martes, 15 de noviembre de 2011

El Temor de un Hombre Sabio, por Patrick Rothfuss

En la literatura fantástica se han sucedido varios hitos. El más grande sin duda fue el maestro Tolkien con su Tierra Media, una obra que todavía creo que ningún otro escritor ha podido superar. Después llegó la fantasía épica con la edad de oro de Dragonlance y Reinos Olvidados,que fue decayendo conforme su producción menguó y la calidad de las novelas comenzó a alejarse mucho de lo que habían sido sus predecesoras. Solo La Rueda del Tiempo o La Espada de la Verdad mantuvieron el género a flote, todavía ambas sin concluir. Afortunadamente una tercera hornada de autores ha venido a tomarles el relevo, abanderada sobre todo por dos grandes nombres: George R. R. Martin y Brandon Sanderson. En esta nueva fase de la literatura fantástica, los autores han abogado por tramas más adultas sin cortarse a la hora de mostrar en toda su crueldad tanto a los supuestos héroes como a los villanos y es en esta última etapa en la que hace su aparición Patrick Rothfuss con  La Canción de la Llama y el Trueno, que por su extensión debió dividirse en tres libros correspondientes a tres días sucesivos. El Temor de un Hombre Sabio corresponde al segundo día y ha sido puesto a la venta en el mercado español a primeros del mes de noviembre causando gran expectación por parte de todos aquellos que ya leyeron su precuela, El Nombre del Viento.

Patrick Rothfuss nació en junio de 1973 en Madison (Wisconsin). Se matriculó en la Universidad de Wisconsi-Stevens Point, localidad donde vive y aunque tenía previsto estudiar ingeniería acabó por ir cursando las asignaturas diversas que llamaban su atención sin decidirse por una carrera en concreto. Fue en estos años que comenzaría a escribir su Canción de la Llama y el Trueno. Posteriormente se graduó con titulación en inglés y cursó estudios de magisterio, acabando finalmente por dar clases como profesor adjunto de la Universidad que le viera comenzar a cursarlos. Cuando presentó su Canción para ser publicada, fue rechazada por varias editoriales y no fue hasta que ganó la competición "escritores del mundo" (2002) con un extracto de su obra que no consiguió que una editorial se interesase en ella, la dividiera y la publicara. El Nombre del Viento lo hizo en 2007 y El Temor de un Hombre Sabio en 2011. El tercer libro de esta saga que al final se ha dado por llamar Crónicas del Asesino de Reyes todavía no tiene fecha de publicación, aunque se cree que está ya siendo revisada por el autor para su próxima publicación y tiene por título provisional "Las Puertas de Piedra". Obviamente tras el gran éxito de su obra, Rothfuss ha podido dejar su trabajo en la Universidad y vive de su trabajo como escritor. Ha obtenido varios premios durante el 2007 entre los que se incluye el Quill.

A partir de aquí hay spoilers, he intentado que sean los menos posibles pero advertidos quedáis.

El Temor de un Hombre Sabio retoma el segundo día en que Kvothe, en principio un posadero bastante peculiar, cuenta la historia de su vida a un viajero que le buscaba y que se presenta como Cronista. Kvothe no está solo en su peculiar papel de posadero sino que le acompaña un extraño joven llamado Bast, quien parece ser su aprendiz. El libro mantiene la tónica que ya se vio en su anterior entrega intercalando los momentos en el presente con breves pausas e interludios con la narración de la vida de este excepcional hombre capaz de las mayores proezas o las más absurdas estupideces. Arranca con la vida universitaria de Kvothe, quien tendrá que ingeniárselas para poder seguir estudiando y conseguir el suficiente dinero para costearse los medios necesarios para vivir. En esta parte de la historia los paralelismos con Harry Potter son más que seguros y es que es difícil innovar en algo como la vida escolar de dos jóvenes de características tan parecidas: muy inteligentes, muy problemáticos y poco carismáticos. Así Kvothe mantendrá la amistad de aquellos que ya fueron presentados anteriormente: Simmon y Wilem, a los que se unen Fela y Mola. También ahonda en la extraña relación de Kvothe con Denna, la enigmática chica que acompañara al protagonista en la actuación que le dio el caramillo de plata con su portentosa voz, una relación que puede llegar a aburrir al más paciente por la reticencia del chico a ser franco con Denna y la manía de ésta de huir en el momento más inesperado de la ciudad. Sin embargo este año Kvothe tiene más problemas de lo normal para poder llevar una vida normal y es que su antagonismo con Ambrose Anso se tensa hasta extremos poco sostenibles y comienza a tener clase con el más excéntrico de los profesores de la Universidad: el maestro nominador Elodin. 

Finalmente, necesitado ya definitivamente de un noble que le patrocine, Kvothe recibe una propuesta de Threpe, uno de sus amigos dentro del ámbito de los músicos. Threpe le propone que se desplace hasta las tierras del maer Alveron, uno de los nobles más poderosos de su reino llegando a rivalizar con su rey, quien ha pedido consejo y ayuda al propio noble para encontrar a alguien discreto que pudiera servirle en un servicio. Aconsejado por sus amigos y allegados, Kvothe emprende viaje hacia las tierras del maer ya no solo por obtener su mecenazgo en su carrera como músico sino también para ayudarse de su considerable influencia y poder investigar más a fondo aquello que persigue desde hace tantos años: los Chandrian y los Amyr. Finalmente consigue ponerse a su servicio. No será fácil su andadura en la corte. Teniendo que sortear todo tipo de intrigas, acabará por desbaratar una conspiración y ayudará a su nuevo señor a conquistar la mano de la muy noble Meluan Lackless, heredera de una de las familias más antiguas del país para además verse embarcado en una empresa arriesgada junto a un grupo de mercenarios. Será entre estos mercenarios que conozca a Tempi, un luchador adem seguidor del Lethani y practicante del Ketan, un arte marcial que le convierte en un luchador excepcional. El conocimiento y la curiosidad, las dos pasiones de Kvothe, le meterán en problemas con Tempi haciéndole viajar hasta la tierra de los Adem donde al final podrá estudiar más a fondo los secretos de esta forma de vida y estilo de lucha, y además le hará caer durante una temporada en las redes de Felurian, una fata que le llevará a su mundo y acabará por mostrarle varios de sus secretos durante el tiempo que ambos pasaron juntos en su tierra.

Pero no todo podía salir bien a Kvothe, que ya regresaba a la corte del maer dispuesto a obtener su ayuda para seguir con sus investigaciones sobre los Chandrian y los Amyr, recibe un fuerte revés y se ve obligado a regresar de nuevo a la Universidad, aunque ya no es el mismo chico que se fuera hace al menos un año, ha cambiado. Sus vivencias, sus nuevos conocimientos y el haber conseguido llamar al viento en varias ocasiones le permitirá comenzar a entender mejor al maestro nominador y sacar más provecho de sus enseñanzas. A su vez, verse libre de tener que ganar cada moneda con gran dificultad le permitirá dedicarse a otros proyectos y menudencias que antes no podía para terminar la historia de este segundo día de narración con una celebración en que Kvothe invita a todos sus amigos, posiblemente un impass antes de que estalle la tormenta... pero eso llegará con el siguiente libro.

Este Temor de un Hombre Sabio es una novela con algunos altibajos en la lectura. Está dividida claramente en dos partes correspondiendo a una primera que transcurre en la Universidad; la segunda, su viaje a Vintas y el regreso a la Universidad intercalándose capítulos de interludio donde se desarrolla el presente, aunque con mayor lentitud. 

Durante la primera parte cabe destacar su relación con sus amigos y enemigos así como algunos personajes secundarios más desarrollados ahora y que poseen una personalidad que les hace sobresalir ya desde el primer libro como son Auri y el maestro Elodin. Estos peculiares habitantes de la Universidad tienen ahora más líneas en la obra y en su compañía se desarrollan las escenas más peculiares de esta parte de la historia. Como contrapunto está el romance con Denna, que a mí particularmente me aburre ver cómo el tira y afloja prosigue incesantemente como si de un extraño cortejo se tratara. 

En la segunda parte, el viaje a Vintas, prosigue el dichoso tira y afloja con Denna, que parece estar en todas partes como si fuera la sombra aburrida del protagonista. También tiene lugar la historia de Kvothe en la corte, que es bastante entretenida, pero que tiene un final bastante aburrido con su viaje con los mercenarios del maer. Las aburridas páginas de viaje del grupo, donde no pasa nada relevante, al menos traen consigo el acercamiento a Tempi, un personaje bastante entretenido y peculiar que se sale de la monotonía de la historia en sí y es el artífice de que Kvothe acabe visitando a los Adem, donde descubrirá al fin algunos datos más sobre los Chandrian aparte de lo anteriormente descrito. Después viene la etapa con Felurian que a mi modo de ver tampoco aporta nada demasiado relevante salvo un único detalle que después será recordado una y otra vez tanto en la historia relatada como en los interludios con el momento presente. 

Resumiendo lo anterior, no voy a decir que este Temor de un Hombre Sabio sea una mala historia, pero desde luego no llega al nivel de su predecesor. No termina de enganchar, no aporta nada nuevo sino que mantiene una línea continuista y hay ciertas escenas que se podrían haber reducido con la consiguiente mejora del ritmo de la lectura. Lo que podría haber sido una ruptura para dar más interés y un soplo de aire fresco a la historia como es el viaje de Kvothe, no llega a ser más que algo anecdótico pues las partes del libro en las que el protagonista está en la Universidad son más interesantes. Sinceramente, es una historia entretenida pero que no despunta como algo tan irrepetible como se anunciaba desde que salió a la venta la primera parte y el personaje protagonista acaba siendo tan aborrecible a mis ojos como lo fue Harry Potter en las novelas de Rowling. Al igual que en estas novelas serán los secundarios los que consigan puntos a favor de la lectura, ya que Auri, Elodin y Tempi consiguen hacer que me olvide con su presencia de la tremenda arrogancia y estupidez de las que en muchas ocasiones hace gala el propio Kvothe. Lo mejor de todo, la advertencia con la que está relacionada el título de este libro:

"Todo hombre sabio debe temer tres cosas: la tormenta en el mar, la noche sin luna y la ira de un hombre amable".


5 comentarios:

  1. Si no es mejor que la primera, y a mi la primera me pareció que la alargó hasta el aburrimiento con la parte de la Universidad y el roamance "que si, que no"... Ya me está dando pereza.

    ResponderEliminar
  2. Normal que te dé pereza, yo tengo esperanza que la tercera parte ya entre en materia de una vez...

    Gracias por comentar :)

    ResponderEliminar
  3. Yo iba a empezar a leerme el primero ahora, pero despues de lo comentado me está empezando a dar cosa :)

    ResponderEliminar
  4. A mi el primero me pareció aburrido con su extrema dosis de Denna, un personaje totalmente inútil y estúpido. El segundo me ha parecido bastante mejor, no un cambio brutal, pero me ha gustado más pese a tener partes de Denna, Felurian (aburridísima la parte de Felurian) como otras. Aunque la parte de cuando se encuentra con otros Edena Ruh es brutal.

    ResponderEliminar
  5. Stealth te han faltado las comillas cuando mencionas a los "Edena Ruh" si son los que yo creo xD. A mí me pasa lo mismo con Denna, me aburre, pero hay otra gente que parece que solo valora ese tipo de historias en novelas y por tanto les gusta mucho esa parte, lo cual respeto profundamente :).

    Gracias por comentar.

    ResponderEliminar