martes, 27 de septiembre de 2011

A Dance with Dragons, una esperada secuela de George R. R. Martin

Mientras los fans no dejan de preguntar hasta la saciedad a Gigamesh cuándo saldrá la esperada traducción al castellano de este quinto volumen de Juego de Tronos (y la editorial responde con evasivas o con bastante falta de tacto en ocasiones), algunos se han adelantado y han preferido comprar el libro en inglés y leerlo de una vez para saber de todas todas sobre sus personajes favoritos que dejaron en situaciones bastante peliagudas en Tormenta de Espadas. También ha habido un grupo de usuarios españoles que ha decidido hacer su propia traducción para permitir que aquellos que no posean un conocimiento tan exhaustivo de la lengua de Shakespeare puedan leer con bastante certidumbre el libro antes de la traducción original, siempre sin idea ni pensamiento de sustituir una por otra. Gracias a ellos actualmente es posible leer tanto el original en inglés como una traducción aproximada antes de que aparezca la definitiva y todo ello permite que sea posible esta reseña.

Aviso: contiene spoilers. Si alguien no quiere saber nada de nada antes de leer el libro, por favor que no siga leyendo la reseña.

George R. R. Martin, nacido en Bayonne el 20 de septiembre de 1948. Atraído desde su infancia por la escritura, comenzó precozmente a poner por escrito sus primeros relatos, lo cual no fue óbice para que estudiara periodismo en la Universidad de Illinois y en 1971 se graduara. Con posterioridad a eso se ha dedicado a su faceta de profesor de instituto y mantiene contacto con el mundo del ajedrez y, como no, continua siendo un apasionado del noble arte de la escritura, estrenándose en 1977 con Muerte en la Luz, la cual ya le haría recibir premios como el Nebula. A partir de ahí se dedicará en exclusiva a escribir tanto novelas como guiones para Hollywood, publicando también el Rag del Armaggedón y Los viajes de Tuff, otra novela con la que obtendría cierto reconocimiento. Cambiando de temática, escribiría igualmente El Sueño del Fevre, una novela dedicada a los vampiros bastante interesante. Después de ello se estableció en Nuevo Mexico en 1996 donde alumbraría la saga por la que es más conocido por sus millones de seguidores en el Mundo: Canción de Hielo y Fuego. Alrededor de esta obra también se han escrito interesantes historias cortas como El Caballero Errante (1998) o La Espada Leal (2003), que profundizan un poco en Poniente antes de la irrupción de la conocida saga.


A Dance With Dragons es la quinta entrega de Canción de Hielo y Fuego, publicada el verano de este mismo año 2011 y lanzada prácticamente a escala mundial tras el éxito considerable de la adaptación a serie de su primera entrega Juego de Tronos y que se concretó en la entrega de los Emmy que premió en gran trabajo del actor Peter Dinklage como Tyrion Lannister así como la cabecera de la serie. 

Esta entrega enlaza directamente con Tormenta de Espadas, mantiene su línea argumental paralela a Festín de Cuervos, su antecesor, para unir ambas líneas en unos capítulos ya cercano el final y preparar todo de cara a la sexta entrega (que esperemos no se demore tanto en el tiempo). 

En Festín de Cuervos ya se echó en falta a los principales protagonistas que se habían mantenido constantes en las entregas anteriores. Nombres como Jon Nieve, Tyrion Lannister, Daenerys Targaryen o secundarios como Davos Seaworth habían quedado fuera de este título que se centraba sobre todo en Brienne de Tarth, Jaime Lannister, Arya Stark, etc. desgranando algunos sucesos en el Muro, la suerte del reinado de Cersei y la irrupción de los Tyrell de Altojardín así como lo acontecido en las islas del Hierro tras la muerte de Balon Greyjoy.

En esta quinta entrega regresamos a un punto anterior donde se explica con detalle el motivo del viaje de Samwell Tarly, el maestre Aemon y la joven salvaje por barco hacia Antigua, así como los sucesos que están ocurriendo al otro lado del océano, lejos de Poniente. Daenerys es ahora reina de Meereen pero también está en el punto de mira de los Grandes Señores, los amos de las ciudades esclavistas que la ven como un peligro para su propio status quo y la obligarán a tomar decisiones difíciles si quieres mantener lo que ha conseguido hasta ahora. Sin la ayuda de ser Jorah Mormont pero con la incorporación de ser Barristan, deberá sobrevivir en una red de intrigas que se teje a su alrededor mientras sus dragones son más un peligro que una ayuda para sus planes.Lo que no sabe todavía Daenerys es que hay alguien más con derecho al trono, alguien con más legitimidad incluso que ella que también estaba escondido por uno de los antiguos valedores de su hermano, la antigua Mano del Rey Aerys, John Connington. Éste no solo revela el secreto a Tyrion Lannister sino que además regresa a Poniente y comienza a preparar el retorno del legítimo rey...

Tyrion Lannister, exiliado de Desembarco del Rey gracias a la intervención de su hermano Jaime, atraviesa el océano sin tener muy claro qué hacer a continuación. El reconocimiento del magister Ilyrio así como una revisión de sus opciones le pone en camino hacia Daenerys, la única con poder para devolverle su lugar y vengarse de Cersei, quien ha puesto precio a su cabeza por la muerte del padre de ambos, Tywin Lannister. Su suerte no es demasiado buena en ningún caso, pero le llevará a reencontrarse con Jorah Mormont y a volver a poner en juego su ingenio para sobrevivir a un periplo al que cualquier otro hombre no podría haber sobrevivido. 

Por otro lado, Stannis Baratheon sigue con sus planes para anexionarse el Norte y poder reclamar el Trono de Hierro como legítimo heredero de su hermano Robert. Para ello debe enfrentarse a una amenaza bastante peor de lo que parecía en un principio y es que los Bolton y los Frey, aliados de los Lannister, están intentando unir el Norte bajo el liderazgo de lord Roose Bolton y su hijo bastardo, Ramsey, legitimado por el actual rey Tommen como su heredero. Esta alianza Bolton-Frey acabará por hacerse visible en la forma de un matrimonio entre Ramsey y Arya Stark, supuestamente encontrada y traída hasta Invernalia para su boda con el sanguinario lord Ramsey. Con el fin de evitar esto, Stannis parte del Muro con sus huestes y la ayuda de las tribus del Norte contra Invernalia, pero una dura tormenta de nieve parece que podría decidir la suerte de ambos bandos incluso antes de encontrarse en el campo de honor. Por otro lado, ser Davos es enviado a Puerto Blanco para conseguir la adhesión de lord Manderly, pero es descubierto y apresado cuando se dirige a entrevistarse con el lord, quien ya ha hecho un pacto con los Frey para respaldar a lord Bolton en sus pretensiones. En este juego de poderes aparecerá la figura del siempre controvertido Theon Greyjoy, cuya suerte había sido un misterio hasta ahora y que tendrá mucho que decir de cara a cómo terminará la confrontación entre el aspirante a señor del Norte y Stannis Baratheon a no mucho tardar.

Finalmente, el sur comienza a despertar. Siempre había parecido que Dorne era un gigante dormido, una fuerza que esperaba determinado momento para despertar y mostrar al fin sus verdaderas intenciones, ya esbozadas cuando Oberyn Martell dio muerte a la Montaña que Cabalga, llevando a cabo la venganza de su familia sobre el asesino de su hermana. Es ahora cuando los Martell, en la forma del príncipe Quentin, hijo de Doran Martell, y el propio Doran comenzarán a mover sus bazas tanto hacia Desembarco del Rey como de cara a su posible alianza con la Madre de Dragones, Daenerys, que sigue al otro lado del océano.

Con varias guerras en ciernes y mucha incertidumbre de cara al sexto libro se despide esta entrega, que no pasa de ser una entrega puente que deja a medias gran cantidad de cosas sin aclarar nada ni terminar con ninguna de las que quedaron pendientes en anteriores entregas. Esto resulta algo frustrante pues da la impresión de que los hechos se eternizan y enlentecen sobremanera cuando el lector pide que al menos parte de las tramas vayan viendo su final mientras se lanzan las nuevas incógnitas. Martin en ese aspecto no ha sabido contentar a sus lectores, que llevaban esperando esta entrega desde la tercera, Tormenta de Espadas, y pasaron por ciertos baches con Festín de Cuervos.

Los personajes no cambian en su mayoría aunque cabe destacar a tres figuras que sobresalen por méritos propios entre el resto de los que pueblan esta obra. Por un lado tenemos a Daenerys, que si anteriormente no dejaba indiferente a nadie, ahora seguro que tampoco. En ocasiones una niña mimada y tonta y en otras tan adulta y decidida se vuelve más apocada en esta entrega, pasando a ser sus capítulos insufribles y aburridos hasta la saciedad. Por otro lado tenemos a John Connington, la gran revelación de esta entrega. Decidido y tenaz, se nos muestra a un hombre que ha pasado del atolondramiento y deseo de gloria de la juventud a una peligrosa madurez donde ha aprendido lo suficiente como para poner en serios aprietos a sus antiguos enemigos y aliados, con unas ideas muy claras y un firme propósito que parece darán un vuelco al desgarramiento de Poniente. Por último y como más destacable se encuentra Theon Greyjoy. En las anteriores novelas aparece como alguien disoluto, engreído y en general más dado a la traición que a la lealtad incluso por quienes le acogieron como un miembro más de la familia. En esta Danza de Dragones Theon ha cambiado, ha sufrido a manos de Ramsay Bolton de una forma inenarrable que se irá desgranando poco a poco y explicará cómo Theon ha sucumbido al horror que se ha visto obligado a sufrir hasta quedar reducido a la nueva identidad de Hediondo. Durante el propio desarrollo de la trama, este Hediondo irá recuperando la consciencia de quién es en realidad, con flashes momentáneos y formas de hablar que dejarán claro quién tiene el control en cada momento y un desarrollo de su psicología sencillamente brillante, todo un gran logro narrativo del autor. 

Es de esperar que la sexta entrega sea definitivamente la que decida si todas las prometedoras señales que lanzaron las tres primeras obras de la saga llegarán a buen fin o sus buenas maneras se han diluido en una historia tan grande y compleja que escapa en parte a las manos de su propio autor. Es, en cualquier caso, mucho mejor que su predecesora Festín de Cuervos, con más acción, más agilidad y más incógnitas, un resurgimiento de la trama que abre camino a un final que promete ser increíble... o al más completo desastre si no se sabe manejar bien.

1 comentario:

  1. Estupenda entrada que con spoilers y todo me he quedado flipando, realmente estamos ante una nueva obra maestra y esta vez la hemos podido vivir en nuestro tiempo.

    A ver cuando saco tiempo para sumergirme de nuevo en las tierras de poniente...

    ResponderEliminar