráfico pues las ilustraciones mantienen la calidad a la que nos tiene acostumbrada la gente de Holocubierta y es que Breogán Álvarez hace un excelente trabajo en todas y cada una de las ilustraciones que aparecen tanto en la portada como en el interior.


La maquetación interior también mantiene la misma línea clásica de sus predecesoras dando ese aspecto agradable de old school a esta publicación.


Los mapas son, como siempre, impecables. Con la posibilidad añadida de descargarlos de la web de la propia editorial, todo un acierto que se repite desde nuestra querida caja roja.


Sin embargo lo que podría ser un producto redondo se ve deslucido enormemente por las erratas que aparecen diseminadas por el libro y que también desgraciadamente aparecían en Lo Que El Ojo No Ve. Me parece una pena que esta aventura, que tantas virtudes tiene, interesante precio y un aspecto tan bueno en comparación, sufra la lacra de faltas de ortografía y pequeñas erratas de impresión. Un tirón de orejas para la editorial, que debería intentar mejorar también este punto.

Para finalizar, resumiendo todo lo anterior, nos encontramos ante una nueva aventura para La Marca del Este que mantiene su alto nivel en cuanto a originalidad e interés, que nos acompañará durante todo el tiempo que queramos dadas las posibilidades de amortizar el escenario con el único límite de la imaginación de cada máster pero que puede presentar problemas debido sobre todo a esta indefinición en ciertos apartados que se supone harán de enganche con la tercera y última entrega. Un producto interesante y bastante cuidado que pierde algo de su lustre por alguna que otra errata del interior pero que, sin duda, sus seguidores sabrán perdonar.


11 comentarios:

  1. Como siempre, tus análisis muy correctos y en el clavo. A ver si nos aplicamos en corregir eso.

    ResponderEliminar
  2. La verdad es que es realmente frustrante ver como una y otra vez sea caen en los mismos errores... somos humanos no? XD

    Me encanta como siempre, felicidades Argéntea ;-)

    ResponderEliminar
  3. Yo también espero ver una progresión hacia mejor porque me gustan mucho las publicaciones de La Marca.

    Gracias a los dos por comentar y felices fiestas.

    ResponderEliminar
  4. Me ha gustado mucho la reseña, presenta concienzudamente el libro sin desvelar nada referente a la aventura.

    Un saludo

    ResponderEliminar
  5. Buena reseña, todo bien presentado y como dicen mas arriba, sin spoilers.

    Saludos!

    ResponderEliminar
  6. Gracias a los dos por vuestros comentarios y sobre todo por leer mi reseña hasta el final. Me alegro que os haya gustado.

    ResponderEliminar
  7. Hola Argéntea, soy acrobata2000 y tengo muchas ganas de conocerte. Sendel del círculo, me ha hablado mucho de ti y creo que eres una persona muy interesante.

    Lo primero es agradecerte que hayas hecho esta magnífica reseña. Gracias de corazón por tu esfuerzo y tu tiempo. Siempre he apreciado la sinceridad.

    No puedo nada más que pedir disculpas, en nombre de la editorial, por los errores de impresión y faltas de ortografía. Es más, si por un casual las tuvieras anotadas, serías tan amable de pasármelas. Te lo agradecería enormemente. Si no, no pasa nada.

    Por otro lado, comentar o aclarar que Planes Oscuros está diseñado con esa intención (un módulo inconcluso que pone los pilares de lo que será la tercer y última entrega de La Trilogía. No me malinterpretes, no trato de justificarme. Simplemente, sé que soy consciente de que cuando decidí acabar así la aventura supe que muchos se cagarían en mis muelas...lo sé.

    Terminar ya solamente aclarando tu pregunta "¿cómo va a enlazar esto con la última parte de la trilogía de forma coherente para que todos regresen de nuevo a un punto común sin que parezca forzado?" No te preocupes, ¡que encajará!...te lo puedo asegurar. ¿Forzado? No lo creo. ¿Atrevido? Sí. Y, como se decía en el programa del la tele del "un, dos, tres" y hasta aquí puedo leer...

    Un cordial saludo, acrobata2000

    ResponderEliminar
  8. Bueno, esas cosas las sabes tú que eres el creador, para los demás parece forzado pero igual cuando tengamos en mano la última parte se convierta en "atrevido". Intentaré pasarte eso a través de nuestro amigo común.

    Un saludo y gracias por comentar.

    ResponderEliminar