lunes, 2 de mayo de 2011

Demonio: La Caída, la rebelión de los Ángeles

Bastante hace ya desde que White Wolf sorprendiera a propios y extraños con su primera gran publicación de gran éxito dentro y fuera de sus fronteras, un producto que se denominó Vampiro: La Mascarada y que fue el comienzo de lo que sería Mundo de Tinieblas y que seguiría produciendo, aparte de todo tipo de suplementos y nuevas ediciones para Vampiro otra serie de manuales que complementaran y ampliaran este MdT como serían Hombre Lobo, Mago y Wraith. A partir de ahí comenzó cierta decadencia, posiblemente por lo enorme del proyecto, la falta de una directriz clara de metatrama que agrupase a grupos tan heterogéneos y quién sabe qué cosas más y surgieron otros productos más minoritarios y de calidad menor como fueron Changelling, Cazador o Momia (aunque habrá a quienes le guste, para gustos colores). Estas líneas más minoritarias también por ser sus mitos o ideas más reducidas o localizadas en diferentes zonas, no llegaron a calar tanto en el mercado posiblemente porque no eran mitos tan extendidos como el de los anteriores. También tuvo salida Orpheus, un producto extraño y difícilmente clasificable, que quedó igualmente en el limbo al menos en lo que al mercado español se refiere.

Es en este panorama, cuando ya había pasado el año 2000 y se publicaría en 2003 el fin del antiguo MdT en todas las líneas cuando llegó casi por sorpresa un último grupo de sobrenaturales que cerraría completamente la línea: Demonio: La Caída.

De vuelta a la línea de los anteriores, los elegidos pertenecían a un grupo popular de seres sobrenaturales, los demonios, y sus orígenes estaban claramente relacionados con la religión cristiana aunque no siguiendo como era de esperar al pie de la letra lo escrito por la Biblia sino solo lo suficiente como para darle un trasfondo rico en fuentes que permitiera una ambientación más asequible a cualquiera que se acercara a él, como ya ocurriera con sus grandes líneas de MdT Vampiro, Mago y Hombre Lobo, que habían recibido el mismo tratamiento con gran éxito.

En este caso nos encontramos con un Mundo que se remonta al principio de todas las cosas, cuando Dios creó el Universo y a todos los seres que habrían de habitarlo, entre ellos al hombre. Pero, antes de eso, creó otros seres de energía, parte de sí mismo y sus intermediarios capaces de llevar a cabo Sus órdenes y designios que fueron conocidos como los ángeles.

Tras la creación de todas las cosas, asignadas cada cual y cada función a una casa concreta de ángeles, llegaría el turno del hombre. A esta criatura fueron vinculados los ángeles, pues debían amarles tanto como al propio Creador. De esa guisa fue creado el Paraíso y en él moraban Adán y Eva felices y ciegos a muchas cosas, tan diferentes del resto de seres vivos y sin embargo tan ciegos a sus posibilidades como habían sido creados y fue este amor por ellos propiciado por el Creador el que haría finalmente que un grupo de ángeles encabezados por el Lucero del Alba se alzase contra lo impuesto a favor de otorgar el conocimiento a los humanos de su propio potencial.

De esta forma los ángeles se escindieron y con ellos la humanidad. Las guerras entre ambos bandos se sucedieron, primero como batallas de honor en las que los vencidos se entregaban y eran intercambiados entre sí y después como sangrientas contiendas donde los ángeles caían a manos de unos u otros.

Finalmente el Creador tomó cartas en el asunto y fue cuando los rebeldes serían encarcelados en el Infierno, un plano de la Umbra profunda donde solo existía el Vacío. Así languidecieron los ángeles y acabaron por sufrir su metamorfosis definitiva que los convertiría en los caídos, los demonios. Largo fue su encierro, lejos de la humanidad que una vez habían amado y de la luz del Creador hasta que comenzaron a aparecer las primeras grietas y algunos lograron escapar por ellas, otros llamados por mortales que de alguna forma conocían su nombre verdadero para invocarlos. Así comenzarían a regresar para encontrarse con un mundo irreconocible, con la decadencia de su creación y la desaparición de los ángeles. Muchas preguntas que responder y un mundo que controlar... todo al alcance de la mano del jugador.

Con esta premisa tan atractiva se presentaba este juego, que en España apenas vio publicados cuatro suplementos. El manual básico está dividido en capítulos bien estructurados que cuenta con una forma distinta de presentar la historia de los demonios e incluso sus Casas y Facciones a través de una historia en lugar de limitarse a presentarlo todo como si se tratase de un manual de cualquier materia escolar o pedagógica. Con esto presenta aparte de los datos en sí el punto de vista de uno de los protagonistas, o varios, que viven escondidos entre los mortales.

Como en entregas anteriores de juegos del Mundo de Tinieblas, este manual sigue una pauta genérica de creación de personajes que incluye pertenencia a una Casa, a una Facción, concepto, naturaleza, conducta, repartición de círculos entre atributos, habilidades y demás así como una serie de poderes específicos que se pueden elegir (dos deben serlo) entre los propios de la Casa y uno de menor nivel de los genéricos que poseen los ángeles caídos.

El sistema también es el propio de MdT aunque contiene todas las mejoras que ya aparecieron en el excelente Edad Oscura Vampiro y posteriores con más detalle en las maniobras de combate tanto con armas de fuego como cuerpo a cuerpo además de otro tipo de acciones que puedan realizar los personajes durante su periplo en el Mundo. 

Por último presenta diferentes tipos de antagonistas comunes que los jugadores pueden encontrar durante su exploración y consolidación con sus características y datos para aparecer en cualquier crónica así como ideas para los másters que les permitan crear sus propias historias y tramas ya sean de índole política, bélica o de investigación. Realmente Demonio, como casi todos los juegos de MdT tiene mucho que dar a aquellos que sepan exprimir bien sus posibilidades manteniendo la premisa de juego narrativo de horror personal que caracteriza a la línea y que pareció difuminarse un poco con las anteriores publicaciones a ésta.

Indicar, como he dicho en un párrafo anterior, que apenas salió nada publicado para esta ambientación contando eso sí con tres novelas temáticas ambientadas en ella llamada "La Saga de los Caídos": Cenizas y Alas de Ángel, Los Siete Pecados Capitales y La Ruina del Paraíso. También hay una antología de cuentos llamada La Sombra de Lucifer. 

En castellano solo salieron a la venta tres de ellas, las dos primeras de la trilogía y La Sombra de Lucifer.

En resumen, una bonita ambientación que surgió de forma sorpresiva como canto del cisne de lo que eran los últimos ecos de un Mundo de Tinieblas que se apagaba con la publicación en 2001 de los manuales que cerraban las anteriores entregas y que ni tan siquiera vio publicado en España el suplemento Días de Fuego de Tiempo de Juicio para esta línea en castellano (quedó reducido a un capítulo más dentro del genérico Tiempo de Juicio junto a Kuei Jin, Momias y Changellings) y limitándose a pasar un poco sin pena ni gloria por las librerías especializadas y que estando descatalogada cuesta horrores conseguir siendo sin embargo una pequeña joya más para aquellos amantes de MdT reacios a pasar al nuevo, tal vez no tan mítica como lo serían Hombre Lobo, Mago y Vampiro pero sí lo suficientemente buena como para estar a la altura de esa otra gran desconocida línea que es Wraith.

9 comentarios:

  1. Muy interesante, tal vez deberías de profundizar más en el tema, ya que pocos lo han hecho y creo que sería la mar de interesante.

    El Wraith es tal vez no el mejor, pero casi el mejor de todos los juegos :-P, para mi gusto claro.

    ResponderEliminar
  2. ¿En qué quieres que profundice? Viene bien tener esas cosas en cuenta para próximas reseñas.

    ResponderEliminar
  3. MMMMM que raro te escribí al medio día y no se ha puesto...

    Te comentaba, que me gustaría (ya que me has picado la curiosidad) saber más del juego, que facciones hay, papel de los jugadores en el mundo, posibilidad de grupos, si tiene cosas especiales como la sombra en Wraith. Y porque no algunas fotillos del interior.

    :-)

    ResponderEliminar
  4. Cuando tenga cámara (y algo más de tiempo), haré otra reseña. Una gran amiga me ha conseguido algunos suplementos, cuando los lea sería un buen momento para ahondar en la temática pero tocará esperar al veranito :)

    ResponderEliminar
  5. solo un apunte, orpheus salio despues que demonio

    ResponderEliminar
  6. Pero ya no era tanto algo de MdT tal como lo conocemos, más bien se presentó un poco aparte y de puntillas. Lo he visto pero nunca me ha llamado mucho la atención, lo reconozco. Si conoces algún sitio donde hablen a fondo de él y me lo puedes recomendar, te lo agradecería.

    Gracias por tu comentario!

    ResponderEliminar
  7. a mi orpheus no me desagrada, cierto es, que el libro en si te dice eso que es un poco aparte del MDT pero leyendo solo el basico la verdad es que tiene cosas bastante chulas (como las cartas que escriben los difuntos en plan vengativo) y al contrario que como por ejemplo momia, de este si que haria una partida.

    ResponderEliminar
  8. Es que Momia, al menos la edición que tengo yo, no está tan bien tratado como otros básicos. Se echa de menos información más detallada y, no sé, mi impresión fue que tampoco son tan poderosas como parecían.

    ResponderEliminar